miércoles, 18 de julio de 2012

Apuntes (168): ¡Qué escándalo!


Habrá quien me tache de racista, pero tengo clarísimo que en un país donde no haya mezcla de razas hay menos problemas de convivencia.


~

¡No es la raza, es la cultura, estúpido!

~

¡No es la cultura, es la religión, estúpido!

~

¡No es la religión, es la economía, estúpido!

~

Mis hijos me pidieron ayer que les comprara cordeles de colores, y se han dedicado a hacer pulseras con ellos. Ahora han montado un tenderete en el paseo marítimo y las venden a cuarenta céntimos. ¡Y todo en negro! ¡Qué escándalo!

12 comentarios:

Er Tato dijo...

Algunas veces, al sentido común lo llaman racismo. Y otras, el racismo no es más que ausencia de sentido común e ignorancia.

O sea, que tus hijos son unos ultrajadores de los tontos que tanto necesitamos en esta España mía, en esta España nuestra. De tal palo... ;-P

¡Son abrazos, estúpidos!

P.s.: ¿Todo en negro? ¡Serás racista...!

pedro ramos dijo...

Quizá yo no capto la ironía que debe haber en la primera nota. De ella parecería deducirse que en la antigua Sudáfrica, donde precisamente se evitaba con todo cuidado (y con medios más contundentes que el simple cuidado) toda mezcla racial -segregación, le llamaban- había menos problemas de convivencia que en la actual. Digo lo mismo de la Alemania nazi, donde también se evitaba, y por medios aún más atrozmente contundentes, dicha mezcla. En fin, ya digo que no capto la ironía que sin duda debe haber en la frase; acaso porque, desde mi punto de vista, es tema que cuenta con antecedentes demasiado horribles para que no sea por lo menos incómodo ironizar sobre él.

Er Tato dijo...

Perdón por la intromisión, Pedro -sé que te dirigías a Ridao-, pero no creo que haya la más mínima ironía en el primer apunte. Sobre todo si se interpreta a la vista del segundo y el tercero. Lo que afirma Ridao no es que sea su opinión o su pensamiento, que por supuesto puede serlo, es que es un hecho. Constatar hechos no puede ser tildado de racista. Salvo por quienes carezcan de sentido común, claro.

Los ejemplos que pones no son más que una prueba de lo que afirma Ridao, no su refutación. Quizás interpretes erróneamente -o quizás lo haga yo, quién sabe-, el término mezclar que usa Ridao. Él se refiere a la mezcla social, no a la mezcla genética.

Saludos

José Miguel Ridao dijo...

Ya ves, Tato, sin factura ni na. Les voy a hacer copiar la Ética para Nicómaco y la Ley del IVA cien veces a cada uno. Y por supuesto, les confisco la recaudación cada día... ¡Qué escándalo!

No hay ironía, Pedro, sino que mi intención es hacer pensar sobre el hecho de que la convivencia entre las llamadas "civilizaciones" no es tan fácil ni tan bonita como la pintan. Hay mucho de fachada en todo esto. Por ejemplo, en USA hay poblaciones con el 90% de blancos, otras con el 90% de latinos, otras de negros... Hay separación de facto. La convivencia es muy complicada, y para mejorarla creo que debemos partir de la base de que no somos iguales, como quieren hacernos creer. Y no es lo más importante la raza, sino la cultura en un sentido amplio. La economía juega ahí un papel muy importante: los nazis, creo que los mayores degenerados de la historia, hicieron levantar sentimientos primitivos entre el pueblo alemán, les hicieron creer que los judíos les robaban, su propaganda fue bestialmente efectiva, y luego los exterminaron y se quedaron con sus riquezas.

El sentido que le he dado es justo como dices, Tato, te agradezco la intervención, la verdad es que me pienso mucho sacar este tipo de entradas, son temas muy sensibles.

Abrazos.

P.S. Típica entrada en que si soy un personaje público me lapidan y acaban con mi carrera.

Er Tato dijo...

De nada, Ridao.

Ya me conoces. Me gustan las entradas valientes y provocadoras.

Abrazos escandalosos

Aprendiz de brujo dijo...

1- Eso es obvio, pero supongo que la solución pasa por mejorar la convivencia entre unos y otros...
La duda me asalta con los gitanos.
a veces pienso que nos llevaría menos tiempo exterminarlos a todos, menos a tres o cuatro flamenquitos, que empezar a enseñarles que pa conducir una fergoneta es necesario un carnet de conducir y un seguro; que el hospital es un espacio reducido y de silencio; que las mujeres pertenecen al mismo genero animal que los varones; que los niños de ocho años deben estar en la escuela.
Que existen conceptos como hipoteca, agua corriente,diccionario, colegio...que están al alcance de las mentes menos lúcidas, pero que no se pagan solos.

En fin. ahí va un regalito musical, pa empezar bien el día.

http://www.youtube.com/watch?v=1drdq7MX28Y

Anónimo dijo...

Habrá quien me tache. Punto. Pero tengo clarísimo que en un país donde no haya racistas habrá menos problemas de convivencia.

José Miguel Ridao dijo...

Aprendiz: la clave es que la convivencia mejore, claro, pero la crisis actual no ayuda. Por desgracia, en tiempos como éstos la xenofobia se acentúa, aunque la verdad es que en España no hay excesivos problemas. Estarás de acuerdo en que el comentario del exterminio sobra... de sobra... de sobra.

Anónimo: su proposición es tan obvia como la mía, aunque por desgracia ciertamente utópica. En realidad no creo que haya muchos racistas, entendidos en el sentido primitivo, como un odio irracional a otra raza. Sí hay mucha xenofobia: no se tolera al extranjero, al que tiene otra cultura, la distinción entre racismo y xenofobia creo que es muy importante.

Saludos.

Muñoz Escasso dijo...

No en términos de eficiencia, al menos.Éticamente es probable, que el verbo no sea el más adecuado.
De todas formas, me gusta mantener una distancia de seguridad con ellos no inferior a tres kilometros, pero no hay manera.Cada vez que el niño se me pone malo, o voy a los juzgados por motivos profesionales,o voy a informarme de una ayuda pública para un cliente- allí se me aparecen en mayoría absoluta.

Eso si, a la salida me refugio siempre en una Biblioteca, en Hacienda o en una Autoescuela.
Eso es "casa", como decíamos de pequeño jugando al escondite.
PS. ME EQUIVOQUÉ DE NIK.

Jesús Díaz Palma dijo...

Di que sí!!!

Por eso a los americanos les va tan mal...

José Miguel Ridao dijo...

Pues sí, Escasso: el verbo exterminar no es lo que se dice políticamente correcto. Con los gitanos lo que existe básicamente, aparte del racismo que pueda haber en ambos sentidos, es un problema de respeto por las leyes y las normas elementales de convivencia. Y de difícil solución, me temo.

Jesús: los americanos en realidad no han integrado las razas, sino que existe una segregación "de facto", con las poblaciones focalizadas de modo que haya poco contacto entre blancos, latinos, negros y chinos. De cara al exterior todo es muy bonito, no hay racismo y tal, pero el sentimiento creo que sigue estando ahí, y evitan los problemas mediante guettos voluntarios. O eso tengo entendido.

Abrazos.

Jesús Díaz Palma dijo...

Llevas razón, mi comentario fue vacuo y visceral. Y como bien apuntas en los siguientes aforismos el problema no radica en la mezcla, puesto que ésta implica aceptación; sino en los prejuicios que la impiden.

Un saludo.