martes, 30 de noviembre de 2010

Apuntes (XXXIX): Ley de vida


Me sigue dando pena contemplar cómo Gonzalo crece día a día, algo que nunca me pasó con los otros niños. Puede que sean mis años, o la melancolía que da el saber, aunque nunca exista certeza, que ya no acunaré en mis brazos a más bebés, ni aprenderemos a reír juntos, ni nadie volverá a decirme papá por primera vez. A veces cuesta asimilar las leyes de la vida, que siempre son para bien.


***

Relatar también es vivir.

***

Cuando me siento a escribir estos apuntes y se me acaban los estímulos de fuera, que recibo a través de mis sentidos, me vuelvo hacia dentro en el sentido más potente de todos: el del entendimiento, y entonces contemplo un panorama inabarcable, un yacimiento que nunca se agota y en el que puedo dar forma a mi antojo a la materia de la vida. Y lo más sorprendente de ese bosque es que allí no habita la verdad ni la mentira, ni se distingue entre lo real y lo irrreal. Allí sólo reina mi auténtica esencia.

***

Borges era tan... culto, que no podía evitar hacer gala de su cultura.

***

A veces se nubla el entendimiento, triunfa la rabia y quien antes era tu amigo pasa a ser el blanco de tus iras, haga lo que haga, sin ser consciente de ello.

***

Esos intelectuales que desprecian a los que no lo son, son despreciables.

23 comentarios:

Cita dijo...

Dicen que mas vale tarde que nunca... He vuelto aunque no sé si puedo decir que para quedarme porque no me fio de mi ni un pelo.

Tu lo llamas ley de vida, yo lo llamaría melancolía. Ver que crecen, que te superan incluso en algunas cosas... pero el sentimiento melancólico es genial, yo a veces siento melancolía hasta de lo que no he vivido.

Besos

Cita

El alegre "opinador" dijo...

Tiene que ser una suerte acunar a un niño y enseñarle a reír... Sí que es verdad que las leyes de la vida son a veces duras de asumir. En mi caso, esa experiencia no la he tenido nunca y nunca la tendré. Cosas de la vida...
No sientas añoranza porque no lo vas a volver a vivir, siente agradecimiento a la vida por haberlo podido experimentar.
Un abrazo.

Bea. dijo...

Ay Ridao la ley de la vida es que los hijos crezcan y se sientan queridos , como dice la Rocio y creo que lleva toda la razon.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
El primero me ha llegado más que ningún otro.
Salu2.

Mery dijo...

Nada mas enriquecedor que entrar en ese bosque íntimo, único, donde no sólo habita tu esencia, sino la de la Vida. Fíjate, sin ir mas lejos, tus niños llevan tu esencia y la de tu mujer con las que han conformado la suya propia.

Las melancolías traen buenos frutos. Y fuera los pseudo-intelectuales.
Un beso

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Siempre quedarán los nietos, Ridao. Y sin tenerlos que educar, solo malearlos.
Saludos.

NGG dijo...

También me ha llegado mucho el primer apunte: sensacional.
Será por estar viendo y viviendo como crece el primero,cuidando y acunando el segundo e intentando y disfrutando con localizar el tercero.
Le apunté un día que creía se estaba estrellando contra su propia existencia, y lo decía al observar
(no sé si equivocadamente)que buscaba a menudo trascender trasgrediendo, o por lo menos es lo que yo adviertía. Bueno, pues hoy creo advertir que se ha dado usted de bocas contra toda su propia esencia.
Gracias, Ridao, por tan profundas y bonitas entradas, hace que me sienta su amigblog.

Juanma de la Torre dijo...

Me ha gustado mucho el último, José Miguel. Un abrazo.

Rafael dijo...

Lo más curioso es que en la etapa que más rápidamente cambian, ellos tienen la percepción de que diez minutos son la eternidad. ¡Quién fuera como ellos!

Ángeles dijo...

Sr. Ridao a mi me ocurre lo contrario, yo tengo ganas de que crezcan de que vivan todo lo que puedan, que nunca se sabe.
No estoy de acuerdo (para variar)con la segunda, como mucho relatar será como soñar.
Un beso

Muñoz Escasso dijo...

Ridao tu eres el Papuchi de Andlucía, así que nunca digas nunca jamás,-que las carga el diablo y tú debes tener una metralleta entre las piernas, macho.
Tengo la fortuna de que mi hijo es clavadito a su madre y a pesar de que me da malas noches, de que se mueve más que los precios,y de que a veces consigue que desee que el lunes llegue pronto; es una gozada ver la capacidad que tiene de aprender, de relacionar, de sorprenderse, de sorprenderme.
Los hijos son una aventura distinta atodas las demás, lo compensan y lo descompensan todo.
Por cierto, y aunque no venga a cuento:vaya desde aquí mi homenaje a todas las madres.Eso es amor, lo demás son sucedáneos.

soylapaqui.com dijo...

