jueves, 12 de agosto de 2010

Bollywood en Alájar

No veáis la que se ha formado en Alájar hasta ayer mismo. El pueblo se ha llenado de indios, pero no de los que llevan plumas y disparan a los cowboys, sino indios de la India, que han venido a rodar una película de Bolivú. Por si no lo sabéis, Bolivú es como Jolivú pero en indio, y con más dinero, más estrellas, más espectadores y más todo. Han revolucionado el pueblo entero. Lo primero ha sido tomar la plaza del ayuntamiento y decorarla al estilo de una verbena popular andaluza, con su tablao, geranios, mantones de manila colgados de los balcones y demás parafernalia, que estaba la plaza mucho más bonita que en las fiestas de los Ángeles, dónde va a parar, y después venga a gastar dinero. Los indios éstos están entacaos. Lo menos eran cien, y otros tantos españoles que habían contratado para la parte técnica, además de grúas, caravanas, catering... hasta un toro mecánico. Y también tenían que pagar a los extras, que se ha apuntado medio pueblo. A cincuenta euros diarios. Eso sí, las sesiones eran desde las siete de la tarde hasta las siete de la mañana del día siguiente. Hay que ver lo que han tenido que aguantar los pobres extras: cientos de tomas fallidas hasta dar con la buena, y venga a recomponerse el peinado, a hacer como que charlaban animadamente, a bailar por sevillanas. No me extraña que se hayan ido rajando, y el último día casi que ha tenido que salir de extra el director.

A todo esto el ayuntamiento encantado, con la alcaldesa a la cabeza, que hasta ella se ha apuntado de extra. Como que con la pasta que han soltado los indios han cubierto la mitad del agujero que les ha hecho la crisis. Ha sido todo un show. Nosotros es que no conocemos a las estrellas de Bolivú, pero haceos a la idea de que para los indios es como si hubiera venido a rodar el Cruise o la Julia Roberts. Imaginaos el estatus de estos artistas allí; los adoran. Aunque lo que es yo, cuando vi aparecer al actor principal me partía de la risa: una especie de John Travolta en sus mejores tiempos, el de Fiebre del Sábado Noche. ¡Unos aires! ¡Unos ademanes! El tío iba perdonando la vida. Eso sí, tenía mejor facha que el Cruise: alto, bien parecido, ojos azules y la piel algo menos renegría que la de sus compatriotas. Sus partenaires se lo comían con los ojos, y el tío venga a ronear, a parar las escenas por su bonita cara, a hacer gestitos, a llamar a un asistente con un espejo para retocarse el pelo... Vamos, un mierda en toda regla, que no había por donde cogerlo.

Eso sí, ha habido sus molestias. En la calle donde yo vivía hace cinco años situaron el meollo de la acción. Os podéis imaginar: focos toda la noche, gritos, música a toda pastilla... mis ex-vecinos me han dicho que no han pegado ojo. Yo he escapado mejor: aunque cortaron mi calle y no podía aparcar el coche delante de mi casa, lo que es ruido no tenía apenas; mucho menos del que hacen los niñatos de la botellona, que no han podido acceder a sus bancos favoritos. En resumen, una experiencia muy recomendable, un intercambio de culturas. Un día que iba paseando a Gonzalo en el carrito se me acercó un indio para preguntarme qué edad tenía, y resulta que él tenía un hijo que había nacido al día siguiente del mío. Ya de por sí Alájar es multicultural con los hippies, los alajeños y algún que otro guiri, pero con esto del cine el pueblo parecía la feria de las naciones.

Esta mañana, cuando me levanté, no había ni rastro de las caravanas. Hasta me dio pena. Me sentí un poco como esos niños que quieren enrolarse en un circo después de ver la función. Pero bueno, yo a lo mío, que para artista no valgo.

14 comentarios:

mangeles dijo...

¿Y esos 50 € por 12 horas, alcanza el salario mínimo interprofesional?

¿ Y se ha cotizado a la seguridad social, por cada extra Alajareño, y se ha retenido la correspondiente cota obrera, e IRPF?

¿Se hizo el correspondiente plan de seguridad e higiene?

¿Se realizaron los descansos correspondientes, y se habilitaron las zonas de descanso apropiadas?...

¿Y se tuvo encuenta la no discriminación entre indios, indias, indíguenas, y sucedaneos?


Uff...me parece que la alcaldesa va a tener que responder a muchas preguntas.

Besos.

Bea. dijo...

Ridao vi Álajar tu pueblo en la tele y estuve mirando a ver si te veía vestido de indio , pero no , la que si estaba allí era la Rocío cubriendo la información , si miras bien el vídeo la ves , es una alta rubia que no paraba de reir dando la información , ignoro de que pero así la vi.
Un beso peliculero.

