lunes, 3 de mayo de 2010

Perplejidades (IV): Capulladas


1. ¿Por qué hay tantos capullos por el mundo?

2. Si tengo enfrente a un capullo, y él piensa que el capullo soy yo, ¿quién lo es realmente?

3. ¿Por qué hay quien se empeña en decir “capullos y capullas”?

4. ¿Por qué a los gusanos de seda les da por hacer capullos?

5. ¿Por qué el jefe es siempre el masca... pullo de la oficina?

6. ¿Por qué la fama vuelve a la gente capulla?

7. ¿Por qué la araña de Gloria Fuertes se escurría "por ser tan capulla"?

8. ¿Por qué siempre votamos a un capullo en las elecciones?

9. ¿Qué han hecho las pobres rosas para que las desprestigien tanto?

10. ¿Y qué me decís del pobre prepucillo?

19 comentarios:

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Me dejas "acapullado" con tus reflexiones, tocayo. Quizás sería mejor cortar por lo sano, y no verse como el capullito de alhelí.
Un abrazo, que no puntazo capullesco.

Fernando Moral dijo...

¡Me sé la respuesta de la 3! Porque es capullo.

Un abrazo blogueínico.

Antonio Rivero dijo...

Yo solo puedo responderte a la pregunta de las elecciones. Si la vida del político es de capullo y nosotros le votamos, es que nosotros somos tan capullos como él. Basándonos en la reglas matemáticas de los capullos, cuando un capullo y su capullada se multiplican por miles de capullos salen un capullo elevado a x. Cuando x significa en las elecciones un capullo por 40 millones de capullos, eso sale a la módica cifra de un capullo elevado a 4 millones, cuyo resultado sería una capullada monumental. Este acontecimiento hiperplanetario ocurre cada cuatro años y ningún Obama, Ronald Reagan, Stalin o compañía viene a nuestro país. Serán que tiene poca mente para estos acontecimientos inolvidables.

Un Saludo.

Marisa Peña dijo...

Veo que la cosa está muy "floral"...je, je
Un abrazo

Torcuato dijo...

1. ¿Por qué hay tantos capullos por el mundo?

Si no hubiera capullos tampoco habría flores. Cuestión de equilibrio. Yin – Yan

2. Si tengo enfrente a un capullo, y él piensa que el capullo soy yo, ¿quién lo es realmente?
Los dos. Porque todos somos todo. Panteismo puro.

3. ¿Por qué hay quien se empeña en decir “capullos y capullas”?
Complejos.

4. ¿Por qué a los gusanos de seda les da por hacer capullos?
Para conseguir una transformación. De gusanos pasan a capullos y de capullos a lindas mariposas.

5. ¿Por qué el jefe es siempre el masca... pullo de la oficina?
Por la impotencia que produce no poder decirselo.

6. ¿Por qué la fama vuelve a la gente capulla?
Porque la fama es capulla.

7. ¿Por qué la araña de Gloria Fuertes se escurría "por ser tan capulla"?
No conozco esa araña. Yo creía que la araña de Gloria Fuertes era “la araña de España tacata tacata.”

8. ¿Por qué siempre votamos a un capullo en las elecciones?
Yo no. Soy demasiado capullo para votar.

9. ¿Qué han hecho las pobres rosas para que les desprestigien tanto?
Al principio eran capullos. Cría fama y échate a dormir.

10. ¿Y qué me decís del pobre prepucillo?
Es un proyecto de capullo.

Capu.. digo saludos Ridao

Las hojas del roble dijo...

2. No lo dudes, Ridao: el capullo es el otro.

José Miguel Ridao dijo...

Es mucho más sabio, tocayo, aunque salga andando el capullo.

Premio, Fernando, sí señor.

Me has dejado acojonao, Antonio. Ahora me explico muchas cosas: en las dos últimas legislaturas hemos llevado la raza capullera a sus últimas consecuncias. Hemos creado el ZUPERCAPULLO.

