viernes, 2 de abril de 2010

Semana Santa en la sierra




Estoy pasando esta Semana Santa en Alájar porque me gusta la vida retirada y tranquila, lejos de las aglomeraciones y las prisas de las ciudades o de las playas, pero eso no significa que en la sierra no haya tradiciones relacionadas con estas fechas. Como en muchos otros lugares, se conmemora la Pasión de Cristo con procesiones como Dios manda, con sus nazarenos, pasos y demás parafernalia. Ayer fue Jueves Santo, y fuimos a Aracena a ver salir la Hermandad de laVera Cruz desde la iglesia del Castillo. No es como la Semana Santa de Sevilla pero indudablemente tiene su encanto, y además con la gran ventaja de que se puede andar por el pueblo tranquilamente, sin bullas ni empujones, como seguramente sucedía en Sevilla hace muchos años.

11 comentarios:

mangeles dijo...

¡Es precioso el Castillo¡ y la primera foto...espectacular...el pefil de la cruz...el sudario...la piedra..las flores y el oro...ah..y el azúl del cielo.

Bello post.andurriero.Besos

Bea dijo...

Yo tendría que estar en la sierra también no me gustan las aglomeraciones y estoy en Valladolid donde una muchedumbre camina a todas horas por las calles que horror,el próximo año me quedo en mi tierra en el sur disfrutando del sol y la playa,mi pamela y mis cremas.

JESUS FIDELIS dijo...

Preciosas fotos.

José María JURADO dijo...

Aracena, todo me gusta de ti. Gracias por las fotografías.
Aracena, tiempo de mi felicidad.

El alegre "opinador" dijo...

Los pueblos tienen hermosas tradiciones de Semana Santa. En Carmona y Osuna, por ejemplo, hay procesiones de una enorme calidad y seriedad.
Me he venido al ordenador a buscar tu ración de música de los sábados, pero no ha podido ser...
Un abrazo y disfruta lo que te queda en el pueblo.

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias, mangeles. Jamás pensé que una foto mía pudiera merecer tan buena opinión.

Bienvenida, Bea. Desde luego, es lo mejor que haces, pero elige bien la playa, que puede ser peor que una bulla de Semana Santa.

Gracias, Jesús. Me alegra verte de nuevo por aquí.

Ya te daré detalles, José María. Quédate con esos recuerdos.

Ya ves, Alegre. La mierda esta de pinganillo no da para los vídeos.

Abrazos.

Cita dijo...

Las fotos son muy chulas...

Yo también suelo salir corriendo cuando veo una aglomeración del calíbre de las que se forman en semana santa. Aunque en mi caso con quedarme aqui en mi pueblo ha sido suficiente, aqui eso de la semana santa sólo es para los domingueros.

Besos, un placer volver a andar por aqui

Cita

veridiana dijo...

La Semana Santa es un espectáculo insólito, un teatro en la calle.

¡Unas fotos preciosas!

Un abrazo

José Miguel Ridao dijo...

Qué suerte de pueblo, Cita. Un placer recibirte de nuevo.

Gracias, Veridiana. Tienes razón. Un teatro en la calle. Es la mejor definición que he oído.

Abrazos.

Mery dijo...

Bonitas fotos. Comprendo que en Alájar la vida tiene otro ritmo muy de agradecer.
Yo también he pasado parte de la Semana Santa en un pueblo serrano y he podido disfrutar del encanto del Beatus Ille.
Un beso

José Miguel Ridao dijo...

Es un encanto irresistible, Mery.

Un abrazo, hermana en beatus ille.