miércoles, 11 de abril de 2012

La pérfida Albión


En este artículo, publicado el pasado jueves, el influyente diario británico Financial Times da un buen repaso a nuestra maltrecha economía. Se incluye en una columna de mucha visibilidad, y su título, No Spain, no gain, es un claro aviso para inversores incautos. El arranque es demoledor: "Los intrincados escalafones de la Administración Pública del general Franco han sobrevivido a casi 40 años de democracia en España". Para crear ambiente evoca el edificio de piedra gris de Nuevos Ministerios, donde habitan unos funcionarios que aún son especie protegida (sic) como un símbolo de lo poco que ha cambiado todo. A continuación, y abandonando la estrategia basada en nuestra leyenda negra, reparte palos con más tino, y así acusa al actual Gobierno de recortar partidas de gastos como la de Investigación y Desarrollo y sin embargo no reducir los sueldos públicos ni prescindir de personal, adelgazando el aparato administrativo. También culpa a los que dejaron la herencia al gobierno actual, que según el artículo "camuflaron" la situación real, que es considerada como preocupante, concluyendo con esta frase, todo un varapalo a la economía española: "Si los inversores han aprendido algo sobre España durante la crisis, es que las apariencias engañan".

Hasta aquí la crónica de la pérfida Albión. Podríamos mandarles una nueva Armada, pero dado el éxito de la primera y que nuestras naves no están para muchas tempestades, haremos bien en preguntarnos cuánto hay de razón en el análisis del diario inglés. En cuanto a la procedencia de recortar unos gastos u otros, parece claro que no se están tomando las decisiones más oportunas. Si el Gobierno quería ganar credibilidad nada más ganar las elecciones, podría haber tomado una medida fulminante de limitación y reducción de sueldos públicos. Ahí se puede ahorrar una buena suma, pero además se trataría de un acto simbólico: si se pusiera, digamos, un sueldo máximo de 90.000 € anuales para los altos cargos políticos y de la Administración y para los directivos de las empresas públicas y cajas de ahorro (sé de buena tinta que algunos cobran hasta dos millones de euros), y 60.000 € para los cargos intermedios, así, de un día para otro, mediante Real Decreto, se habrían tapado muchas bocas, y se podrían emprender los nuevos recortes con otro crédito. La I+D no debería tocarse, pues ahí está el futuro, la competitividad de un país que sangra por ese costado, y las reformas en los dos principales capítulos de gasto, sanidad y educación, deberían emprenderse con un espíritu de racionalización del gasto, no de recorte. En estos capítulos se ha tirado literalmente el dinero, por ejemplo regalando ordenadores a unos niños que ya cuentan con ellos en sus casas y lo que necesitan es disciplina. Incluso la gratuidad de los libros de texto es una medida muy discutible: todos sabemos que únicamente se valora aquello que hemos conseguido haciendo aunque sea un pequeño esfuerzo; tendemos a despreciar lo gratuito. Se podría establecer un sistema de becas, como ha habido siempre, para las familias que verdaderamente tengan dificultades para la adquisición de libros, y se ahorraría mucho dinero público. En cuanto a la sanidad, el despilfarro viene por dos vías: la atención médica y los medicamentos. Sería interesante conocer el valor de los stocks de medicinas acumulados en los hogares españoles que acaban caducando, o las recetas que se prescriben a enfermos que no son tales. Una buena medida, que ya se aplica en otros países, sería que el médico recete la cantidad exacta para el tratamiento, y que la farmacia dispense únicamente esa cantidad, recortándola de la caja. En cuanto al abuso que hacen muchas personas hipocondríacas, o simplemente aburridas, de los centros de atención primaria y de los servicios de urgencias, sin duda el copago disuadiría a muchos de ellos, pero por desgracia es tenido como arma arrojadiza entre los partidos políticos antes que como una solución razonable.

La lista de recortes es grande, no cabe duda, y el Estado de Bienestar está en juego. Mientras tanto, los llamados “mercados”, esos entes abstractos y amenazantes, nos acechan con sus cifras siniestras. En las filas de la izquierda, a las que en los últimos tiempos se han apuntado sospechosamente unos políticos que hasta la fecha eran más bien moderados, se levanta un clamor ante el ataque inmisericorde a unos derechos adquiridos, todo sea dicho, con no demasiada sangre ni sudor. Los sindicatos sacan pecho, sabedores de que los recortes también les alcanzarán. Consignas olvidadas desde los tiempos anteriores al franquismo se esgrimen para soflamar a la multitud, ávida de seguridad, y en este maremágnum de populismo las posturas están más enfrentadas que nunca, no se toman con rapidez las medidas necesarias y Europa nos contempla con escepticismo a medida que nos quita una máscara que ya no sirve para tapar nuestras vergüenzas.

13 comentarios:

Er Tato dijo...

Pues esta vez vamos a estar de acuerdo, Ridao, aunque muy moderadito te veo...

Un abrazo sinquesirvadeprecendetero

Mery dijo...

Lo de las medicinas en dosis m e parece un aidea estupenda y tienes razón, ya se aplica en algunos países con bastante éxito.
¡Recortar los salarios públicos! ¿Cómo no se dan cuenta que eso serían votos asegurados para un futuro? Aunque sólo fuera por esa razón tan egoísta, ya deberían estar aplicándolo.
Estupenda entrada, J.M.
Y qué pena que estemos dando continuamente esta imágen en el exterior.

