lunes, 27 de diciembre de 2010

Incorrecciones (I): De maricones y mariconeos


Hoy inauguro etiqueta, donde recogeré todas aquellas palabras, expresiones, situaciones, acciones e incluso omisiones que los ejemplares celtibéricos hemos venido usando durante milenios hasta que de repente, al comenzar el siglo XXI, han sido censuradas, hasta el punto de que quien las usa es señalado como un ser indeseable, indigno de la sociedad avanzada en la que vive. Comenzaré la serie con una palabra castiza, de raigambre antigua y que lamentablemente está cayendo en el olvido: maricón.

De toda la vida un maricón es un homosexual, pero generalmente el término se ha reservado para aquéllos a los que se les veía a legua la "pluma", lo que también se daba en llamar una "loca". Estos sujetos van llamando la atención por donde van, con una enorme variedad de gestos como dejar la mano floja, echar la cabeza hacia atrás para hacer volar los cabellos que no tienen, decir a todo el mundo "guapo" y cosas por el estilo. Los homosexuales que no hacen gala de tal comportamiento son simplemente eso, homosexuales, y es cierto que en tiempos pasados han sido perseguidos y humillados, pero actualmente, salvo excepciones, nadie se mete con ellos, y son ciudadanos tan respetables como el que más.

La palabra "maricón" ha dado lugar a numerosas variantes, como "mariconeo", "marica", "maricona", "amariconado", "mariconazo" y muchas otras, casi siempre de carácter festivo, y que se usan como apelativos para todo tipo de personas. Así, por ejemplo, si yo digo a un amigo mío que es "una pedazo de maricona" es porque me ha ganado una carrera, me ha hecho alguna pequeña jugarreta, ha llegado tarde a una cita o algo por el estilo, pero seguramente mi amigo es tela de machote.

Lo lamentable y sorprendente del caso es que hoy día no se puede usar en público la palabra "maricón" o alguna de sus variantes so pena de ser crucificado por las huestes de lo políticamente correcto, pero si yo, pongo por caso, hablo en una entrevista de un maricón famoso, todo el mundo está legitimado para insultarme y tildarme poco menos que de fascista. Sin embargo, la horrorosa palabra "gay" cuenta con el beneplácito de todo el mundo. Así están las cosas.

Ahora podría decir algo muy socorrido: "yo no tengo nada contra los maricones; incluso tengo muchos amigos que lo son". Pero -¡ay!- tampoco esto me está permitido: muchos, y sobre todo muchas, me saltarían a la yugular, así que... ¡coño, ya lo he dicho! Bueno, para eso tengo un blog, para poder hablar, con todo el respeto del mundo, de maricones, de mariconeo y de lo que haga falta, mientras que no me lo cierren - cruzo los dedos-.

P.S. La foto es cosa de Mr. Google, que a veces tiene mucha guasa.

17 comentarios:

mangeles dijo...

Jjejje...la primera vez que te comente en el blog de ER TATO...me pareció que hacias una mofa o algo discriminatorio para los mariquitas....¿te acuerdas?....

Tengo una palabra para el diccionario que no sé si está.... BUJERO....un poné: abujero o agujero...según se mire...si está arriba es el abujero de ozono...y está abajo ...es el agujero chop...

BESOTESSSS

José Miguel Ridao dijo...

Es verdad, mangeles, y mira cómo la gente güena se entiende después de todo. Bujero lo tengo apuntado, pero ya se me había olvidado, gracias. Qué bien volver al humor.

Un beso.

José Miguel Ridao dijo...

Ahora que me acuerdo, creo que le dije al Tato que se estaba amariconando, por no darme caña o algo por el estilo. Si es que esta palabra es una joya de matices...

Eutelia dijo...

Para nosotros la palabra maricòn tambien tiene, segun el contexto, la acepciòn de hijoeputa o cabròn. No se por allà: fulano es tremendo maricòn, quiere decir que fulano es muy mala persona. Y cuando un hombre es verdaderamente maricòn, entonces es "maricòn de carroza".

A este nuevo capitulo de tu blog podrias incluirle un acàpite de usos frecuentes, asi podemos darnos el gusto, por ejemplo, de aportar (lo dicho, pero me produce placer): pedazo e' maricon, maricon de carroza, tronco e' maricòn, maricòn tapao.

"No seas maricòn" tambien quiere decir "no seas cobarde".

¡y si nos ponemos a hablar de mariconerìas...!

Ramón Simón dijo...

po si que tiene guasa mister maricona google.

Anda,chiquillo, no me seas jartible.


Un abrazo

Ignacio dijo...

