jueves, 24 de noviembre de 2011

Apuntes (141): Tres egoísmos


He observado una tendencia en ciertos autores a usar palabras raras, de ésas que si las buscas en el DRAE nos contemplan orgullosas, pero que desde los tiempos de Cervantes han caído en el olvido. Una de dos: o son muy leídos y usan ese vocabulario con la misma familiaridad con que un malevo habla el lunfardo, o hacen uso de un ridículo calzador para meternos por los ojos y los oídos su pretendida erudición y amplia cultura.

~

Las sectas (ver DRAE y eliminar todo matiz peyorativo), suelen ser nocivas. En ocasiones para sus propios miembros, y siempre para su entorno, que debe sufrir su afán expansionista y, en los casos más notorios, su poder totalitario.

~

Un agujero es la cosa más temible que existe en este mundo. Negro, sin fondo, te atrae sin remisión; es la visión de la muerte desde el frágil pedestal de la vida.

~

Todos los hombres son egoístas. Hay tres tipos de egoísmo: el que se vuelca en los demás, el que sólo mira hacia dentro, sin tener en cuenta a los demás, y el último, el más frecuente: el que, sin olvidar a uno mismo, trata de complacer a los otros como único medio de ser feliz.

~

No es lo mismo lamentarse que sentir pena de uno mismo, pero llega un momento en que los lamentos no sirven de nada, y entonces uno calla y, si puede, escribe para engañar a las horas.

8 comentarios:

Fernando Moral dijo...

Hogaño te oteo insondable, si bien exiguamente ridaiscible .

Un ceñimiento afable.

Jesús Díaz Palma dijo...

El penúltimo...

Paco Principiante dijo...

De hecho yo siempre he pensado que la amistad empieza como un acto de egoismo: si nos diese igual estar solos, no tendríamos amigos.

Luego sí. Luego llega todo eso del amor por los amigos y el prójimo, pero al inicio es que uno (ejem... trapiell...) necesita de alguien con quien estar.

un ególatra saludo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues yo creo que solo es egoísmo el segundo, el que solo mira para dentro. Los otros dos no son una exageración del yo, sino solo la inevitable manera de ser que tenemos. En cuanto a lo de las palabras rebuscadas, cuánta razón tienes. Muchos escritores las ponen en sus escritos para recuperarlas, para que no se pierdan, pero el caso es que se van a perder igualmente y encima nos hacen perder el tiempo buscando el significado en el dicci. Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Plácenme tus panegíricos, Fernando, y me traen a las mientes lo preterido que tengo al esclarecido Don Cipote.

Anda que no, Jesús.

Pues es verdad, Paco, pero a veces hay quien se pasa el rato gorroneando a los amigos, y si no los tuviera no habría nadie a quien gorronear.

Con el DRAE en la mano tienes toda la razón, Jesús. Yo pretendía dar aquí una visión más original, que si no a ver quién me iba a leer, con lo egoísta que soy para eso.

Abrazos para mí mismo.

eres_mi_cruz dijo...

no me seas camandulero, ridao...
si los hay defensores sevillanos de la capa española (en Agosto también), observatorios caleteros del carajo de mar o conservadores de la ameba del piojo del ave de charca... qué será de nuesta lengua en manos subvencionadas y académicos gagá... pobre i griega, pobre tilde diacrítica... ce, tú serás la próxima en caer...
¡¡¡viva la trapaza, viva la faramalla!!!... ¡demos gracias a blogger, refugio de burladores, engañadores, parleros y palabreros!... ¡farfulleros, farfantones! ¡¡¡viva el falserío!!!...
(falserio.blogspot.com)
¿alguna duda?...

Mery dijo...

La verdad es que es una lástima que se pierdan muchas palabras de nuestro castellano mas puro como también es una pena que nos lo recurden pedantemente algunos escritores.

Y, hablando de egoísmos, hace tiempo que pienso que la persona que se vuelca por completo en los demás pertenece a una clase muy curiosa, casi estoy por llamarlo egoísmo-cuasisano. Al fin y al cabo resulta beneficioso...pero es egoísmo.
Buenas noches, sr. Ridao

José Miguel Ridao dijo...

Hombre, eres mi cruz, una cosa es una cosa, y otra cosa es otra (pedazo de riqueza léxica). Me remito a mi última entrada, sobre UNO de los libros que estoy leyendo.

Mery: a veces no es tan beneficioso para sus seres queridos, creo yo. Pero vamos, que ojalá abundaran más.

I greet you two...