miércoles, 23 de enero de 2013

La vergüenza educativa


Han hecho de la educación una mentira; una inmensa, desgraciada, patética mentira. Los compañeros pasan más tiempo rellenando papeles, elaborando planes, diseñando competencias, evaluando incompetencias, que enseñando. Cada vez es más difícil enseñar en la escuela española, y sin enseñanza... ¿qué sentido tiene? Sin enseñanza no hay aprendizaje, y los alumnos salen igual que entraron. A lo sumo aprenden que uno no debe escribir alumnos, sino alumnos y alumnas, o alumn@s. Así se enseñan valores, así se enseña la igualdad de género. Y en la universidad, el mismo panorama. Muchas tareas, mucho pasar lista, mucho valorar la asistencia y la actitud para que al final aprueben todos, pero aprendan la mitad de la mitad de lo que aprendí yo hace veinte años en un sistema desfasado en que el profesor llegaba, explicaba su clase magistral y se iba, y yo tomaba apuntes y luego los estudiaba, y consultaba libros si era necesario, y la nota era la del examen, y a veces me preguntaban cosas "que no se habían dado", y se premiaba a los que más sabían, no a los que más interés mostraban, o hacían como que mostraban. Qué pena de enseñanza, destrozada por las hordas de pedagogos, inspectores, políticos, hasta llegar a donde hemos llegado, que hacemos lo que nos mandan por miedo a la sanción, y algunos hasta se lo creen, y los profesores somos cómplices con nuestra sumisión y nuestro silencio. Mi único consuelo es que de cada hora que hablo delante de mis alumnos, de cada curiosidad que les despierto, de cada duda que les resuelvo, saquen algo en limpio para el futuro, y ya que no puedo pedirles lo que a mí me pedían hace veinte años, al menos me mantenga firme frente a la inmundicia que nos venden como calidad educativa.

¡He dicho!

17 comentarios:

Er Tato dijo...

¡¡Ánimo valiente...!!

Un abrazo empujador

Alonso CM dijo...

Haz mías tus palabras. Pero no te sofoques, que es peor.

Un abrazo

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, "maejtros". Yo, mientras me sigan pagando...

Dyhego dijo...

Monsieur Ridao:
Y entre estudios, comisiones, viajes e informes, más de uno se forra, y no los profesores precisamente...
Salu2.

José Miguel Ridao dijo...

Y si no se forra, cobra el sueldo sin dar ni golpe, y al lado de casa. Me cago en los padres de la LOGSE.

CLOCHARD dijo...

Estamos contigo, maestro. Que no decaiga el ánimo y que siga usted dando clases magistrales haciendo uso del poder de abstracción que es capaz de concederle su inteligencia, que no caerán en vano sus palabras.

Salud.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, Clochard. El adjetivo magistral es de las pocas cosas de prestigio que nos quedan a los maestros, y ahora están mal vistas las clases magistrales.

Miss Honky dijo...

Mientras queden algunos como usted, Sr. Ridao, esto no estará perdido.

eres_mi_cruz dijo...

luego las huelgas y los sabotajes se los hacen al ministro... los profesores como tú, deberíais plantarle cara a todos esos enchufados de la consejería, que están ahí no por currículum sino por amiguismo y conozco a más de cuatro y a más de cinco, que se ponen muy dignos a la hora de justificar sus inútiles trabajos... Torretriana, el gran chollazo para no doblarla...

Historia de España, connñio... todos los españoles con la misma educación... tanta ikastola, tanto adoctrinamiento, tanto facebook y tanto modernito...

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Hace unos día me comentaba mi hijo, Jesús de la Salud, que no entendía que todo el interés de sus profesores de la Facultad, se centrara más en controlarles como a niños de primaria que en impartir las materias.
Éste es un figura estudiando, pero la verdad es que lo encuentro un poquito, o muchito, desmotivado. Lo siento por él y por el buen estudiante que se puede malograr.
Entiendo perfectamente tu comentario, un abrazo.

Rocío. dijo...

Ridaooo,no te enfurruñe que te va a salí salpullío,como tu eres tan guapo,tan listo tan culto y cobras tan poco por las entrevistas,yo cada vez que vea a un inculto te lo mando pá Álajar,porque me consta que eres un grandísimo profesor,lo malo es que vas a recibir muchas visitas,porque es cierto todo lo que dices,cada vez se prepara peor a la gente,menos mal que yo ya estoy educáy culturizá de por vida.Un beso y mucho ánimo.

Er Tato dijo...

Ten cuidado, Ridao, no te vayan a llamar franquista estos del sindicato de estudiantes...

El cartelito es para enmarcarlo. Piden libertad de expresión para la juventud. Que se expresen libres, sí, pero que al menos se expresen bien y con fundamento.

Abrazos juerguistas

Antonio López-Peláez dijo...

Los que incluso se lo creen... Ésos sí que resultan verdaderamente impagables.

José Miguel Ridao dijo...

Miss Honky: quedan muchos mejores que yo, y te aseguro que no es falsa modestia.

eresmicruz: lo de Torretriana no tiene nombre, ni lo de la Delegación de Educación. Hay más jefes que indios. Ahora los criticamos, pero llevan chupando del bote toa su puta vida, sin coger la tiza los cabrones, y si al menos se quedaran quietecitos, pero lo que haqcen es joder.

José Miguel Ridao dijo...

Rafael: tu hijo es un mirlo blanco; o, mejor dicho, pertenece a una minoría que son los que de verdad saldrán adelante, ya lo verás.

Mándamelos a Alájar, Rocío, que les voy a cobrar por las clases toavía menos que a ti por las entrevistas. Vamos a hacer de Alájar el nuevo foco del saber, la cultura y el periodismo inteligente entacao.

José Miguel Ridao dijo...

Joder, Tato, vaya cartelito, me resulta anacrónico. Yo creo que se han inspirado en la CNT de la Guerra Civil. Lo malo es que estos no saben lo que es un anarquista, ni coger una pico, ni una pala, ni por desgracia un lápiz.

Haberlos haylos, Antonio, y se les paga. Es la fe de los conversos...

Abrazos.

Antonio Montes dijo...

Suscribo de cabo a rabo.

Un saludo.