lunes, 10 de octubre de 2011

Diccionario andurrialero (XI): De pollas, pollazos y pollones


Arrempujar
: chingar, fornicar.
Un poné: Mira, por ahí viene el primo del Josep Antoni, no vive bien el nota, tres meses haciendo como que trabaja pa cobrá el PER y el resto del año arrempujando...

Gelves: pueblo sevillano ribereño del Guadalquivir, a donde idealmente se dirigen las miradas de las mozas de buen ver.
Un poné (oído a pie de obra): Ole, ole, ole, morena, que te iba a poné mirando pa Gelves y luego p’Antequera.

Ira: efecto secundario de la Viagra.
Un poné:
- Manoli, ¿sabes que la Viagra produce ira?
¿Cómo dices, Pepe?
- Ira ira ira ira ira ira…

La polla: usado como adjetivo y referido a una persona, admirable y muy ingeniosa.
Un poné: Desde luego, tu cuñao es la polla, po no ha venío a casa y sa jincao to los botelline de Cruzcampo que había en la nevera…

La polla en vinagre: la leche, la caña, el no va más.
Un poné: Este Ridao es la polla en vinagre, en vez de hablar de economía se pone a escribir guarradas en su blog.

Manojopollas: conjunto de dedos flácidos de una mano.
Un poné (oído en una oficina donde trabajé hace tiempo):
-¿Por qué le decís a don Bonifacio “el manojopollas”?
-Porque le das la mano y parece mismamente que quiere que le pongamos los deos tiesos.

Manubrio: pene, cipote, polla, picha...
Un poné: Niño, a ver si estudias algo, joé, que estás tor tiempo dale que te pego al manubrio.

Pollada: tontería, cipotada, capullada.
Un poné: Hay que ver la de polladas que se pueden decir con la plabra polla.

Pollas: con carácter enfático, demonios, diantres, leches, coño.
Un poné: Manolo, ¿se puede saber dónde pollas has dejao mis bragas?

Pollazo: golpe contundente propinado con el pene a una hembra melindrosa.
Un poné: Tú ves a la Rocío lo buena que está y lo tonta que es, con esa cara de perro pequinés que tiene, ¿verdad? Pues un buen pollazo, y se le quitaban de golpe todas las arrugas.

Pollón: pene que supera holgadamente los 25 centímetros de largura en estado de reposo.
Un poné (espiando unos vestuarios): Ira ira ira, Chari, vaya pollón, igualito que el champiñón de tu Pepe...

16 comentarios:

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Yo creo que a tí, más que la polla en vinagre, te vendría más a huevo: la polla en verso. O también, por lo de la megalomanía: la polla trompetera.
Un saludo desde lejos, que cualquiera se arrima a tí hoy para darte un abrazo

Muñoz Escasso dijo...

Sublime Ridao. Sublime.
Me encanta eso del "un poné"- que decís pol sur,. Qué bueno.
Por cierto, dejad el bar de una vez marditos andaluces, que luego se mosquea mi tío Durán de Lérida.

(Ridao, lo de Durán merece un post.)

Muñoz Escasso dijo...

Por cierto, ahora que leo...

A la Rocío le hace falta un buen pollazo..., para quitarle las arrugas,?.
Por un bonobús papal de na, se puso hecha una fiera conmigo.
Así que a ti no sé que te va a hacer.
Aunque sea un poné.

Alejandro dijo...

Tu entrada de hoy es mismamente la polla, José Miguel. Y muy bueno lo de arrempujar. El primo de Josep Antoni es la polla, porque cuando no está en el bar fundiéndose los donativos de los catalanes está arrempujando, que igual le sale gratis. Y Josep Antoni es un Gili pollas. Con todas las letras.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Oye, ¿el manubrio no es la mano cuando está dale que te pego, parriba y pabajo con la polla y al final leche? En mi pueblo es así(n).
En cualquier caso, es verdad que esta entrada es lapolla (yo, como adjetivo, lo escribiría todo junto), faltaría más.
Abrachops

Anónimo dijo...

Muy divertido el de GELVES je,je.
Ya veo que no pierde su tiempo,ala a seguir...con el manubrio...Bittersweet.

