miércoles, 26 de mayo de 2010

El parto de la burra


Al amor de la lumbre
(suena un poco cursi...)
.................................Mmmmmm
Contemplando el crepitar de las llamas
(de poeta trasnochado...)
.................................Mmmmmm
Mirando el fuego
(meto el gerundio andurrialero)
se hacen buenos poemas,
...................................y rápido.
Esto de la poesía
no es el parto de la burra.

Bendita chimenea de Alájar,
que me regala en verano
los versos del invierno.

13 comentarios:

Torcuato dijo...

Invierno, chimenea, introspección y poesía.

La poesía no será el parto de la burra pero la mejor, salvo excepciones, nace del sufrimiento.

Un saludo Ridao.

Rocío. dijo...

Me encanta cuándo dices al final,que la chimenea te regala en verano los versos del invierno¡que poético!.
Pues un beso chimenero,que no confundir con otra palabra muy parecida,uy...

Liliana G. dijo...

Yo diría directamente "la fascinación del fuego", José Miguel... Es cierto, esa fascinación hace surgir lo mejor de uno mismo. Ojalá yo tuviera chimenea (en Buenos Aires, apenas si las hay), pero de tenerla, no sabría si quedarme con el Internet o con ella.

Los últimos versos son magníficos.

Besotes.

mangeles dijo...

jejeje...primavera y otoño, ¿no?

Besines

Bea. dijo...

El poema es precioso y no había caído en el juego que dan en verano ,me sentaré ahora enfrente la mía quizás me sorprenda y me de respuestas que espero.

Jesús Cotta Lobato dijo...

La última versión es la mejor. Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Las excepciones son numerosas, Torcuato.

Ya ves, Rocío. Lo de chuminero es tela de poético también.

No me digas, Liliana. ¿No hay chimeneas? Pero si eso es muy fácil de hacer... A ver si te mando las instrucciones por el Internés. Gracias por tus palabras, como siempre.

Un abrazo chumichimeneero.

José Miguel Ridao dijo...

No sé por los madriles, mangeles, pero aquí estamos en verano verano.

Muchas gracias, Bea. A ver qué sale de tu chimenea.

Gracias, compañero. Nos vemos pronto.

Abrazos.

Bea. dijo...

Besos chumineros......con chuminos......,esto parece un blog erótico , orden en la sala.
Y la chimenea sigue sin darme ninguna respuesta consultaré con el oráculo de los dioses.
Besos chuminosos ,ja,ja,ja.

Ramón Simón dijo...

Oye,
José Miguel,
no te parece que llevas
muchos besos recibidos
en esta entrada?

Un beso-chop

Las hojas del roble dijo...

Me gusta, Ridao
Un abrazo

Mery dijo...

Las chimeneas tienen un encanto mágico, te doy toda la razón. De ellas salen infinidad de ideas, y todas bellas.
Tus intentonas de describirlo se entienden perfectamente, José Miguel, además tenemos las pruebas fehacientes de ello.
Un beso

José Miguel Ridao dijo...

Esto es un chumiferio, Bea.

Los que me merezco, Ramón, los que me merezco.

Muchas gracias, robledal. Ah, te envío un abrazo.

Muchas gracias, Mery. Y ahora voy a tener otra en Sevilla. Estoy encantado.

Besos y abrazo.