sábado, 12 de enero de 2013

Diez cosas que debo agradecer al cristianismo


1. Bach.

2. Las vacaciones de Navidad y Semana Santa.

3. Una notable capacidad de abstracción (fruto de las homilías soportadas en mi infancia).

4. El placer de pecar.

5. Abrirme los ojos ante las injusticias del mundo.

6. Abrirme los ojos ante las injusticias de la Iglesia.

7. Los sobresalientes en Religión.

8. Una extraña alergia a Chesterton.

9. La película La vida de Brian.

10. La inspiración para este tipo de entradas.

7 comentarios:

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Ten cuidao que te van a castigar los curas. Dios no, al menos en el Jesús que yo creo,Él es un Dios bueno y misericordioso que no castiga a nadie por nada y además, nos deja equivocarnos.
Un abrazo.

Dyhego dijo...

Te s'ha orvidao mencionar las pocesiones, monsieur Ridao.
¡Rézate ahora mismico seis o siete rosarios!
Salu2 ecuménicos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

También te s´han orviado los Reyes Magos de Tarsis, Juana de Arco y la Virgen, que es muy guapa y le gusta incluso a Pilar Bardem (eso por citar solo ejemplos femeninos).

CLOCHARD dijo...

Oye, pues está muy, pero que muy bien. Y con lo que uno ha visto, y que Dios me perdone, no hay que ser muy listo, para mí Jesucristo: El primer comunista.

Salud, maestro.

Rafael dijo...

Una prueba de que se puede sacar sobresaliente en una asignatura de la que se desconoce su objeto.

José Miguel Ridao dijo...

Rafael: ahora nos reímos, pero hace no tanto no había cojones de escribir estas cosas en público. parece mentira...

Para mí eso es una tortura, Dyhego, no las aguanto.

Tienes toda la razón, Jesús, la ilusión de los Reyes Magos es impagable.

Y el poco ejemplo que se sigue, Clochard...

Very smart, Rafael!! Y lo más gordo es que el porcentaje de sobresalientes en esa asignatura roza el 100%.

Abrazos marieros.

José Miguel Ridao dijo...

Y me doy por touché, of course.