Susana Terrados Sánchez dijo...

Simpática noticia sin duda, la sacaron por la tele pero ¡qué bueno que seas testigo presencial y lo compartas con nosotros!. Creo que toda aquella experiencia que cambie un poco el ritmo de la vida para bien aunque más no sea por poco tiempo es buena.
Espero que algún día veamos la peli. Saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Ridao, mi cuñao Pepe seguro que estaba en el tinglao de extra.
Es un tio la mar de curioso, llegó a Alájar de hippi, pero se ha emparejao sentado la cabeza y tiene dos hijos que son una preciosidad. Ahora al mamonazo le gusta hasta trabajar y anda haciendo un proyecto para montar un taller y todo.
Seguro, seguro que ha hecho el indio, le preguntaré.
Un abrazo.

José María JURADO dijo...

Pero has hecho de extra,o no ¡confiesa!

Liliana G. dijo...

¿Que para artista no valés? Jajajaja eso es una mentirijilla grande como una casa. Para artista... Ridao y olé.

Tanto decías en el anterior post que morías de aburrimiento agostero, que la vida te regaló un Bolivú con todas sus luces. Eso es tener a los hados de tu lado, José Miguel.
A propósito ¿en qué idioma hablan los indios, allí en España?

Besos y cariños deslumbrados.

P.S.: Faltaba yo representando a la Argentina y la Feria de las Naciones estaba completa...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Joder, lo dije ayer, y nadie me hizo caso...

mangeles dijo...

¡Normal¡...quien va a hacer caso a un escribidor cojo hablando de indios.

Besos, Menéndez.

Rocío. dijo...

Hay que ver Ridao,que importante es tu pueblo,chiquillo,pozí estuve allí trabajando y no veas el share que tuve,me vió todo el mundo,y la culpa la tuvo la risa,iba con una amiga y no paramos de reirnos en todo el tiempo,vamos ya me dolía hasta la barriga,eso si intentamos que nos contrataran para hacer de bailaoras flamencas y ná,¿ no tendrías tu mano por allí,a nosotras nos hubiera hecho tanta ilisión,salí en la peli,pero claro las dos rubias con ojos claros,nos dijo el director que no dbamos imagen de andaluzas,la próxima vez me voy con un geranio en la cabeza plantao.
Bueno que lo pasé muy bien en tu pueblo,estuve miando a ver si te veía por allí,pero ná,en de luego que vaya.
Bueno pos no te quejarás,un pueblo jolibudence,no lo tiene cualquiera.
Hoy estoy muy poética.
Así que os mando una lluvia de besos para todos.

José Miguel Ridao dijo...

No hagas demasiadas preguntas, mangeles, que estos indios son peligrosos.

Yo no veo tele, Bea, pero mándame el enlace, y lo veo por el Internés.

Yo también siento curiosidad por ver la peli, Susana.

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Pues seguro que conozco a tu cuñao, Rafael, aunque sea de vista. Si pone el taller avísame.

La duda ofende, José María. ¡Si pagan aún menos de lo que saco escribiendo!

Bueno, Liliana, no para artista de la farándula. Si acaso de la pluma, en el buen sentido. Los indios hablan en inglés macarrónico. A ver si un día te pasas poir Alájar. Ya tenemos algunos argentinos en las filas hippies.

Abrazos hippiosos.

José Miguel Ridao dijo...

Pues claro, Javier, yo no me vendo... al menos tan barato.

No te ensañes, mangeles.

Pues a lo mejor hasta coincidimos, Rocío. Estaba en la plaza sentado y en la mesa de al lado vino un elenco televisivo con dos rubias en sus filas, aunque estaban una mijita serias, no sé. Es raro que no me reconocieras: voy llamando la atención, con mi porte espectacular, don de gentes y simpatía sin par. Mi magnetismo personal debería haberte atraído.

Abrazos fantasmagóricos.

Rocío. dijo...

Pos no Ridao,si viste a unas rubias serias,allí no estaba yo,a mi se me conoce por mi sonrisa,claro que también por mi magnetismo,saber estar,mi porte aristocrático,mi perfume embriador,mi presencia que altera los sentíos,mi no se qué,que se yo,en fn,que como ves,a la hora de penerme adjetivos,tengo una extensa sta de ellos,preparaos,pal ataqueeeeee.
La verdad que o pasé mú bien en Álajar.

José Miguel Ridao dijo...

Pues entonces no eras tú, definitivamente. Alájar es la caña.