lunes, 12 de abril de 2010

Macho-man


Sé que estáis hasta los cojones de mí. Mi careto lleva una semana apareciendo en vuestros cuadernos como una plaga, pero eso es lo que hay. Ya sabía yo que cuando me hizo la foto el tipo ese de la ciudad no iba a traer nada bueno. Como lo vea de nuevo le abro en canal con la faca que tengo escondida en el turbante.

Que sepáis que me importa un carajo espantar las visitas de la panda de pelotas que os escriben. Al que no le guste que le folle un bacalao. A estas alturas de mi vida me súa la polla lo que piensen unos mequetrefes que lo único que han hecho en la vida es hundir sus culos en un asiento de muelles y mirar una pantallita con cara de besugos degollados. No tenéis ni puta idea de lo que es la vida. Cada arruga de mi cara vale por un atún que me ha salpicado con su sangre al sacarlo con el gancho en la almadraba jugándome la vida. Y ya no son arrugas, sino surcos. La vida es muy cabrona, y cada vez que me ha golpeado los surcos se han hecho más profundos. Ahora hasta me duelen, sobre todo los de la frente. Qué sabréis vosotros, con vuestras barrigas fofas y blancas, que la única vez que toman el sol es en la playa, donde os tostáis como unos carajotes mientras yo me embarco a las cuatro de la mañana todos los días.

Veis tambien mis mejillas chupadas, ¿verdad? Comparadlas con vuestros mofletes sonrosados de putos querubines, que parecéis niños de teta. Yo tengo que jalar los cabos mientras sujeto el cuchillo con los dientes, y el sudor se mezcla con los chorros de agua salada y la sangre de los grandes peces. Lo único que llevamos para comer después de la batalla son trozos de mojama, igual de secos que todos nosotros. Pero sabed que no me cambio por nadie, ni yo ni ninguno de mis compañeros. Aquí se vive y se muere, jugamos de verdad como hombres, y no como esas ratas piojosas de ciudad que no valen una mierda.

Ya me he despachado a gusto. Mi palabra vale más que todo el dinero que lleváis en vuestras carteras de pringaos. Aquí seguiré decorando vuestros cuadernillos mugrientos. A ver quién tiene cojones de decir que miento. Ahí os quedáis, hombrecitos de pacotilla.

23 comentarios:

Alejandro dijo...

Si está usted interesado en degustar el delicioso atún de almabraba que pesca, el miércoles quedaremos para cenar y pensábamos invitarle.
Eso sí... pagamos a escote.
Yo por mi parte le obsequiaré con un paquete de Krüger.

Alejandro dijo...

¿Es verad que te llamas Ramiro?

Macho-man dijo...

El menda ese que me ha llamado Ramiro es un gilipollas. Lo pongo en la cola para las muescas de mi faca. Yo no tengo nada que ver con los putos astilleros. Soy de Barbate y pesco en Zahara.

Muñoz Escasso dijo...

Oye Macho-mn, toda mi admiración para la gente que como tú.Yo solo soy el eslabón final de la cadena. el que se come el atún, el que está amargado a pesar de que no pega palo al agua; el que es un debilucho que no te duraría tres asaltos a pesar de tener treinta años menos que tú;el que solo se ha hecho sangre cayéndose del caballito que me compró mi papá;
el que se dedica a perseguir damas de alta cuna y baja cama, mientras tu te juegas el tipo.
No se lo diré nunca a nadie..., pero yo de mayor quiero ser como tú.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Señor pescador, es usted un mentiroso envidioso de nuestra suerte. Por lo demás, le felicito, señor pescador, porque se expresa usted con contundencia y elegancia.

Cita dijo...

Plas plas plas! acojonante

Muy bueno, amigo

Cita

José María JURADO dijo...

Muy bueno Ridao Reverte, me ha gustado mucho, sobre todo lo de:

"
Mi careto lleva una semana apareciendo en vuestros cuadernos como una plaga, pero eso es lo que hay.
"

bea dijo...

¿De veras eres el de la foto?,ay mi arma creo que el atún hace estragos en la piel y y tomándolo a menudo, por si acaso me pasaré al lenguado,ja,ja,ja.No dudo que el vivir deja su huella en nuestra dermis,pero te favorece te dá un toque bucanero.

eres_mi_cruz dijo...

glubs... yo venía con un haiku de la sal y su haiga correspondiente... pero no se moleste usted que ya me los he metido enrrollados hasta el kigo de la novena mora...

mangeles dijo...

