jueves, 16 de julio de 2009

Soneto del carajote


A ver si cuadro ahora este soneto
en mucho menos tiempo del que empleo
en dar a los pesados un boleto
pa irse con sus mulas de paseo.

Me temo que este último cuarteto
ha resultado una mijita feo;
confío en que el último terceto
lo pueda componer como deseo.

En un plis plas esto se ha terminado,
dejo de componer con el cipote
y vuelvo a mi tarea descansado.

Modestia aparte, estoy hecho un machote;
no más de diez minutos me ha costado
haciendo sobre todo el carajote.

25 comentarios:

Juanma dijo...

Holaaaaa!!! Que sigo por aquí, José Miguel, aunque ha dado la casualidad de que, últimamente, te leo desde el trabajo y no puedo pararme a comentar.
Excusas tontas. ¿Podría hacerlo luego desde mi casa, no? En fin, que sigo por aquí, haciendo el carajote también. Como siempre.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Literatura de la rapidez.

En las playas se suelen poner señores, a pintar azulejos, hacer autorretratos, realizar trenzas a las niñas.

Mira, en Alájar te puedes poner y en menos de 10 minutos, un soneto a cada señor que abone la misera cantidad de "una eternidad".

Un fuerte abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Pues no es la peor manera de hacer el carajote que se me ocurre, válgame.
Un abrazo.

Capitán dijo...

Han regresado las musas, pero debe ser que Meletea, la de la meditación, viene con retraso, porque macho, estás que te sales pero sin centro de gravedad, ¿será indigestión de jamón?

Parsimonia dijo...

También es difícil hacer sonetos que parezcan tan poco trabajados.
Seguro que al menos varios minutos te ha llevado hacerlo.
Versos de verano, con pocas ideas, pero para refrescar el ánimo, así como una granizada.
Besos.

Liliana G. dijo...

Vaya, deberíamos preguntarle a la Santa qué opina de tu soneto, porque siempre hay que escuchar las dos campanas...

A la ocasión la pintan calva y a la rapidez ¿cómo la pintan? Jajajaja

Besos Ridao.

Olga B. dijo...

Pues para estar pasando por momentos de desinspiración... je,je. Me ha recordado a "Un soneto me manda hacer violante/que en mi vida me he visto en tal aprieto", etc.
Aunque, bien pensado, hablar de "aprietos" contigo es arriesgado;-)

José Miguel Ridao dijo...

¡¡¡No pasa naaaaa, Juanma!!! Yo también he estado un tiempo sin comentar, y mi excusa del pinganillo es más tonta todavía.

Otro abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Déjate de eternidades, Javier, que eso no abulta er taco. Últimamente te entiendo de regular p'abajo. Serán los efectos secundarios del jamón...

Un abrazo eternizado.

José Miguel Ridao dijo...

Es verdad, Juan Antonio. Se me ocurren unas cuantas más, cuando acabe de trabajar me pongo manos a la obra.

Abrazos carajoteros.

José Miguel Ridao dijo...

Veo que funciona el google, Capitán. No sabía de Meletea, pero seguro que mañana te visita.

Saludos Chesterfieldianos, con su correspondiente prize.

José Miguel Ridao dijo...

Pues sí, Parsimonia, dejaré mejores versos para cuando me visite Meletea y el resto de las musas en tropel, pero no viene mal una chorrada de vez en cuando.

Abrazos refrescantes.

José Miguel Ridao dijo...

Espera, Liliana, voy a buscar a la Santa, luego vuelvo.

José Miguel Ridao dijo...

Bueno, Olga, ya hice una paráfrasis del soneto de Violante, en el soneto del apretón, aquí, y después está el soneto cojonudo, aquí. Vamos, que no es la primera vez que hago el carajote.

Abrazos desde un pueblo rebosante de jamón.

Julio dijo...

Bueno, Ridao: ya te has endurecido...
poéticamente, en fin...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Yo que no como jamón por aquello de la religión de la poesía, y lo veo pasar como en avión, tú, en cambio, te habrás contagiao.

Y de entender o no, mire usted. Se entiende lo que se entiende, si quisiéramos entender todo, no estaríamos aquí.

O tal vez, Ridao?

En fin, que abulte, un taco a ser posible, y el que piense lo contrario que se vaya a comer papayas a la India.

Mery dijo...

José Miguel: estás hecho un machote de gracia e inspiración.
Nos alegras el día y es muy de agradecer.
Un beso desde los madriles

José Miguel Ridao dijo...

Liliana, he leído tu comentario, que no entendía muy bien, a mi Santa, y me ha contestado algo muy raro: “je je, dice que si eres tan rápido en todo”. En fin, vosotras tenéis vuestros propios códigos.

José Miguel Ridao dijo...

Es verdad, Julio, ya está bien de tantas mariconadas sensibleras. La tostá de jamón me ha hecho efecto...

José Miguel Ridao dijo...

Javier, como me dijiste una vez:

Yo me jarto de jamón
Y tú te jartas de gambas.

No romperás la cuaresma poética, pero te jartas igual, y lo acompañas con almejas. Además, cuando llega el Ramadán parnasero te jinchas de jamón.

Respecto a lo del entendimiento, es lo de siempre: razón o corazón. Yo soy más de razón, y sospecho que tú tiras más para el cuore.

En fin, par taco y par bultaco, sobre todo par bultaco.

Abrazos bultaqueros.

José Miguel Ridao dijo...

Po zi, Mery, aprovechando que es geundio. Besos desde las alájares.

Pasión dijo...

José Miguel, hacía tiempo que no leía en este caso la palabra carajote.

En Cádiz te la sueltan con toda naturalidad y gracia del mundo, carajote y carajota.

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Pues sí, Pasión, yo diría que carajote es la palabra más pronunciada en Cádiz después de pisha.

Abrazos.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Bueno, como gaditano puedo alegar que también se oye mucho el equivalente femenino de la aludida expresión metonímica referente al macho.

José Miguel Ridao dijo...

Pues es verdad, José Manuel, y esa expresión sí que es puramente gaditana, nunca la he oído en otro sitio. Podría decirse que es una metonimia transexuada, ¿no?