Un beso

RIDAO BACALAO dijo...

Muy de acuerdo, Ridao Bacalao. Seguramente tengan razón los ingleses con este análisis pero lo primero que deberían hacer los guarrillos es devolvernos el Peñón, pagarnos por los años que llevan allí ilegalmente, indemnizarnos por los terrenos usurpados y por la cantidad de horas de vigilancia de nuestras patrulleras, por el tráfico de droga, tabaco y dinero negro...etc. En fin, que nos devuelvan lo que es nuestro y les den por saco.
No veo a Rajoy preparado para dar el palo y el corte a la autonomias, a los sindicatos y a los partidos políticos, ni tampoco dispuesto a reformar la Ley Electoral ni la Constitución.
Acabando con el Reino de Taifas, con las Diputaciones, con la mitad de los Ayuntamientos y mandando al carajo a los sindicatos ( que vivan de la cuota de sus afiliados, si pueden y si no que desaparezcan)ahorraríamos un wüevo y parte del otro. El problema es que esta derechona de pacotilla no tiene eggs.
Por favor,Mariano,
¡que tienes mayoría absoluta!
Coge, please,la batuta,
al menos, con una mano.

CLOCHARD dijo...

Estimado Ridao:

Sería muy sensato aplicar cada una de las medidas que tú propones como ejemplo, pero eso pertenece al menos común de los sentidos, que no es, precisamente, la manera habitual de actuar de la desmesurada falta de respeto que se nos brinda, a diario,como muestra.

¿Por qué no se llevan a cabo maniobras éticas y favorables para la ciudadanía? porque cada una de ellas supone romper una serie de contratos arrolladoramente insultantes, que no se cortan un pelo y carecen de todo tipo de consciencia, mediante los cuales, por razones de producción y derroche, se llenan los bolsillos los políticos de turno, sean de la laya que sean, desde que se suicidó la ideología y todo huele a chamusquina de un reclacitrante centralismo en el que todos, los unos y los otros, tienen tajada.

Ya sé que es lo de siempre, pero así lo veo bajo mi humilde criterio.

Un saludo, maestro.

Rocío. dijo...

RIDAOOOOOO,¿Te has ido a Botsiana a cazar elefantes?,Ya me estoy mosqueando,llevas muchos días sin asomar el pescuezo por aqui.

Er Tato dijo...

Estoy con Rocío...

No te habrás mosqueado porque esta vez estamos de acuerdo, ¿no? Si no escribieras todos los días no nos preocuparíamos cuando te tiras 4 días sin escribir alguna tontería de las tuyas... Bueno vale, de vez en cuando escribes algo brillante.

Un abrazo añorante

P.S.: Con que te tires un peo de esos que suenan para que sepamos que estás vivo ya nos vale. ;-P

Dyhego dijo...

Monsieur Ridao:
Típico de los ingleses: cuanta más porquería les echan a los demás, más limpios parecen estar ellos...
(En todos sitios cuecen habas, el que esté libre de pecado, etc, etc, bla, bla bla...)
Saludos.

José Miguel Ridao dijo...

Rocíoooooooooo, Tatoooooooo, ya estoy aquíiiiiiii. Resulta que he hecho una parada para vaciarme del todo la cabeza, que de vez en cuando vienen bien limpiar los depósitos. Le he echado un buen chorro de lejía, la he dejado ahí unos días y ahora estoy llenando de nuevo. A ver qué pasa...

La entrada ya está desfasada, parece mentira, ahora el tema candente es la caza de elefantes, pero no tengo ganas de hablar de eso, a ver si se me ensucia otra vez el caletre.

Abrazos, y muchas gracias por acordaros de mí, hasta me emociona y todo, y me sirve como regalo de cumple, que fue el viernes.

Rocío. dijo...

Muchas felicidades,Ridao por tu cumple,pos mira yo estoy múuu de acuerdo en que se le de a cada niño andaluz,un ordenador,que por lo visto vale 300 euros cada uno,así con poderío en plena crisis,pero además deberían pagarle un viaje cada año pa ir a cazar elefantes a Botsana,faltaría mas,y cuando tuviesemos que dejarlos con alguien,en nuestra ausencia que los cuidara el Marichalar,pa que les diera una escopeta a cada uno,Ridaaaaaaaaaaao,si esto es el desmadre,y la reina en Grecia sin venir,a mi huele a cuerno quemao,así que por lo menos que a los niños no les falte de náaaaa.
Un beso elefantistico.

RIDAO BACALAO dijo...

Feliz cumple, Ridao. Un saludo y cuidado con los elefantes... y elefantas.

Er Tato dijo...

Cuatro días...Peaso de resaca, ¿que no? Aaaaaaro.

Felicidades atrasadas.

Un abrazo soplavelas

P.S.: ¿Cuántos caen...?

Muñoz Escasso dijo...

Felicidades Ridaor.Un abrazo amigo. Y que cumplas muchos más.

José Miguel Ridao dijo...

Rocío, Bacalao, Tato, Escasso, ¡Muchas gracias! Sois nos amigos, como cumplir, cumplo un número que rima con jinco... y no digo más.

Abrazos quemevaisaregalaeros.