jueves, 2 de diciembre de 2010

Toilet restaurant


Me manda un correo mi compañero mercurial José Manuel Gómez Fernández, proveedor inestimable de material "oloroso" para mi blog, y no puedo menos que aprovechar el género. Son muchos los que se asombran e incluso se cachondean de mí por los lugares que elijo para escribir, que a estas alturas todos los que me leen ya conocen. Pues bien, os aseguro que nunca se me ha ocurrido llevarme un bocadillo a la sala de escritura; reconozco que me da asco. Sin embargo, vean cómo se las gastan en un restaurante de Taiwan:


¿Alguien gusta un heladito de postre?


¿No es adorablemente disgusting?

15 comentarios:

XXXXXXX-Desaparezca aquí-XXXXXX dijo...

los helados están sobrevalorados..

José Miguel Ridao dijo...

Sí, pero los sirven en urinarios, o meaderos. Si lo viese Duchamp...

Luis Valdesueiro dijo...

Buñuel fue pionero, como se puede ver en su película El fantasma de la libertad... Aunque allí, el invento quedaba reducido a un uso privado...
Saludos.

Liliana G. dijo...

¡No lo puedo creer! Ni siquiera es gracioso, es estúpido. Una cosa es que leamos y/o escribamos en nuestro propio "toilet" (¡qué finura!), y otra bien distinta es que compartamos espacios (estos).
Claro que son consecuentes con los helados, aunque yo lo pensaría dos veces antes de llevarme a la boca uno de esos chocolatosos postres :(
¿No es algo así como una regresión a la niñez temprana, cuando los niños comen lo que generan?
Creo que algo de eso hay...

Besos :)

P.S.: Por supuesto que vuelvo a reírme morrocotudamente con tus post.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Esto es pasar de la comida basura a la comida caca. Que Vd. lo pase bien.

Bea. dijo...

Que asco Ridao , en sitios como ese jamas se me vera a mi el pelo , es asqueroso incluso aunque sean de adorno.

Alejandro dijo...

Desconocía por completo que fueses aficionado a la escatología.

Cada día se aprende algo nuevo.

Rafael dijo...

Creo que las propinas las recogen en un orinal.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
¿Quién se encarga de limpiar el culo: el que no paga, algún político?
Salu2 con toallitas perfumadas.

José Miguel Ridao dijo...

Nada nuevo bajo el cine, Luis.

Qué asco, Liliana. Esa imagen del niño comiendo caca es peor que todos los toilet restaurants del mundo.

Que te carde un... digo... que te cuides, tocayo.

¿No pones caganet en el belén, Bea?

Ya ves, Álex, soy un pozo de secretos.

Eso tengo entendido, Rafael, y no se va a los servicios, te los traen a la mesa. Ah, y la cuenta la imprimen en papel higiénico usado.

Dyhego: el culo lo limpian unas becarias, y no usan papel...

Abrazos puercosos.

Rocio. dijo...

Hay que ve,Ridao,chiquillo,el restaurante que nos has puesto,esta completo,con tos sus asesorios,pos na,ya que tu mas invitao a la amberca,yo te invito a comer a ti,ahi en los meaderos,y nos llevamos a la Bea,pa que le sirvan la sopita en la escupidera,vamos solo por ver su cara.....pagaria.
un beso sopero.

Mery dijo...

Nasty Nasty.

Aunque seguro que in situ resulta cool.

Buenas noches desde una sierra nevadita y encantadora

José Miguel Ridao dijo...

Si va la Bea yo también me apunto, Rocío. Seguro que hasta da sorbetones.

Tengo mis dudas, Mery. Mejor seguimos en nuestras respectivas sierras.

Dos besos.

Juanma de la Torre dijo...

José Miguel, yo reconozco que era de los que se llevaban un vaso de leche con 10 galletas sumergidas. Con los años perdí esa costumbre, me llevo el iPhone.

José Miguel Ridao dijo...

Bien por ti, Juanma, que conozco unos cuantos que no salen del armarito del cuarto de baño. Hay mucha hipocresía escatológica. Oye, el equilibrio del vaso y las diez galletas en tu regazo tiene su mérito, y no digo ya abstraerte de los efluvios al comer.

Un abrazo.