martes, 21 de julio de 2009

Bloguerías (VII)


1. El blog es el espejo del alma.

2. Salve, Bloguinia, musa del Internet.

3. Si el blog no necesita el papel, ¿por qué lo necesita el libro?

4. El blog es un camino de entrada sin salida.

5. Una paradoja: blogalismo nacionalista.

6. Descubro en mi blog cosas nuevas de mí.

7. Descubro en mi blog cosas nuevas de los demás.

8. No me dejan entrar en blogueinómanos anónimos, eso me pasa por dar la cara.

9. ¿Cuáles serán las últimas palabras de mi cuaderno?

10. P.P.P.P.P.P.S. Hasta aquí hemos llegado.

21 comentarios:

Parsimonia dijo...

Uy, sí, el blog es el espejo del alma, por eso a veces nos sorprendemos de aprender tantas cosas propias y desconocidas en el.
Interesantes bloguerías, como siempre.
Besos.

Enrique Baltanás dijo...

Plas, plas, plas...

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Lo suyo es que las últimas palabras de tu blog sean similares a las que pronunció Claudio al morir, vae me, puto concacavi me, Ay de mí, creo que me he cagado...

Capitán dijo...

1. ¿Seguro?
2. Buen nombre
3. ¿Por largura?
4. Yo pienso salir
5. ¿Individualismo blogalista?
6. ¿Sí?, yo no descubro nada nuevo de ti.
7. ¿Sí?, ¿enseñan cosas nuevas, los conocías lo bastante?
8. A mí sí
9. Coincido con Juan Antonio

P.P.S. ¿Ves?, quizá falta largura para el papel.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bueno Ridao, te sales.

¿Qué comes en Alájar?

maite mangas dijo...

A mi el alma se me escapa por el blog...como no tenga cuidado...
Ya queda menos para el libro, Jose Miguel, a ver si para Navidad...

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Parsimonia, buena apreciación, el alma es sorprendente, y el blog hace de cara ante nuestros lectores.

Un honor esas palmas, Enrique.

Juan Antonio, yo lo cambiaría por "... creo que la he cagado", y siempre quedaría la duda de si la cagué al abrir el blog o al cerrarlo.

Seguro, Capitán. El 4 no te lo crees ni tú. En el 6, soy yo quien descubro cosas nuevas, no tú, y en el 7, nadie se conoce lo bastante, ni a sí mismo ni a los demás. La largura se da por sobreentendida, al menos en mi caso...

Pues ya ves, Javier, ahora estoy en Rota, lejos del ibérico. Será que el jamón embota la mente.

Es verdad, Maite, el libro. Po no me quea na...

Un abrazo a todos.

Olga B. dijo...

Me gusta volver a encontrar tus bloguerías en estas incursiones nocturnas. ¿Qué tal va todo?
Tengo la blogueína atormentándome...
Bueno, a lo que vamos:
1- No lo sé.
2- Me encanta.
3- No sé si lo necesita, pero estoy convencida de que lo prefiere.
4- Could be.
5- Qué horror.
6- Sí, es verdad.
7- También es verdad.
8- No importa. Al tres me remito: creo que es preferible.
9- Las palabras, como las copas, Ridao, siempre las penúltimas; no empieces con epitafios, que eres muy dado;-)
10- A por la VIII.

Un beso a las mil.

Julio dijo...

El seis, que al final es el mismo que el uno, es la caña, Ridao.

Ángeles dijo...

¿Tus últimas palabras en el blog?
Con dos cojones Ridao, con dos cojones.
Un beso

José Miguel Ridao dijo...

Todo bien, Olga, dentro de lo que cabe, que caben muchos niños. Te confieso que yo también estaba al pie del bloguerón a las mil, aunque sin fuerzas para contestar. Respecto al 3, menos mal que me consta que tu libro está ya a puntito, si no igual te alcanza la revolución electrónica;-).

Es verdad, Julio, el 6 y el 1 dicen lo mismo, no me había dado cuenta. Me gusta más cómo está dicho en el 1.

Pues sí, Ángeles, qué mejores palabras que ésas. Las dejaré pogramadas para el 31 de diciembre de 2099, que creo que ya estaré criando malvas (en serio, lo voy a hacer ahora mismo).

Abrazos.

Liliana G. dijo...

A veces el blog necesita papel y es cuando escribís desde el trono Ridao. Por el mismo motivo la 4 está errada, y por lo cual el blog vendria a ser el espejo del baño y no del alma, poco poético pero real.

Descubrir cosas nuevas en los blogs, es la característica de los blogs, no de todos.

Con un "Veni, vidi, vici" basta y sobra, justamente porque se puede aplicar en todos los "ámbitos donde escribas" tus entradas y salidas...

Besos, José Miguel.

PS: Probá suerte en BAD (Blogueinómanos Anónimos Descubiertos), si no existe lo inventamos.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Me agrada que la gente que utiliza este medio dé la cara, José Miguel. La actitud contraria, que respeto, no deja de parecerme un tanto absurda.

Me sumo a las felicitaciones.

José Miguel Ridao dijo...

Geniales tus comentarios, Liliana; me has desmontado las bloguerías. Desde el papel del trono hasta el espejo del baño y BAD, te has superado en ingenio. Hoy me ganaste la entrada.

Gracias, José Manuel. Coincido contigo, a mí también me gusta. Yo más que ser absurdo le encuentro otras explicaciones.

Un abrazo.

Linus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Linus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Liliana G. dijo...

Jajajaja Gracias JM, tengo maestro.

Lo he disfrutado.

Besos.

PS: Los anteriores comentarios los he borrado porque estoy con un compañero y publiqué con su nombre. Errarum humanum est. (Encima dos veces)

JESUS FIDELIS dijo...

Me gustan muchos tus bloguería, tienes que ir preparando una recopilación.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Jesús, cuando tenga más seguramente lo haré.

Mery dijo...

No puedo estar mas de acuerdo, porque quien probó esto del blog, lo sabe.
Los descubrimientos ajenos y propios son sorprendentes.

Un abrazo blogueado

José Miguel Ridao dijo...

Tú lo has dicho, Mery, quien lo probó lo sabe.

Un beso fuerte, que duermas bien...