Rocío. dijo...

Pero vamo a vé,Ridao,si hablas de pollas,¿ por qué tienes que nombrarme a mi?,y pa que lo sepas,seguramente,tengo muchas menos arrugas que tu,y las que tengo son de lo mucho que me rio,que son mi seña de identidad,y tu Escasso,que sepas que no me hace falta ningún pollazo pa tené ña cara que tengo,que es la envidia,de las que se inyectan el botox,y parecen una máscara,y pa que lo se4pas Ridao,en Málaga tenemos al del cipote de Archidona,así que por aquí estamos,pero que mu bin servías,y algo mas pal Escasso,los andaluces,nos vamos al bar,cá vez que nos da la gana,porque pa eso semos los mas listos de toa España,nacíos pa viví.

L.N.J. dijo...

Yo creo que la raíz de este vocabulario está en el "pollo", que en mi pueblo toda la vida era el que se tiraba a la gallina.
Tengo una amiga que a su marido le llama "mi pollito", le voy a dar tu manual, a ver si cambia un poco y nos reímos de igual manera.

Besosssssss.

Rocío. dijo...

Mira Ridao,que antoavía no me he ío,no solo me nombras,cuando hablas de pollas,sinó que además,me relacionas con las arrugas,¿ acaso te nombro yo,cuando hablo de la viagra?,o ´¿ tendría que hacerlo?,que aqui mucho habá de pollas y pollazos y a sabé.

José Miguel Ridao dijo...

Pero bueno, Rocío, ¿cómo es que te das por aludida? Si esto está lleno de Rocíos que les hace falta un pollazo. Para nada pensaba en ti, pero vamos, que sigo creyendo que las arrugas se quitan a base de pollazos, que estiran la piel y abren los poros.

Y a todos los demás, gracias mil, aunque sin pollazos. Lo de Josep Antoni lo cambié luego, gracias a Rafael.

Esto de los pollazos da para mucho. Y ojo, que con los pollones pocos pollazos se dan.

Poll... digo, abrazos.

Barbie-funcionaria dijo...

Ni me podía imaginar que la palabreja y sus amigas daban para tanto.

Como siempre un placer leerlo, caballero.

Un saludo,

Elías dijo...

Ojú, Ridao, como que se me ha puesto dura, tú.
¿Qué hago? Porque esto no baja.
Dime algo, tú que entiendes.

Muñoz Escasso,(nunca mejor dicho) dijo...

Por cierto Ridao, el tamaño importa?. Las tías con las que hablo, no se ponen de acuerdo.
Unas me dicen que lo importante son las manos,(las que me llaman manazas); y otras que el tamaño cuenta y mucho,(las que me llaman cilindrín).
Ridao, qué barruntas al respective?.

José Miguel Ridao dijo...

Ya ves, Barbie, y aún quedan más, gracias por venir.

Elías: voy a llamar a Paca la Chupetera, a ver qué puede hacer. Ponlo en mi cuenta.

Tremenda cuestión, Escasso. Yo creo que aquí todos quedan contentos: el que no se la ve, porque es mejor pequeña y juguetona, y el del pollón por motivos obvios y palpables. Lo que no sé es si quedan contentas por igual las tías, la verdad. Si el pollón no cabe, entonces para eso mejor el cilindrín, digo yo. Lo que sí veo es lo que fardan los polloneros, pero si de fardar se trata, imagino que se pone uno una extensión retráctil y ya vale, digo que las habrá en el mercado. En resumiendo, que lo importante es que se ponga dura y que aguante como una campeona, con dos cojones, nunca mejor dicho.

Abrazos pontificales.

Elías dijo...

¡Ah, que tienes cuenta donde la Chupetera! ¡Qué poderío!
Ya puestos, dile que no tarde mucho con la comanda, que esto va a más y como que me estoy asustando.
Y gracias por el detalle y a tu salud, maestro.

José Miguel Ridao dijo...

No, si quien paga es don Cipote, y la cuenta es en maravedíes. Como quedó muy corrido el otro día, está ahora agradecido el hombre.