lunes, 6 de agosto de 2012

Apuntes (173): ¡Mierda de democracia!


Conversación pillada en una papelería de Rota entre un niño de unos diez años, cresteado con esmero e imaginación, y su padre, a juego con el niño: —Opá, ya mizmo va a habé que i comprando laz coza der cole. –Ji, niño, pa lo que a ti te zirven, pa pazearla de caza ar cole... –Pero azín ar meno puedo i ezcribiendo argo…

~

Conversación entre mi hijo Jaime y un amiguito de la playa ayer por la tarde: —¿Y por qué tienes tantas ganas de ir a Sevilla? —No voy a Sevilla, voy a Alájar. —¿Y eso qué es? —¿No lo sabes? —No. —¿Conoces Aracena? —No. —¿Y Huelva? —Sí, eso me suena. —Pues está cerca. Bueno, para que te hagas una idea: ¿Sabes lo que es el jamón?

~

Dilema moral anticipado: a la vuelta del verano el país va a arder con huelgas, manifestaciones y marchas al sol. Ya sabemos que quien tiene poder de convocatoria son los sindicatos; yo, que odio con todas mis fuerzas a los políticos actuales por ladrones e incompetentes, pero que odio aún más a los sindicatos por ladrones, incompetentes y cínicos, ¿deberé secundar estas protestas? Haga lo que haga, saldré escaldado. ¡Mierda de democracia!

~

Y aún más: la oposición sacará pecho y atacará al gobierno actual con el argumento cínico, demagógico y vomitivo de que están destruyendo el Estado de Bienestar que ellos montaron, y los caciques vitalicios de Andalucía salen con que van a tener que cerrar no sé cuántos hospitales y colegios. Y claro, si yo ataco al gobierno de impresentables que tenemos me alineo con estas hienas despreciables. ¡Mierda de democracia!

~

Alájar, dulce Alájar.

8 comentarios:

Rafael dijo...

A veces uno cree percibir cierta bipolaridad. 13 de julio:

http://jmridao.blogspot.com.es/2012/07/la-democracia-en-peligro.html

José Miguel Ridao dijo...

Y además es un sentimiento muy desagradable.

Martín López dijo...

Entre Guatepeor y Guatepésima.

Er Tato dijo...

Que no te preocupe salir escaldado, sino la catadura moral y el rigor intelectual de quienes pretendan escaldarte. No ofende quien quiere...

Abrazos

P.S: No le cabe a tu hijo Jaime... Por cierto, ¿sabía su amigo lo que era el jamón o se creía que lo fabricaban en el Hipercor?

José Miguel Ridao dijo...

Martín: entre esos pueblos nos movemos, y no sé cómo ir más allá.

Tato: el problema no es que me ofendan o no, sino que estoy atrapado, no veo salida.

¡Qué bien! Me ha salido un anónimo que se dedica a insultarme. Señal de que cada vez escribo mejor, y doy en el clavo.

Abrazos a todos menos a una.

Fernando Moral dijo...

¿Ya ha desaparecido el anónimo? Siempre me pierdo lo mejor. ¡Mierda de blogocracia!

Un abrazo a destiempo.

El alegre "opinador" dijo...

Ya llegará el otoño, y entonces nos veremos en los dilemas que comentas... Mientras tanto, disfruta de Alájar. Que, por cierto, es una maravilla y sí que sé dónde está. Je, je, je.

José Miguel Ridao dijo...

Lo borré, Fernando, amos ome, voy a dejar que me insulten en mi casa. Espero que estés pasando un peazo verano.

Pues si te pasas avisa, alegre, que aquí estamos.

Dos abrazos agosteros, que no agostados.