lunes, 31 de octubre de 2011

The pity of War



Impresiona hondamente la lectura del prefacio que el propio Wilfred Owen escribió a su libro de poemas. Fue hallado poco después de su muerte en estado fragmentario, entre sus papeles. Como dijo su compañero Sigfried Sassoon, sus palabras y sus poemas hablan por él, sin necesidad de elogios o explicaciones. Son unos versos exentos de retórica, incluso de poesía. “Above all, this book is not concerned with Poetry. The subject of it is War, and the pity of War”. Por encima de todo, el dolor, la pena engendrada por la Guerra. “The poetry is on the pity”. “La poesía está en la pena”. Y la pena está en esa guerra despiadada que se libró en los campos de Flandes, y donde el poeta convivió con la muerte hasta fundirse con ella.


Los últimos versos de Apología pro Poemate Meo son de una profundidad e intensidad realmente excepcionales:

You shall not hear their mirth:
You shall not come to think them well content
By any jest of mine. These men are worth
Your tears: You are not worth their merriment.
November 1917

No llegarás a oír su alborozo:
No llegarás a saber de su contento
por una broma mía. Estos hombres merecen
tus lágrimas: tú no mereces su alegría.
Noviembre 1917

6 comentarios:

eres_mi_cruz dijo...

cuando veo a los hombres caídos sobre la tierra siempre pienso en sus hijos que los idolatran... me parece de una pena asfixiante...

José Miguel Ridao dijo...

Asfixiante es un adjetivo muy certero para la pena. Poético, una imagen devastadora.

Mery dijo...

Pues es verdad: esos hombres merecen nuestras lágrimas.

Nunca había leído nada de Owen, un buen hallazgo ahora.
Un beso

José Miguel Ridao dijo...

Te lo recomiendo, Mery. Además, Acantilado acaba de publicar sus poemas en edición bilingüe.

Anónimo dijo...

http://site.ru - [url=http://site.ru]site[/url] site
site

Anónimo dijo...

http://site.ru - [url=http://site.ru]site[/url] site
site