viernes, 6 de abril de 2012

Las lágrimas de Bach


Rescato esta entrada, muy apropiada para estas fechas, aprovechando unos instantes en que San Pedro ha cesado en su llanto.


Jonathan Miller: ...We are here to suffer and our profession in the world is to die.



Erbarme dich, mein Gott
Um meiner Zähren willen,
Schane hier, Herz und Auge
Weint vor dir bitterlich.
Erbarme dich!

Ten piedad de mí, Dios mío,
advierte mi llanto.
Mira mi corazón
y mis ojos que lloran
amargamente ante Ti.
¡Ten piedad de mí!

El violín desgrana la angustia y remueve nuestras entrañas. Podemos sentir la desolación de Pedro, cabizbajo y avergonzado. Después de toda esa terrible noche acabó por traicionar a su Maestro, que lo había profetizado. ¿Cabe un deshonor más grande? ¡Ah, la traición! Sólo queda implorar el perdón, suplicar con una tristeza anegada en lágrimas; lágrimas en los ojos y también en el corazón; un llanto inconmensurable que todo lo inunda; lágrimas que arrasan el alma y se agarran al perdón; lágrimas redentoras y esperanzadas en atraer Su piedad.

No es Pedro quien canta, sino su esencia, su interior más profundo que aparece detrás de él (o'15'') con voz dulcísima entonando el Erbarme dich (0'54'') como único y último recurso, llamando la atención sobre su llanto (2'24''). Después otra vez el violín, triste como la muerte, y de nuevo la súplica incansable, Erbarme dich, en la voz angelical de la conciencia de Pedro, que sigue cabizbajo hasta el final, expiando su pecado, solo ante Bach y ante Dios.


Música: Aria "Erbarme dich" de La Pasión según San Mateo de J.S. Bach.
Imagen superior: Las lágrimas de San Pedro, de El Greco (detalle).

8 comentarios:

Alejandro dijo...

Iinterpreto que eso de que San Pedro ha cesado en su llanto significa que ha escampado en Sevilla. Yo acabo de llegar a Córdoba, calado hasta los huesos esta Semana.

Muy bonita la interpretación. Lo hace muy bien el de la sotana, el que esta castigado. Supongo que te habrás fijado que en la primera fila hay otro que se ha quedado sopa como él.

Mora Fandos dijo...

Me gustó mucho. Saludos.

José Miguel Ridao dijo...

Pues no me había dado cuenta, Álex, ahora mismo lo compruebo, eres un aguil(illa).

Gracias, José Manuel, a ver si coincidimos un día.

Alejandra dijo...

Está muy bonita, realmente tienes buenos ojos para el arte y la poesía, tampoco lo habría imaginado.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, Alejandra.

Mery dijo...

Me encanta que quien cante sea la esencia de San Pedro. Bach es así.
Una joyita, Ridao.

Un abrazo

RIDAO BACALAO dijo...

Me he acordado de usted, don Ridao Bacalo, al leer el siguiente artículo.
Un saludo y enhorabuena por la recomendación.
http://libros.libertaddigital.com/lo-bueno-de-la-muerte-de-dios-1276240054.html

José Miguel Ridao dijo...

La espiritualidad nos une, sobre todo cuando llega de esta forma. La música de Bach saca lo mejor de nosotros, creo yo.

Abrazos luneros (de lunes, no de luna).