jueves, 3 de noviembre de 2011

Un Hamlet que se entienda



He estado leyendo Hamlet en inglés, y todavía me duele el dedo de tocar la pantalla de mi ridáider para traducir las palabritas que se gastaba el amigo Shakespeare. También he consultado alguna traducción española, pero se entiende todavía menos, y encima queda ridícula: se pierde toda la maravillosa música del original. Por eso, y con afán divulgativo, he hecho una traducción del famoso monólogo de Hamlet en un lenguaje que se entienda, donde se vea de verdad dónde está la famosa duda: como podréis comprobar, el príncipe de Dinamarca tan pronto dice que se va a matar como que no, y al final, como era de esperar, no le echa cojones.

Ser o no ser, ahí está la madre del cordero:
¿Qué es mejor, hacer el carajote
dejándose pegar de hostias,
o echarle huevos y coger
el toro por los cuernos? Morir: dormir;
nada más; y al estar criando malvas se acaban
todas las historias y las mil putadas
que nos hacen estos cabrones, no está mal
acabar de esa manera. Morir, dormir;
dormir: a lo mejor soñar: ¡joder, ahí está el meollo!

[Omito los siguientes tres versos, donde se le va la olla a Shakespeare]

… Porque, ¿quién va a ser tan capullo de aguantar
latigazos y putadas varias,
collejas, escupitajos en la cara,
que te pongan los cuernos, jueces corruptos,
políticos chorizos, los insultos
que recibimos los ciudadanos honestos por ser tan gilipollas,
cuando podríamos mandar todo a tomar por culo
tirándonos por un puente? ¿Quién tragaría con todo
para llevar una vida de perro,
si no fuera porque teme al infierno,
ese sitio que se han inventado los curas
para acojonarnos? Así las cosas
no hay cojones de pegarse un tiro,
y humillamos como toros mansos,
y nos comemos el coco con eso de la muerte,
y todas nuestras bravuconadas son de boquilla.
En resumen, que no me mato.
¡Queda tranquila, dulce Ofelia*! Ninfa,
Acuérdate de mí en tus rezos
y recuerda todos mis pecados.


*N del T: Con ese nombrecito, no sé cómo Ofelia puede ser una ninfa. ¿No era la gorda de Mortadelo y Filemón?

19 comentarios:

Fernando Moral dijo...

Está muy bien conservado el carácter egocéntrico de Hamlet. Ofelia criando malvas, o más bien nenúfares -dado su hidro-fallecimiento- y el tío con sus pajas mentales. Menos mal que al final le dieron pal pelo.

¿Por cierto, para la traducción has usado como fuentes la edición Q1 o la Q2? ¿Quizás la F1? (broma de filólogo friki)

Un abrazo dubitativo.

José Miguel Ridao dijo...

No te creas, Fernando, que esta versión digital es fruto de una investigación rigurosísima. Es una versión 2.0.

Ira, ira:

Executive Director's Notes:

In addition to the notes below, and so you will *NOT* think all the spelling errors introduced by the printers of the time have been corrected, here are the first few lines of Hamlet, as they are presented herein:

Barnardo. Who's there?
Fran. Nay answer me: Stand & vnfold
your selfe
Bar. Long liue the King

***

As I understand it, the printers often ran out of certain words or letters they had often packed into a "cliche". . .this is the original meaning of the term cliche. . .and thus, being unwilling to unpack the cliches, and thus you will see some substitutions that look very odd. . .such as the exchanges of u for v, v for u, above. . .and you may wonder why they did it this way, presuming Shakespeare did not actually write the play in this manner. . . .

The answer is that they MAY have packed "liue" into a cliche at a time when they were out of "v"'s. . .possibly having used "vv" in place of some "w"'s, etc. This was a common practice of the day, as print was still quite expensive, and they didn't want to spend more on a wider selection of characters than they had to.

You will find a lot of these kinds of "errors" in this text, as I have mentioned in other times and places, many "scholars" have an extreme attachment to these errors, and many have accorded them a very high place in the "canon" of Shakespeare. My father read an assortment of these made available to him by Cambridge University in England for several months in a glass room constructed for the purpose. To the best of my knowledge he read ALL those available . . .in great detail. . .and determined from the various changes, that Shakespeare most likely did not write in nearly as many of a variety of errors we credit him for, even though he was in/famous for signing his name with several different spellings.

So, please take this into account when reading the comments below made by our volunteer who prepared this file: you may see errors that are "not" errors. . . .

So. . .with this caveat. . .we have NOT changed the canon errors, here is the Project Gutenberg Etext of Shakespeare's The Tragedie of Hamlet.

Michael S. Hart
Project Gutenberg
Executive Director

Fernando Moral dijo...

Pues no está nada mal la edición. Voy a curiosear ese Project Gutenberg.
Y por la traducción te mereces un premio: Ridao, grab it to me by the side.

Abrazos agarraderos.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias por el premio, Fernando, from behind they are giving it to you.

