sábado, 18 de junio de 2011

Las alas del tiempo



Go, go, go, said the bird: human kind
Cannot bear very much reality.
T.S. Eliot: The four Quartets (I): Burnt Norton

jardín de otoño
el misterio del tiempo
bate sus alas

4 comentarios:

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
No sé qué el pájaro, humano no sé qué oso, de verdad muy real...
Hostias, eso no tiene ni pies ni alas...
Salu2 ¿mandeeeeee?

Liliana G. dijo...

El batir de esas alas hace que el tiempo se detenga a nuestro lado, sólo acaparando su esencia cultivaremos el jardín de otoño...

¡Precioso, JM!

Un beso grande desde este otoño argentino que ya se escapa hacia el invierno.

El Naranjito dijo...

Po eso es un cuervo, o un mirlo, o..
ojú que lio. Lo prefiero a usted mosqueao y dando premios a to el mundo.
Un saludo.

José Miguel Ridao dijo...

Al Eliot éste no hay quien lo entienda, Dyhego. Si se traduce es peor.

Qué suerte, Liliana, ¡Otoño! Por aquí ya estamos asándonos, y lo que nos queda. Muchas gracias, as usual.

Es un mirlo, Naranjito. Blackbird, en inglés, anda que se comen el coco. Los premios se me acaban, y tengo que salir a comprarlos, y algo hay que escribir "de mientras", jeje.

Abrazos blackbirderos.