jueves, 6 de septiembre de 2012

¡No puedorrrr!


Mira que empiezo a leer el libro con ilusión, y hago propósito de enmienda, y me gusta mucho lo que cuenta, y cómo lo cuenta, y da un montón de información literaria útil y todo eso, y no es coña, pero es que cuando llego a leer que se ha encontrado en el Rastro "mantelerías maculadas con astros de óxido"... es que no puedo, oigan, me se caen los palos del sombrajo...

4 comentarios:

Dyhego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dyhego dijo...

Monsieur Ridao:
Sin duda, ese señor ha abusado un pelín del diccionario de sinónimos...

Mesmamente me s'ha puesto hoy la úvula tal que un peciolo de tanto escuchar "condicionalidad"...

Salu2 desinmacula2.

Sara dijo...

Insufrible, José Miguel. Hay ciertos cultos en el mundo literario español que no logro comprender, y éste es uno de ellos...

José Miguel Ridao dijo...

Una mijita, Dyhego. Y mira que se lo curra...

Es una pena, Sara, porque yo siempre digo que su prosa tiene mucha calidad. Esos detalles afean a ojos de algunos el resultado. Otros lo adoran precisamente por eso.

Abrazos.