lunes, 26 de abril de 2010

Ridaikus escatológicos


Veinte poemas

de una sola cagada.
Inspiración.

Versos anónimos
decoran las paredes
del WC.

Despacho Roca.
Bidet para el portátil;
trono ergonómico.

Suelo tirar
los versos que no sirven
por el retrete.

14 comentarios:

Torcuato dijo...

Empezando el lunes con humor.

Observación: Los versos que no sirven y tiras por el retrete a lo mejor hacen las delicias de las ratas.

No tires nada hombre!!!

Saludos Ridao.

Liliana G. dijo...

Tus escatologías troneras conmueven, Ridao, creo que ningún WC se vio tan homenajeado como el tuyo, jajajaja

Besazos de lunes, somnolientos porque recién llego de trabajar, en otras palabras, todavía no dormí. Zzzzzz

La "observación" de Torcuato está buenísima :)

Si sigo leyendo me voy a despabilar, jajajajja

José Miguel Ridao dijo...

Tienes razón, Torcuato. A lo mejor he creado poetas de cloaca sin saberlo.

Supongo que sigues durmiendo, Liliana. Espero que no hayas soñado con WCs.

Abrazos cloaqueros.

Alejandro dijo...

A ver si va a resultar que le excelsitud se escondía en las cloacas, José Miguel.

Un abrazo eximiente.

mangeles dijo...

No sé que decir. Pero me resultan divertidos. Un beso, Ridao

José Miguel Ridao dijo...

Camino voy, Álex.

No digas nada, mangeles. Se trata de oler.

Abrazos.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
¡Y yo que me leí el sábado tu "blogueína" al mediosol de una falsapimienta, después de la siesta, durante un día espléndido, sentado cómodamente en una silleta de playa, en el campo, rodeao de un silencio roto por los zumbidos de las abejas...!
¡Lo mismo tendría que haberlo leído en el excusado!
(algunas entradas las había leído, otras son anteriores a que diera con tus andurriales. De cualquier modo, la idea de don JAVIER MENÉNDEZ es todo un hallazgo).
Enhorabuena y felicidades, alájar ugle man.
Salu2

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Se ve que has vuelto con nuevas energías, y nada estreñido.
Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Me honra tu lectura, Dyhego. Y es la mejor forma de hacerlo; el trono déjalo para escribir. Muchas gracias, Murcia-man.

Ya ves, tocayo. Desatado y diarreico.

Dos abrazos.

Mery dijo...

José Miguel: un buen amigo me ha regalado tu libro Blogueínas. Aunque sigo todas tus entradas, me ha sido muy grato retomar algunas que creía olvidadas. La de los calcetines desaparecidos siempre me encantó, dicho sea de paso.
Un beso y otra vez enhorabuena.

Rocío. dijo...

Me alegro que estés por aquí de vuelta,pero hombre no tires poemas al retrete,yo creo que cualquier cosa escrita con el corazón merece la pena guardarla,y releerla y escribir me parece un oficio muy dificil,pero como dijo Carrillo una vez,al que admiro no por sus ideas pilíticas que soy totalmente apolítica sinó por su memoria,el uso permanente del intelecto hace que no te oxides,así que ya pensar es bueno,vaya rollo que estoy metiendo hoy.

José Miguel Ridao dijo...

No sabes lo que me alegro, Mery. Ojalá tenga algún día la oportunidad de dedicártelo.

No es un rollo, Rocío, sino una verdad como un templo. Para rollo, el féisbuc.

Besos.

Mery dijo...

Si, José Miguel, si algún día bajo por Sevilla me llevo el libro y me plantas en primera página lo que te venga a la mente. Me encantaría.
Y tan contenta con tener una primera edición firmada...Todo un orgullo.
Besos

José Miguel Ridao dijo...

En eso quedamos, Mery.