viernes, 3 de agosto de 2012

Apuntes (171): La mosca y el tiempo


A los agoreros que dicen que se nos acaba el tiempo, les respondería que ahora es cuando el tiempo va a empezar a contar.


~

Cuando empezamos a mirar hacia fuera para buscar la causa de nuestros males, la situación tiene visos de no tener cura.

~

La principal tesis de Weber en su obra La ética protestante y el espíritu del capitalismo es que el espíritu de la Reforma favoreció el desarrollo del capitalismo industrial, mientras que los países de religión católica no se preocupaban del lucro. Y claro, automáticamente me viene a la cabeza la figura de Angela Merkel, hija de un pastor luterano.

~

La mosca de Monterroso es una alegoría de la muerte, que transporta en sus alas el tiempo inexorable y nos recuerda que un segundo vale por toda una vida.

~

Última moda playera: el bañador-pañal. Consiste éste en una prenda a modo de calzonas de corredor de fondo, se supone que impermeables. La gracia consiste en no dejar que los bordes caigan rectos sobre las piernas, para lo que se remeten por dentro formando un pliegue imposible de mantener durante mucho tiempo,  y que hace parecer al bañista (los he visto que superan holgadamente los 70 años) un enorme bebé de pañales floreados.

3 comentarios:

Rafael dijo...

Bueno, al menos en nuestro país sí que hay quien se preocupa por el lucro, otra cosa es el modo de obtenerlo...

Sara dijo...

La diferencia no radica en la preocupación por el lucro, sino en la idea de la "salvación" y de cómo alcanzarla. Envidia me das, José Miguel: lo que daría por un día veraniego como Dios manda, con una playa a mano. Aquí no para de llover...¡Aprovéchalos!

José Miguel Ridao dijo...

Rafel: me expliqué mal, Sara tiene razón. La tesis de Weber es que sólo los protestantes se interesaron por la organización racional del trabajo para la obtención de un lucro legal, que además les daba "puntos" a ojos de Dios. Lo que es la empresa moderna, con su contabilidad y empleo de las finanzas a gran escala. Para lo que tú dices sí que estamos bien dotados.

Sara: este año el verano ha sido atípico en Cádiz, mucho poniente y frío por las noches en la playa. Aunque, claro, daba gusto estar al sol y bañándote. Lo hemos aprovechado bien, a ver si te puedes dar una escapadita.

Abrazos.