Ridao,cariño los hijos deben crecer,o se quedaran enanos,mis hijas que ya son mayores,me han dado mucho trabajo,las críe yo sola,pero estoy encantada con ellas,son trabajadoras y encantadoras,aunque a veces de serpientes,pero yo las adoro y ellas a mi,yo estoy muy a gusto de que ahora sean mayores,no veas el trabajo que me quitan.
Gracias Escasso,por tu agradecimeinto a las madres,es el trabajo más duro del mundo.

L.N.J. dijo...

Muy bueno estos apuntes José Miguel,la vida se nos presenta así, sólo hace falta saborearla.
Juanma me alegro que estés bien, he visto que cerraste tu blog.

Saludos a tod@s.

José Miguel Ridao dijo...

Qué alegría verte de nuevo, Cita. El sentimiento melancólico es subyugante, y por eso mismo peligroso.

Soy muy consciente de mi fortuna, Alegre. Nunca me quejaré de mi suerte. Un fuerte abrazo.

La ley de vida es sabia, Bea.

Gracias, Dyhego.

Eso que has dicho es muy bonito, Mery, que los niños llevan la esencia de sus padres.

Po no me quea na, Rafaé...

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Eso es lo mejor, NGG, el disfrute de la búsqueda, tanto acunar ni acunar... Ya en serio, es cierto que busco trascender transgrediendo, no lo había pensado pero es así, pero transgredir no es malo, según qué cosas. Como mi esencia es blandita, el castañazo ha sido llevadero. Como ve(s) he evitado el tratamiento, ni de tú ni de usted. Lo único es que me da reparo cachondearme de usted (no de usted, sino hablando de usted, se entiende).

Otro para ti, Juanma, una alegría verte por aquí. Últimamente cada vez que nos vemos das un pisotón y sale corriendo un enjambre de intelectuales.

¡Diez minutos la eternidad! Yo eso lo quiero según qué diez minutos, Rafael. Imagínate que eres del Madrid y son diez minutos del partido del otro día.

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Ángeles: a mí no me faltan esas ganas casi todo el tiempo, pero de vez en cuando me da la vena melancólica. Para mí relatar es vivir la vida de otros que te inventas, y esa vivencia puede ser casi igual que la real. ¡Viva la discrepancia! Resulta sospechoso que casi todos me den la razón.

No mientes ruina, Escasso, que no he atorado la metralleta. Me sumo a ese homenaje a las madres. Se lo merecen todo.

Paqui: a ver si mis hijos me ayudan en el futuro. Fíjate que yo aspiro a que me mantengan, jeje.

Hola, Lourdes. Deberían dar las instrucciones para saborear la vida.

Muchos abrazos muchos.

soylapaqui.com dijo...

Ridao,cariño que equivocado estas,mis hijas son ya bien mayores,y aun las mantengo,y lo que me queda.

José Miguel Ridao dijo...

De ilusión también se vive, Paqui. Fueraparte, deberías cobrar un alquiler a tus hijas y una parte proporcional de los recibos de casa.

NGG dijo...

Le doy permiso pa que ze cashondee de mí too lo que le zarga de la metralleta, que pa ezo es usted er dueño der blog, cohone. Y tenga cuidao con ésa, la arma( guiño a la Bibi de mis miembras), que las carga el diablo... y la descarga uno cuando puede y/o le deja la parienta.
Ahora un poco más en serio, me gusta y me siento a gusto con la gente que es capaz de respetar las opiniones y creencias de los demás sin ridiculizarle, y lo de trascender trasgrediendo es algo que pensé de usted desde el primer momento que le leí.
Un saludo trasgresor ( pero sin lengua, por supuesto, ni mariconeos, que pa eso ya tenemos al de los "orgasmos democráticos")

José Miguel Ridao dijo...

Po no hay gente que va y se hace un lazo en los cañones recortaos de la arma... Me duele sólo de pensarlo, por mucho que se tengan muchos tiros daos nunca se sabe.

Mire lo que acabo de leer a Mauricio Wiesenthal: "El materialismo nos destruye y nos arrastra en su caída por falta de valores". Y después viene a decir que el desierto moral lo aprovechan los fanáticos para conquistar. Y también dice que "no nos servirán las bonitas razones del sereno ateísmo racionalista para luchar contra esa barbarie". No es que venga mucho a cuento, pero me ha dejao acojonao. Los que no tenemos fe (hablo por mí) vamos listos... Según este señor aquí hay que mojarse. Manda güívols. Espero que no tenga razón. Yo el sereno ateísmo no lo veo por ninguna parte; más bien el sereno agnosticismo.

Volviendo a las transgresiones y tal, es muy difícil encontrar gente con la que hablar amistosamente de asuntos contrarios a sus creencias, y me alegra mucho cuando encuentro a alguien.

Un saludo inorgánico e inorgásmico.

Dyhego dijo...

...

NGG dijo...

Ese Wishental o como se llame tiene más razón que un santo(nunca mejón disho)
Pues mójate, Ridao Bacalao.

José Miguel Ridao dijo...

Zí home, con la pelúa que está cayendo...