lunes, 2 de julio de 2012

Cuatro soles como cuatro goles



Ahí tenemos a los cuatro un día después del triunfo. Ayer se fueron tarde a la cama y me pidieron dormir con la ropa que llevaban puesta. No todos disfrutaron igual del partido: Ignacio se desentendió muy pronto, se fue a ver los dibujos animados y protestaba de nuestros gritos cuando marcaba España; Gonzalo no se enteró muy bien de qué iba la cosa, pero anduvo por ahí rondando y uniéndose a la algarabía; Jaime era el más entusiasta y seguía el partido nervioso, pidiendo penalti cada vez que había una falta, aunque fuera en nuestro campo, y Miguel fue el más comedido: aunque no es muy futbolero, no perdona los partidos de la selección. No formamos mal equipo los cinco, ayer.

13 comentarios:

Mery dijo...

Apoteósico partido. No me extraña que incluso los que entienden poco aún de fútbol añoduvieran alborotados, como Gonzalo. Casi formáis equipo en familia.
OÉÉÉ oeeee oeeee oeeeee.

Mery dijo...

Anduvieran, jopé.

Enrique Barrero dijo...

Qué barbaridad, José Miguel, casi tienes un equipo de fútbol completo. A ver si, de una vez, puedo publicar un comentario.

José Miguel Ridao dijo...

¡A que sí, Mery! Y que no nos venga nadie con eso de que el fútbol no vale de nada, lo que importa es la economía y tal... La ilusión y la alegría siempre cotizan alto, y el ejemplo de nuestros deportistas ahí queda, al lado de la miseria de los políticos.

¡Por fin, Enrique! Lo de tus comentarios fallidos es lo más raro que me ha pasado en el blog, lo que demuestra que existen los duendes bloggeros. ¿Has visto mis fichajes? Lástima que el otro día no pude verte, gajes del oficio de padre.

Dos abrazos grandes.

Dyhego dijo...

Monsieur Ridao:
Alegrías así se agradecen.
Salu2 fútbicos.

José Miguel Ridao dijo...

Hola, Dyhego, eso se llama sincronización. Cuatro abrazos para ti, y cero para quienes ya sabemos...

eres_mi_cruz dijo...

qué nivel, ridao...
hasta el sofá de rojo...
Ignacio se nota que heredó la camiseta de su hermano mayor, de cuando caíamos en cuartos... la de Gonzalo es claramente unofficial... la de los dos mayores no sé si serán copia auténtica... pero lo que está claro por sus caras es que son goles de su puñetero padre... pichichi...

Paco Principiante dijo...

Ole,
ole,
ole
y ole.

Enhorabuena para los papás.

Alejandro dijo...

Anda que si Bufon no le llega a parar el taconazo a Ramos ibas a bromear tú hoy con estas cosas. Para echarse a temblar, sobre todo Lola, si llegan a meter el quinto.

Muñoz Escasso dijo...

Sr. Ridao, con casi todos mis respetos para usted. Tiene unos niños muy guapos.La señora Ridao debe ser muy hermosa y tener una genética dominante de cojones.Vamos, que no le veo otra explicación...
Y si. Hay que disfrutar, to lo que se pueda, cojones.Creo que nada tiene de malo olvidarse durante unas horas de la puta prima de riesgo; de las agencias de descalificación y del fin de mes.
Yo creo que todo lo que sea generar autoestima y ánimo en estos momentos es bueno.
Yo no vi a nadie de mi entorno narcotizado el lunes, por la victoria.Tol mundo fue a curra. (los afortunados que pueden hacerlo).

Abrazos hastapicheros del verano

José Miguel Ridao dijo...

eresmicruz: no has dao ni una, son toas falsas del carrrefú, menos la de Gonzalo que se la regaló mi hermano creo que a Miguel hace un porrón de años y sí es legítima. Y gracias también por la "autenticación" jetera, todo el mundo me lo dice. Ufff...

Muchas gracias, Paco, ya mismo estoy en Rota...

Anda que no, Álex, y además cualquiera aguanta luego al de Camas. Vamos, que entra en Decathlon y la gente lo saca a hombros.

No vas desencaminado, Escasso. Y en lo de la alegría, menudo país de agoreros y malajes en que vivimos. No hay más que leer los comentarios en Marca de un triunfo de Nadal, Alonso o Gasol.

Que nos quiten lo goleao...

Rocio dijo...

Vaya niños mas guapos,con niños asi dan gana de repoblá el país.Un beso pa vada uno de ellos,guapísimos.

José Miguel Ridao dijo...

¡¡Muchas gracias, guapetona nórdica!!