jueves, 24 de febrero de 2011

Apuntes (LXVI): Los colores del ánimo


El ánimo, esa sustancia extraña que tiñe nuestra ilusión, cambia rápido del blanco al negro sin pasar por el gris. Un simple comentario o, mejor dicho, un silencio ante el ofrecimiento de las mejores prendas que uno tiene, y se precipita la absurda torre de papel que habíamos levantado con esfuerzo.


~

Yo me juzgo, otros me juzgan, el tiempo me juzga, y no me importa nada, pero si lo que se juzga es tu obra la cosa cambia. Duele más un hijo que el corazón propio.

~

Ofrecer lo mejor no es suficiente; es necesario tener algo bueno que mostrar. A veces duele el orgullo, y la humildad es una vieja estúpida y llorona.

~

Hoy he hablado de Pavarotti. Es una de mis pocas obsesiones; con todos mis respetos por sus numerosos admiradores, ese hombre gritaba en lugar de cantar.
~

También he hablado del silencio, despacio, suavemente, pero las palabras me han estorbado y la impotencia ha inundado mi discurso más brillante.

~

El poeta sigue aguardando inmóvil, y las cigüeñas llegan todas las noches a la misma hora, helándole la sangre, en el silencio de mil trescientos años.

~

Gigli sí que sabía cantar. Un timbre incomparable, una sensibilidad exquisita, una voce incredibile.


12 comentarios:

Rocío. dijo...

Te lo voy a explicá,Ridao,mú bien explicao,la vida no hay que entenderla,sinó vivirla,y haces mú bien en envidiarme,acabo de entrar en el mundo de los llamados poderosos,con mi gran masión y tó,vamo que ya la amberca,me queda múuuu,por debajo,de la categoría,categoríca,que acabo de alcanzar,bueno te dejo que voy a llamar a la de la cofia que me traiga la comida,los colores del ánimo,yo es que los llevo siempre encima,Ridao.
Un beso animoso.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Lo que dices del ánimo es más verdad que el sol.
Lo has dicho muy bien.
Salu2.

Luis Valdesueiro dijo...

Poderosa voz, sí señor, la de este cantante para mí desconocido.
Saludos.

José María JURADO dijo...

Pues viva Pavarotti!!!

Sara dijo...

Entre Gigli y Pavarotti, me quedo sin duda con Gigli!

Liliana G. dijo...

El ánimo... sí que has buscado tema para despacharte, pero no te juzgo porque para eso ya estás vos mismo, el tiempo y los demás.

Eso de pasar del blanco al negro sin estaciones intermedias, por estos lares sería algo así como bipolaridad. De modo que es preferible que los semitonos pasteles primen sobre el Yo previo, cotidiano y lábil, tanto como todo lo bueno que vas mostrando en tus entradas.

Yo también me quedo con Gigli.

Besotes, José Miguel.

Anónimo dijo...

Erre que erre con Pavarotti. Señor Ridao, en timbres musicales está algo atont...¡qué iba a decir! mejor termino con quedao.
Ya en serio, no ver la genialidad cuando se tiene delante puede alumbrar sospechas de importantes desarreglos musicales, allí arriba, donde a algunos les duele de vez en cuando.

soylapaqui.com dijo...

Ridao,cariño escribe ya de una puta vez,o estás muy animao haciendo guarrerías o desanimao,sea lo que sea escribe guapo.

Bea. dijo...

Por primera vez en mi vida estoy en total acuerdo con la Paqui, y me voy a hacer ordinaria como la Rocío , escribe de una puta vez o vete a mamarla a parla.

José Miguel Ridao dijo...

Amo a ve, Rocío, yo con mi amberca me basta y me sobra, y mi casita vale por diez mansiones. Dile a la de la cofia que te haga un masaje, que te veo mu estresá.

Gracias, Dyhego. Curiosa expresión, más verdad que el sol.

Poderosa y bien timbrada, Luis. Un cantante de los de antes, con sus defectos y su grandeza.

No blasfemes, José María, que aquí el único que puede resucitar es Nuestro Señor...

Y yo, Sara, y yo, con los ojos cerrados, que para eso es música.

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Yo también me quedo con los pasteles, Liliana, los de pintar y los de comer, y el ánimo, a su aire. Gigli for ever...

Anónimo: un poco sí que me cebo con el caballero, que me gusta provocar, pero, aunque canta bien, no es para tanto; me revienta la parafernalia ésa de los tres tenores, y creo que de los tres es el peor (o el menos bueno).

Paqui y Bea, es que no puede no descansar, home, que me he ido a Alájar sin el portátil y no veáis que disfrute. El Internet hay que beberlo a sorbos.

Más abrazos.

Rocío. dijo...

Menos mal que has vuelto Ridao,ya ves la Bea,hasta llamandome ordinaria,a esta le voy a poné una denuncia mu denunciá,que se se le va a caé hasta el esmalte pijo de las uñas.
Un beso de bienvenida.