miércoles, 19 de febrero de 2014

Creando conocimiento


Cuando terminé la carrera de Económicas, una de las pocas cosas que tenía clara es que no quería ser profesor. Como el destino es cómplice de mi pereza acabé sacando las oposiciones de Secundaria para después estar nueve años como profesor asociado de Universidad. Ya desde que me apunté a los cursos de doctorado vislumbré la gran mentira que supone la vida universitaria en España, de la que como alumno tenía una ligera idea, de ahí que no acabara por hacer la tesis, y al final renunciara a mi plaza de asociado, calentito como estoy dando clases de Economía a mis alumnos de Bachillerato. Aún me siguen mandando correos de la universidad, y hoy he recibido uno que me reafirma más en mi opinión sobre la inutilidad (salvo honrosas excepciones) del trabajo académico.

Estimada Comunidad Universitaria:    
Desde el Centro de Estudios de Postgrado (CEDEP)  informamos del acto de defensa pública de la Tesis Doctoral titulada "ANÁLISIS DE LOS ERRORES MORFOSINTÁCTICOS EN LA INTERLENGUA DE LOS ESTUDIANTES EGIPCIOS DE ESPAÑOL COMO LENGUA EXTRANJERA", de la que es autor D. ...
Impresionante contribución al saber científico, sin duda...

11 comentarios:

Fernando Moral dijo...

Te cagas, chaval (perdón por el exabrupto, pero ante tal título no se ocurre otra cosa).

Abrazos perplejos.

Dyhego dijo...

Monsieur Ridao:
Esta mañana estaba tomándome un café en el bar de costumbre, antes de ir al curro, cuando he visto en la tele, en la sección del tiempo que hará, una lista de poblaciones donde había soplado el viento y aparecía "Alajar", así, sin acento, con vientos de 60 km/hora.
Me he preguntado,¿tendrá algo que ver con esos vientos el José Miguel?
Los mismo esta noticia tiene más enjundia que la charla esa que anuncias, jajajaja.
Salu2 alajareños.

Antonio Montes dijo...

¿De esas extravagancias no se ocupaba Sherlock Holmes para resolver casos imposibles? Es que me suena a eso. Pero en Conan Doyle sonaría gracioso, aquí no sé qué pensar, me he quedado un poco p'allá.

Un abrazo.

nariztanfiera dijo...

No llego a comprender sus burlas. A mi parecer el asunto tiene enjundia y da para una tesis o incluso dos, Porque... a ver de qué manera puede un egipcio corregir un error morfosintáctico una vez esté tallado en el bajorrelieve.

Alejandro Muñoz dijo...

Hay algo que no te pega, José Miguel. ¿Cómo se te ocurre omitir el nombre del doctorando?
Te estás haciendo mayor, querido mío.

PD. ¿No será esa presentación la excusa para que no juegues a padel mañana?

Sara dijo...

Pues eso, como dice el gran SImon Leys: "saber todo de nada". How exciting...

Anónimo dijo...

A

Anónimo dijo...

Ay hijos mios. Confiesii que yo también doy sdicto a la lectura de titulos de tesis. Por ejemplo en la base de datos Teseo se encuentran magnificos ejemplares que contienen la palabra Circunflejo o berberecho

José Miguel Ridao dijo...

Pues sí, Fernando, y eso que cada vez resulta más difícil alcanzar el estado de perplejidad.

Si fuera una charla, Dyhego... ¡Una tesis doctoral! Y probablemente becada...

Pues no, Antonio, no es gracioso precisamente.

¡Hombre, Nariztanfiera! Años ha que no asomaba las napias por aquí. A lo mejor ahí está el quid de la cuestión.

Álex: es que era un nombre árabe, y n quiero restar fuerza a mi crítica. Posible título de tesis. "El pádel y la maratón como factores limitativos de la capacidad creativa de escritores noveles entraditos en años".

¡Justamente, Sara! muy bien traída la cita, en todas partes cuecen habas, o brussel sprouts...

Gracias por la pista, anónimo. ¡Tres tesis sobre los berberechos!

Abrazos doctorales.

Er Tato dijo...

Pues fíjate que a mí siempre me ha gustado ser profesor, pero la vida profesional me llevó por otros derroteros, y corría tanto que no me pude bajar...

Por cierto, que la Universidad ya no es lo que era lo prueba el título universitario que esgrime el aspirante del PP a la presidencia de la Junta -que, por cierto, se va a comer un mojón-, nada menos que graduado en Protocolo y Organización de Eventos. Casi ná...

Abrazos eventuales

José Miguel Ridao dijo...

Ya te leí esa entrada, Tato, es una vergüenza. Y encima lo ha sacado hace un par de años.

Abrazos protocolarios.