Para mi nunca había sido maricón un despectivo pero de repente se te ponen todos hechos unas zorras como uses esa palabra: con lo cual, no la obvio, esa,, y su equivalente femenino de tortillera, que la verdad da mucho juego los insultos que me jarrean.

Y la gente no que no sabe es que Gay es una palabra castellana, de uso y definición conocidos, que Machado por ejemplo usaba con holgura: negamos el significado a una palabra para no decir maricón, que es como se llaman.

Liliana G. dijo...

Aaaah, qué sería del diccionario sin la familia de palabras de "maricón", una verdadera mariconada... Esta palabra ya es parte del aservo popular mundial (eso creo) y se ha desvirtuado prácticamente su etimología sobre la homosexualidad, es decir, ya no la utilizamos en ese contexto, ahora hay una amplia gama de nuevas palabras que sí remiten a ello, algunas de pésimo gusto para ser franca. En cambio, si digo por ejemplo "mariconazo", es el colmo de la ternura para referirme a alguien muy dulce.
Pero ¿cómo que "maricón" no se puede usar en público? Eso será por las Españas, porque por las Argentinas es de lo más común...

No hay nada que hacer, el dicci se impone Ridao :)

Si dije cualquier cosa es debido a las altas temperaturas, ya estamos en Alerta Rojo por aquí, pufff

Besotes.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Eres una maricona, Ridao.

Mery dijo...

A ver si explicas lo de la foto, Ridao.
A mi me hace mucha gracia la palabra "marica", porque "maricón" ya está mas usado. Y si quieres ser un poco mas delicado y que esté mejor visto, pues "mariquita".

Ultimamente utilizo mucho una expresión sacada de un chiste: "fulanito es marica.com".

Un beso, machote

Fernando Moral dijo...

Para refrendar tu tesis, te dejo una cita de/sobre Miguel de Molina, que tenía muy a orgullo el apelativo (si le llegan a llamar gay le da algo):

"Como artista Miguel de Molina fue inconmensurable. Estrenó "El amor brujo", de Manuel de Falla, en el Liceo barcelonés, y aunque su papel era secundario ya llamaron la atención sus ademanes y un arte "que no se podía aguantar". Pasó la guerra animando a los soldados republicanos con actuaciones en Alcoy, Alicante, Elche, Orihuela, Monóvar, y por las provincias de Valencia y Castellón. Unos falangistas valerosos le dieron una paliza de muerte en noviembre de 1939 en Madrid porque no aguantaban sus blusas vaporosas, el lánguido caer de sus ojos, ni los rizos brillantes sobre su frente aceitunada. "¡Marica!", le gritaban los machotes que iban a reventar sus espectáculos, y él respondía con una frase que debe figurar en el frontispicio del monumento en bronce que merece: "De marica nada; maricón, que suena a bóveda"."

José Miguel Ridao dijo...

Es que si no me aburriría, Ramón.

No sabía lo de gay, Ignacio. Lo que se aprende contigo, sin coña.

Liliana, me temo que en Argentina tenéis más libertad parlante que aquí. Y por lo que dices, el significado del término es distinto. Ese diccionario...

Gracias, Romano. Se nota que eres un amigo, maricona.

Mery, el de la foto es la maricona de Guti, ése que jugaba en el Madrid y ahora está en Turquía. Desconozco sus tendencias sexuales, pero es una maricona de cojones.

Genial la anécdota, Fernando. Él era un maricón, y los falangistas unos cabrones cobardes.

Abrazos machotes.

Ignacio dijo...

Miguel de Molina estuvo extrañado en mi pueblo, y lo que contaban quienes le conocieron eras que las palizas se las daban los milicianos, y que el realmente se sintió aliviado al librarse de ellos, pero claro yo no le conocí, conocí a quienes le conocieron.

José Miguel Ridao dijo...

Bueno, en cualquier caso eran unos cabrones. Queda por saber si eran unos fachas cabrones o unos rojos cabrones.

Mery dijo...

Ridao, yo te mato:claro que sé que es Guti, pero no imaginaba lo de maricona.
Mas bien lo veo completamente "unattractive".
Un abrazo y felíz día de los Inocentes

José Miguel Ridao dijo...

Es una maricona, Mery. Lo que yo te diga. Pregunta a cualquiera del Barsa.

Feliz día a ti también.

José Miguel Ridao dijo...

¡Euteliaaaaaa! No lo vas a creer: Blogger había marcado tu comentario como spam; ni siquiera lo había visto. Esto huele a chamusquina.

Lo que comentas es muy interesante: veo que por allá la palabreja significa cosas muy distintas. Me voy a plantear en serio lo de las aportaciones.

Muchas gracias, y un beso.

José Miguel Ridao dijo...

¡¡BLOGGER MARICONES!!