Abrazos Dantes (que no Tomantes).

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

La traducción no acaba de convencerme: ¿en época de Hamlet se podía uno pegar un tiro? Creo que es anacronismo que da al traste con lo que habría sido, de no mediar este error, una traducción impecable.
Abrachops

José Miguel Ridao dijo...

¿A como que sí había? Sin ir más lejos, nuestro arcabuz es del siglo XV, y el llamado "culverin" (el arcabuz sí lo sabía, éste se lo debo a Wikipedia), es también un arma corta de mano del siglo XV. Se sospecha que Hamlet tenía guardado un arcabuz en sus aposentos, pero cada vez que se acercaba a él se acojonaba, y no es para menos, a ver quién tiene huevos de "asesinarse" con un cacharro de ese calibre.

Un abrazo culverínico.

Fernando Moral dijo...

¿Cómo, un anacronismo? En una traducción lo peor de lo peor es un anacronismo, lo dijo repetidas veces Menéndez Pidal en su blog.

Abrazos anacrónicos.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Sí, yo leí esa entrada en el blog de Menéndez, y también en el de Pidal: en ambos.
Señor Ridao: ¿la historia de Hamlet no ocurre originariamente en el siglo XIII? Al menos, la leyenda data de esas fechas, salvo que Menéndez, Pidal o Moral o Pinteño, que saben mucho más, me desmientan.
Abreachops

José Miguel Ridao dijo...

Ni Menéndez ni Pidal, parece mentira la memoria que tenéis. Lo del anacronismo salió en el blog de Juventudes Socialistas de Madrid, que ya hay que ser anacrónico para considerarse socialista en estos tiempos.

En cuanto a la historia, efectivamente la leyenda es del siglo XIII, pero Shakespeare la situó hacia 1450, ciento cincuenta años antes de cuando la escribió. Es algo completamente documentado: El castillo de Elsinor fue erigido en 1430; el 13 de julio de 1449, tropas Noruegas invadieron Dinamarca con el pretexto de atacar Polonia; y no sigo, para no abrumaros con mi erudición.

Abrazos, Junlais, So Mamones.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Acepto la explicación erudita. En cualquier caso, un trabuzazo es excesivo. ¿Por qué no mejor que el trrabucazo, que lo parta un trrueno, digo, un rayo?
Abrachops

José Miguel Ridao dijo...

Pues sí que doy el pego. No es mala opción, la del rayo. Lo malo es que entonces no se suicida. También le puede dar un jama al ver a Ofelia en pelotas, o encasquetarse la calavera en el colodrillo, o escoñarse al subir al escenario, o dejarse los huevos al subir por el balcón (ah, no que ése era Macbeth...)

Alejandro dijo...

Por fin una traducción de Shakespeare para el pueblo llano. Yo creo que lo que don Guillermo quiso decir al final del primer párrafo que traduces es: ¡joder! ¿quién pudiera? aquí está mi meollo.

Un abrazo menendezpidaliero.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues yo me he jartao de reír y encima lo he entendido todo muy bien.

Anónimo dijo...

Vaya hombre,se ha saltado usted mis tres versos favoritos
Por todo lo demás genial.Achopchones "L"

Er Tato dijo...

Así que a esto es a lo que llaman traducción libre, ¿no? Ten cuidado que se empieza así y se termina siendo un asqueroso liberal. ;-)

Un abrazo libérrimo

José Miguel Ridao dijo...

Mismamente, Álex, como Cervantes, estos genios siempre pensando en lo mismo...

Sí que me alegro, Jesús, de eso se trataba, habrá quien con tantas palabras "soeces" se niegue a entender este monólogo, y se lo pierde, porque lo que es en inglés no hay cojones.

Se me han atragantado, L, mis neuronas ya no llegaban, A ver si en un próximo intento...

¿Ti da cuen, Tato? Con tanto liberalismo me he cargado el texto original, qué no será de la economía cuando la asalten los discípulos de Hayek.

;-pppppppppppppppppppppppppp

eres_mi_cruz dijo...

correcta traducción con las casi inevitables cuñas para cuadrar la métrica... muy redundante resulta ese toros mansos...
así mismo, determinados localismos frecuentemente utilizados por el bardo de Avon... se mal traducen, sirva de ejemplo escupitajos, que, como es bien sabido, en todo el condado de Warwickshire el vocablo al uso es gargajaso...
firmado: el maestro.

Mery dijo...

Viva la erudición de este blog y sus contertulios.

Te diré que hace tiempo un Licenciado en Fil.Inglesa me comentó que el mejor de todos los Shakespeare era "Julio César" (en inglés, of course).

Un beso

José Miguel Ridao dijo...

Grasia, maejtroeremicrus, ejto e imperdonable, sobre to lo de gargajaso. Lo vi a cambiá, porlagloriaerberdoavon.

Tomo nota, Mery, no lo he leído, aunque lo tengo en el reader.

Abrajsosj.