Abrazos zperos.

José Miguel Ridao dijo...

Sí, Marisa, está de un floral que se sale.

Muy muy ingenioso, Torcuato. Sobre todo el 5.

Nunca lo he dudado, Julio, pero a veces me lo planteo.

Abrazos.

Liliana G. dijo...

"Soné" con esta entrada. Luego me dije "Liliana, cuánto tiempo tendrás que esperar para el famoso diccionario on line con Ridao". ¡Es que aquí toco de oído otra vez y no quiero meter la pata hasta el caracú!!!

Me fui al dicci, del Real Google y dice:

# vulg. Ingenuo, torpe, de poca experiencia:
ese pobre capullo no causará problemas.
# vulg. Persona que hace faenas:
no te fíes de él, es un capullo de cuidado.
# vulg. Prepucio, glande.

Y me volví a preguntar ¿Y ahora de qué me disfrazo?

Aunque no entendí mucho, me imaginé mucho, eso es lo bueno de leerte Ridao.

Ósculos, #vulg. besos :)

Mery dijo...

¿Tenemos que responder nosotros?
¿O ya tienes tus propias conclusiones?
;) Jejejeje.

El 2 me ha gustado mucho.
Un beso

Jesús Cotta Lobato dijo...

¡Con lo agradable que es el capullo y la mala fama que tiene!

Ramón Simón dijo...

¡Vivan los capullos!

Sin capullos ¿qué sería de las mariposas?

Un abracapullo es un abridor de capullos. No se especifíca que clases de capullos. Por ejemplo capullos políticos, po no.

Vamonos a Acapullo de vacaciones. Un decir vamonos a Acapulco de vaca.

Acapullo está de moda.Es la ciudad donde suelen ir los pijos de vacaciones.

Un abrazo.

mangeles dijo...

Capullitos de alhelí,
son los que me gustan a mí.

¿?¿?

Veros capullos.

Besos.

Rocío. dijo...

Hay que ve la de preguntas,en fin yo contestaré a unas cuántas,las que semos cabacanas,se nos queman las neuronas si pensamos mucho,así que solo lo haré lo justo y necesario.
Yo creo que los políticos no son capullos,lo somos nosotros,y lo peor es que ellos lo saben.
Lo de que las mariposas forman sus capullos,eso habría que investigarlo múuuu bien investigao,pá mi que están compinchás con la política pa que no decaiga el mundo capullonero,y van así formando una especie de pirámide,conocida como el capullaZo.
Pá mi que las mariposas están hasta implicadas en la operación malaya,y si se tirara de los hilos,ahí saldrían,yates,audis,áticos y mansiones,por tos laos.
Lo del prepucillo,nada eso a ´tirar un poquito y ale,gustito al capullito.

José Miguel Ridao dijo...

De eso se trata, Liliana, de imaginar. Gracias a eso nos entendemos: la imaginación cruza el charco. ¡Lo que aprendemos tú y yo!

Más o menos ya lo tengo pensado, Mery, pero siempre hay algo que aportar. El dos es el que más me gusta a mí también.

Eso digo yo, Jesús. La gente está acapullada.

Saludos (que no abrazos) capulleros.

José Miguel Ridao dijo...

Yo prefiero las abracapullas, Ramón. Y si es en Acapullo mejor, digo yo.

No son versos capullos, mangeles, sino elegantes. Ya está bien de capulladas soeces.

Pa chabacana mi entrada, Rocío. En la operación Malaya hay capullos, mariposas, mariposones y sobre todo mucho sinvergüenza.

Abrazos.

Marisa dijo...

Si tu eres tú y yo soy yo, ¿quén es más capullo de los dos?

José Miguel Ridao dijo...

Buena pregunta, Marisa. Cualquiera sabe...

José Miguel Ridao dijo...

Ah, y bienvenida a mi blog, que te he confundido con otra Marisa.