lunes, 28 de mayo de 2012

Gonzalo (y van...)



Me sigue dando pena que se haga mayor; cada vez más. A sus tres años recién cumplidos está más gracioso que nunca, se le ha soltado la lengua y quiere hacerlo todo solito. El otro día lo apuntamos a la piscina a donde ya van sus tres hermanos y parecía el dueño del lugar, muy digno con su toalla al cuello, el gorro y las gafas, que no veía más allá de tres palmos pero se creía tan mayor como el que más. Ayer subió a un columpio en el parque de esos que tienen redes y peldaños de madera muy lejos unos de otros. Escaló como un monito y se tiró por el tobogán. Le dije que cuando yo era pequeño no podía trepar como él, y me respondió que él tampoco. ¡Tampoco! Desde que cumplió los tres años está convencido de que es grande, y no hay quien le saque de ahí, se enfada si se le lleva la contraria.

Mi niño pequeño quiere hacerse mayor saltándose la infancia, y no se da cuenta de que así es como me regala su niñez y su inocencia. Algún día se hará mayor de verdad, y yo no me habré dado cuenta, porque me habré tapado los ojos para no verlo. Entonces miraré atrás con nostalgia, la misma que hoy me entra al contemplarme en el futuro añorando sus abrazos y sus besos.

10 comentarios:

RIDAO BACALAO dijo...

Nunca he entendido -ni entenderé- la genética: como es posible que un tío calvo y feo sea el papá del chavalito. Evidentemente la mano de Dios y los genes maternos han tenido mucho que ver, no me cabe la menor duda.
Preciosa entrada
Saludos babeantes.

Dyhego dijo...

Monsieur Ridao:
¡Disfrútelo usted mucho!
Salu2.

Alejandro dijo...

Jen-ioi Fig-ura...

Alejandro dijo...

Jen-ioi Fig-ura...

Muñoz Escasso dijo...

Si que es guapo el muy tunante.
Que disfrutes de tu hijo hasta el infinito y más allá.
Un abrazo Ridaorr

José Miguel Ridao dijo...

¡Muchas gracias a todos! Incluso al Bacalao, que aunque me dice ¡ejem! verdades, alaba a Gonzalito.

Abrazos, mientras voy limpiando la pantalla del portátil.

RIDAO BACALAO dijo...

Y a la mare que lo parió

rocio dijo...

que guapo tu hijo ridao.asi dan ganas de tener niños.un beso pa ti gonzalo.hoy pa tu padre ninguno lo has superado.
perdon por la forma de escribir no tengo ni idea de como funciona este ordenador.soy un poco cateta.pero gonzalo me ha cautivado.

Mery dijo...

¿Cómo va a ser un hogar infelíz con esta sonrisa (y la de sus hermanitos) flotando por ahí?
Una ricura.
Te entiendo perfectamente.
Un besazo también para ese nene

José Miguel Ridao dijo...

¡¡De tu parte!! Un beso muy fuerte para ti también.