Jozú...conste que yo le he piropeado y todo...pero una tipa de ciudad como yo,...me parece que a Vd. no le intereso ni para mirar ...en fin...

¡Buena faena¡¡

Besos, a repartir con el Ridao.

Liliana G. dijo...

No debe ponerse usted de ese talante, don Macho-man, que por aquí nadie quiere mofarse de sus surcos, ni de sus callosas manos. Si le place, puedo untarle esa piel de tortuga centenaria con aceites de la India, todo sea porque no siga apareciendo en mi Bitácora. Perdón, quise decir, que todo sea para su bien...

"Mandelé" un beso para el Ridao, que para usted ya le he ofrecido un masaje :)

Las esquinas del día dijo...

¡Desalmado Ridao! ¡Utilizar un curtido pescador para que le escriba las entradas! ¡Así cualquiera!¡Y luego dicen que el pescao es caro...!

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Macho-man, lo de las barrigas fofas y los mofletes de querubines, dígalo usted por Ridao y no nos meta a todos en el mismo saco. ¿Y en serio que cambias pescar un atún por comértelo?
En fin, hay gente pa tó.
Por cierto, se explica usted de puta madre, con dos cojones como piedras de molino y un nabo como viga de lagar, no sé si me explico.
(Creo que así mi copmentario está más a tono con la entrada).
A mandar.

Macho-man dijo...

Me estáis tocando los huevos más de la cuenta. Al Cotta ese que me llama mentiroso me gustaría encontrarlo en una taberna, que iba a limpiar la barra con sus pelos ¿los tienes, no? Al Escasso como se descuide se lo cepilla uno de sus caballitos, y si no que se venga un día con nosotros a la almadraba, que lo vamos a poner mirando pa Tarifa. Y ese Romano ¿quién es? Hay gente pa to, hasta pa masticar atún crudo, escupir las espinas y cagar las cabezas, como el menda. Tú seguro que comes filetes de panga, para blanquearte las carnes. A los demás les perdono la vida. De momento.

Muñoz Escasso dijo...

Macho-man no te pases. Soy superficial pero muy macho. De hecho tengo una par de yegüas muy promiscuas a las que me cepillo cuando paso épocas de hambruna.
Ya sabes que en tiempo de guerra, cualquier agujero es trinchera.

Fernando Moral dijo...

¿Macho-man? ¿De Barbate? Sí hombre, para mí que tú eres el querío del Pozi. Desde luego estás igual de arrugado, supongo que eso vendrá de las noches que os habréis pasado los dos meneando el bolso por ahí. El relente es muy malo.

Bea. dijo...

ja,ja,ja,el querío del pozí aquí hay mucho mariconeo y el que presume de tener a dos promuscúas a su disposición habría que verlo en calzoncillos,mucho lobo de mar por aquí, yo me inclino más a pensar que por mucho atún que hay algunos pasan hambre.

Macho-man dijo...

¿Pero esto qué coño es? Esta mierda de los blogs está llena de mariconas que no tienen otra cosa que hacer que insultar y decir mamarrachadas. En Barbate os quería yo ver, os partía en dos sólo con la mirada y os cagabais en los calzones, si es que no tenéis bragas. El Escasso no sabe ni cascársela, y menos follarse una yegua, y el Fernandito de los cojones no me dice eso a la cara. Es que si me ve por la calle se le caen los huevos del susto. Mucho escribir gilipolleces y en el mundo valeis menos que una colilla renegría.

Ramón Simón dijo...

"Yo zoy el amigo de macho-man, zoy foto-man.
Y que nadie se pase conmigo que llamo a mi amigo macho-man, jeje".

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Di que sí, Ramón, que esto está lleno de desalmados. Ten cuidado que se ha cabreao una mijita. A ver si lo aplacas con otra sesioncita de fotos.

mangeles dijo...

¡¡¡el profe ha dicho palabros¡¡¡....desheredados todos¡¡¡...unfff....

Sofia...ven y pon orden

El alegre "opinador" dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro... Je, je, je.
Es que estos mercuriales son muy pesados cuando se ponen, que lo único que ha faltado ha sido que su foto salga en el Facebook...
¡Haga un buen escarmiento con ellos, que se reúnen el miércoles! Je, je, je.
¡Con dos cojones!

Macho-man dijo...

Mañana se van a enterar esos pringaos. Me voy a presentar allí con mi careto y un atún a mis espaldas, y se lo van a comer crúo, por mis muertos.