domingo, 12 de junio de 2022

Patio

¿Recuerdas aquellas mariposas blancas

en el patio de Alájar, una tarde

cuando aún había luz en esa casa

y los niños jugaban, nuestros hijos,

iluminados ante tanto amor

resplandeciendo en nuestros rostros plácidos?


He vuelto al patio, no sé bien por qué.

La luz ya no es blanca, no hay mariposas

blancas, ni siquiera se oyen las voces

de los cuatro niños. ¡Hemos cambiado

tanto desde entonces! ¿Cómo les digo

que nunca volverán aquellos días?

¿Cómo hago para volver al patio

cada noche y fingir que no me importa

que ya no estás, que no es algo que piense

a cada instante por la eternidad?

miércoles, 18 de mayo de 2022

Dos años

La muerte de tu compañera te ha enterrado en vida. Ellos pueden seguir, porque tienen una vida que vivir, pero tú lo fiaste todo a una carta milagrosa que te sonrió con una luz abrumadora para luego apagarse poco a poco hasta desaparecer, metiendo el frío eterno en tus entrañas. Et lux perpetua luceat eis, pero no estaré yo allí para calentarme.

Dum vita est spes est. Hace ya tiempo que no hay vida, y te engañas si crees que hay esperanza. De nada sirve esperar; como mucho para que pase el tiempo y no cure las heridas. La sangre mana a borbotones, pero la vida aún no se extingue.

Dies irae, dies illa. Quantus tremor est futurus.

El terror está en el presente, cuando el tiempo se paró para siempre.