lunes, 15 de noviembre de 2010

De la brevedad en la escritura


Desvarío laborioso y empobrecedor el de componer vastos libros; el de explayar en quinientas páginas una idea cuya perfecta exposición oral cabe en pocos minutos.

Jorge Luis Borges.

Ni que decir tiene que suscribo la frase de Borges. Así procedo, por ejemplo, en mi diario, donde apenas incluyo apuntes largos, y cuando lo hago es porque me fuerzo un poco a ello, en la creencia, cada vez menos arraigada, de que un buen escritor debe ser capaz de desarrollar largas historias, y si son pensamientos éstos deben explicarse prolijamente, para que no quepa lugar a dudas. Mi tendencia natural es a sintetizar, y desde que escribo en el blog esta tendencia se ha acentuado, debido principalmente al formato, que no se presta a entradas largas. Por otro lado, siento que si tengo algún talento lo vuelco en la concisión, en el pensamiento embutido, en las historias breves; en definitiva, me gusta ir al grano, y trato de poner el énfasis precisamente en eso, en la separación del grano de la paja. Por supuesto, también cuido el estilo, algo para mí fundamental, lo que de verdad distingue a un buen escritor de uno malo, pero no creo que nunca desarrolle mi mejor estilo en una historia de mil páginas si la puedo contar en cien. Incluso en un arte tan breve (y grande) como la poesía se resalta en mí esta tendencia, pues no suelo componer poemas más allá de quince versos. En definitiva, que al leer a Borges me he sentido plenamente identificado y, en cierto modo, consolado.

Por otro lado, no sé si es un contrasentido, pero disfruto enormemente de la lectura del Quijote y me acabo de comprar el Ulises de Joyce, aunque sobre este último tengo mis dudas de disfrutarlo, y más en la versión original, alarde lector que intentaré hacer para refrescar el idioma. Ya os contaré...

20 comentarios:

Juanma dijo...

Del Ulises prefiero no hablar, que nunca pude con él y no creo que vaya a poder...¿en original, además? Ea, suerte!!!

En cuanto a la brevedad recomendable, bueno, puede ser. Mas tengo mis dudas: ¿podría haberse escrito el Quijote en menos páginas? Pues pobrablemente sí, hubiera bastado con ir quitando capítulos. Pero vaya putada nos habrían hecho, ¿no?

¿Cuándo concluye un libro? Cuando le da la gana a su autor. Cada libro que uno lee pudiera tener cincuenta páginas más. También cincuenta menos. Lo cierto es que, una vez dada la historia narrada, si el estilo literario es bueno yo disfruto cuanto más gordo (con perdón de la expresión) es un libro. Si el estilo no me gusta, en fin, ahí es que cierro el libro casi siempre. Sin volverlo a abrir.

Abrazos, querdio R.

J.

Fernando Moral dijo...

Si no le has quitado el celofán al Ulysses puede que aún te devuelvan el dinero. ¡Corre!

Un "Stately, plump Buck Mulligan" abrazo.

Luis Valdesueiro dijo...

A veces, incluso lo breve resulta extenso. Y también puede que lo extenso resulte breve. No todo ha de ser cuestión de longitud. "Basta lo suficiente", decía Juan Ramon Jiménez.
Saludos.

MLL dijo...

Me parece que decía o escribía Kant que algunos libros serían más breves si no fueran tan breves... No sé si tiene algo que ver con esto, pero le cito (a Vd.) y le enlazo...

soylapaqui.com dijo...

Mú bien Ridao,hay que tener brevedad en la escritura,el sabado la Rocío me llevó a la capilla ardiente de Berlanga,mira que sitio pa pasar toa la tarde,yo en el libro los muertos escribí solo,hasta luego Lucas,ni te cuento el rollo que escribió la Rocío,media página,que pesá Ridao,que pesá.

Mery dijo...

Como sobre gustos no hay nada escrito, yo me decanto mas por una historia contada como novela, mas extensa siempre que el relato. He observado que con frecuencia echo en falta un desarrollo mas amplio de la trama.
Eso sí, Borges era un genio del cuento y su poesía no le va a la zaga.

