martes, 4 de octubre de 2011

Paisaje


Nada florece;
ni retórica ni sentimientos;
están vacías las cuevas del dolor.
Un aleteo suave, imperceptible,
despierta las ansias de mirar atrás,
a donde los caminos de la muerte coinciden
con los primeros pasos de la vida.
Las hojas caen; el cielo gira,
y van pasando lentamente
las crueles páginas del tiempo.

Nada sonríe;
el aire quieto vibra, irrespirable,
en la cárcel de los primeros días,
cuando aún no habíamos nacido
y todo era blanca luz incandescente.
Silban las agujas del silencio;
todo es penumbra; rendición; sopor.

8 comentarios:

Jesús Díaz Palma dijo...

Silban las agujas del silencio...

Tiene Vd. un don.

Dyhego dijo...

Monsieur Ridao:
Un querer volver atrás pero con nostalgia del presente. Rendición. Desgana. Pero, ¡ay! todas las cuevas, por vacías que estén, tienen un agujero de salida (o de entrada).
Saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Bonito y perfectamente descriptivo.
Saludos

Muñoz Escasso dijo...

Siempre dejas el mejor vino pal final.
los dos últimos versos me encantaron.

P.S: VIVA EL CLERO, LA SANTA MADRE IGLESIA Y EL TRANSPORTE PÚBLICO.(Y LOS PECHOS TURGENTES)

Anónimo dijo...

Hay que seguir practicando, amigo Ridao. Yo te diría, como amigo tuyo que soy, que te dejes de pamplinas y mariconadas, deberías contar tus pecados y veremos entonces si merece la pena seguir leyéndote. Si no tienes pecado que contar, a tu edad, mejor que lo dejes.

José Miguel Ridao dijo...

Ahí man dao. Yo agradezco los cuatro comentarios alentadores, pero también -y no es coña- la última crítica anónima. Normalmente, cuando a alguien no le gusta una entrada no comenta, y claro, uno se ufana de los comentarios que recibe. Sucede que yo uso mi blog para volcar todo tipo de inquietudes, y en muchos casos, como en este poema, siento una necesidad de escribir en un momento dado, me dejo llevar por la intuición y en cinco minutos -¡zas!- Esto requiere un cajón (con perdón). la poesía es más seria que todo eso. Aun así, soy partidario de escribir mucho, malo o bueno, y hacer una poda en el futuro. Es mejor que escribir poco, al menos así lo veo yo.

Ah, y en cuanto a los pecados, si no se tienen se inventan. Yo prefiero contar los de otros, a ver si ahora se me va a ver el culete...

Abrazos absolutorios.

Anónimo dijo...

Amigo Ridao, me has ganao. Lo tienes todo para salir adelante. Y para colmo eres hasta buena persona.
Ha sido un placer.

José Miguel Ridao dijo...

Lo mismo digo, gracias.