jueves, 20 de febrero de 2014

Una profecía burbujeante


Como imagino que ya sabrán, Facebook ha comprado Whatsapp por unos 13.000 millones de euros, que se dice pronto. Hay comentarios para todos los gustos, y no falta quien dice que es un precio razonable, y que la poderosa compañía de las redes sociales rentabilizará su inversión. Pues bien, yo desde aquí vaticino, y aquí está el blog para demostrarlo, que esto es una burbuja que te cagas, del calibre de la burbuja punto com de finales del siglo pasado, y que no hará tanto daño como la nefasta burbuja inmobiliaria por lo reducido de su ámbito. Ya ven, soy adivino, un talento que tiene uno, sobre todo al observar la historia económica de la humanidad desde que a los holandeses les dio por especular con tulipanes en el siglo XVII. Eso sí, siempre hay alguien que se lo lleva calentito: no creo que Mr. Koum necesite en el futuro mendigar vales de comida, como solía hacer en su juventud, recién llegado de Kiev con su madre en busca del sueño americano: hicieron muy bien en escapar.

Si es que no aprendemos...

6 comentarios:

Er Tato dijo...

Absolutamente de acuerdo. Y sin que sirva de precedente.

Abrazos pomposos

Dyhego dijo...

Pero explíquenos por qué, home, vamosaveh.
Salu2, Monsieur Ridao.

Fernando Moral dijo...

Encima 3/4 partes del pago han sido en cromos de FB, así que es una burbuja de papel, ¡peor! Bueno, a pesar de todo el de Whatsapp se ha llevado 3.250 millones en cash. Y ahora que lo coja un galgo...

Abrazos.

PD: Prefiero las burbujas de Freixenet.

jordim dijo...

O sea que no me voy a poder librar del Whastpsps de los cojones...

Dyhego dijo...

¡Felicidades por el día de Andalucía!
¡A disfrutar!
Salu2, monsieur Ridao.

José Miguel Ridao dijo...

Tato: el tiempo nos dará la razón, aunque no sabemos cuándo.

No tiene explicación, Dyhego, es cosa de brujería, adivinación, poderes sobrenaturales...

Mejor las de un cava extremeño, Fernando.

Ni de coña, jordim, y ahora bajo la tutela del cara libro,

Gracias, Dyhego. ¡Ya hace tiempo¡ menudo flojo estoy hecho...

Abrazos diferidos.