Un abrazo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gran libro Ulises, gran libro.

Joaquín dijo...

Ya me he hecho a la idea de que abandonaré este mundo sin haber catado el Ulises (rebus sic stantibus).

Ramón Simón dijo...

Ulises y las sirenas?

Buen libro José Miguel.

Un abrazo.

Rocío. dijo...

Pues a mi,también me gusta la gente que es capaz de explicar algo sin erollarse demasiao,me parece más inteligente,lo que pasa es que yo estoy acostumbrá a largar,que le voy a hacer.
Paquita no te quejes,los funerales por desgracia también hay que vivirlos.
Un beso pequeñin.

José Miguel Ridao dijo...

Juanma: lo breve y bueno, dos veces bueno. Lo largo y bueno, la mitad de largo. Veremos qué pasa con Odiseo.

Coño, Fernando, qué casualidad. Me voy justo por ahí.

Totalmente de acuerdo contigo, Luis, aunque el tamaño también importa... en todos los ámbitos.

Muchas gracias por enlazarme, amigo Martín. Yo soy lector asiduo de su blog y doy fe de que la brevedad es una virtud en usted.

Eso te pasa por juntarte con periodistas, Paqui.

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

A cada cual lo suyo, Mery. Es lo justo.

Doy por hecho que te refieres al de nuestro amigo, Javier.

Eso creía yo, Joaquín, pero haré un último intento. Nos vemos el jueves.

Otro como Javier. Ay, Ramón...

Otro beso breve para ti, Rocío, que no pequeño (casto, eso sí).

Breviabrazos.

Rocío. dijo...

Uy Ridao,mira que mandarme un beso casto,chiquillo,ni que fuera ahacer yo ahora la primera comunión.
Pozí a la Paqui,me la llevé de entierro,aunque allí también la formó,le dijo a un compañero mio,que ella tiene mucho glamour,porque se ambienta e coño con ambipú,te lo cuento pa que nuca la invites a Álajar,y menos a la amberca,esa ya la tengo yo adjudicá.
Un beso informativo-periodistico.

José Miguel Ridao dijo...

Bueno, entonces te mando un beso entre casto y tornillero, un término medio. Lo del ambipur es genial.

mangeles dijo...

Ridao...me parece que llego tarde ...pero por si acaso...

Yo comencé a leerlo en verano...mi padre enfermó...y tuve que dejarlo un poco apartado...pero es genial...

Parece que ES UNA CABEZA...bueno un cerebro el que escribe ...cuenta lo que ocurre...lo que ve...lo que oye...lo que piensa...todo a la vez...

Es una narración de una historia...y de lo que un personaje esta viendo ...pensando..sintiendo...imaginando ...TODO A LA VEZ...

¡¡Mola¡¡¡

Estoy deseando estar en condiciones para retomarlo....UN BESAZO

Es

Bea. dijo...

Yo Ulises ya me lo he leido entero y te lo recomiendo ,yo leo no como la ordinaria del glamour y su amiga la que la ensalsa ,da gacias Ridao pues , a que entro yo en tu blog inundandolo de saber estar , exquisitez , y esplendor.
Un beso rosa.

Rocio. dijo...

Mira Bea,tu no sabes ni quien Ulises,y el único esplendor que tienes,es el de tus suelos,en vidrio de 3 dimendiones,que por cierto nunca he visto nada más hortera,hala vete a leer un poquillo guapa,no demasiao,vayas a despeinarte.
Un beso ulisero.

eres_mi_cruz dijo...

ahora que no nos lee nadie...
el Ulises es la polla motorista...
la versión cómic es muy útil al principio...

José Miguel Ridao dijo...

Tomo nota de tu recomendación, mangeles. Aún no lo he empezado.

No hagas caso a Rocío, Bea. Se te nota la cultura y el splendor in the grass.

No hagas caso a Bea, Rocío, tú si que sabes estar.

Besos liantes.

José Miguel Ridao dijo...

Stately, the comic pops up from the screen leading me to open the great tocho in English...