miércoles, 14 de enero de 2009

Estajanovismo bloguero


Alexei Stajanov fue un héroe de la Unión Soviética, un ciudadano ejemplar, uno de los pocos mortales que ha situado su apellido en los diccionarios de cientos de idiomas, y todo siendo un humilde minero. Su mérito, sacar más carbón que nadie en menos tiempo.
Saco esto a colación no porque quiera hacer un panegírico del personaje, sino por lo que tiene de curioso el fenómeno del estajanovismo, ese movimiento obrero que hacía recaer sobre los hombros de los trabajadores el peso de la economía socialista. Y es que el trabajo a destajo (sospecho que la etimología es común) muchas veces vivifica, levanta los ánimos y hace que rindamos cada vez más, y nos cansemos cada vez menos. Si la pereza es la madre de todos los vicios, el trabajo excesivo puede también llegar a ser un vicio, una droga; si el dinero llama al dinero, el trabajo llama al trabajo, y eso lo saben muy bien los estajanovistas modernos que moran en el capitalismo.
Todo esto se me ocurre cuando escribo a estas horas de la noche, después de un día de trabajo, y en lugar de entrarme sueño, se me quita. ¿Estaré ya contagiado? ¿Será grave?

6 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Yo no podría estajanovizarme. Al trabajo hay que dedicarle el tiempo imprescindible, pero no el importante, pero, claro, eso sólo vale para quien el placer no esté en el trabajo, sino en otros sitios más agradables. Un abrazo

José Miguel dijo...

Coincido plenamente contigo, Jesús, mi tiempo importante es para mi familia y mis amigos. Yo tampoco pienso que esté estajanovizado ni que me pudiera estajanovizar, pero ¿quién sabe? Las adicciones son traidoras.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Para mí escribir en el blog resulta una distracción, un divertimento que me provoca muchas satisfacciones. Por otra parte, me gusta mi trabajo, qué le vamos a hacer, no creo que haya nada malo en eso.

José Miguel Ridao dijo...

Me identifico contigo, Juan Antonio. Sin embargo, conocerás a gente enganchada a su trabajo. El estajanovismo sigue vivo, y quién sabe si habrá por ahí algún estajanovista del blog.
Por cierto, he tomado prestada de tu blog la etiqueta "bloguerías". Me parece un gran acierto, sobre todo porque me recuerda a las greguerías. Espero que no te importe, aunque ahora que lo pienso si en algún sitio debe aplicarse el canon digital es aquí.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Por supuesto que no me importa, faltaría más.

Rosna dijo...

No es posible subsistir sin trabajar , pero si es posible pagar renumeraciones dignas y condiciones de trabajo seguras y agradables , mediante la justicia laboral y los adelantos tecnológicos . Tampoco quiero estajanovizarme , menos globalizarme y muchos menos ser una número y una producción .La realidad nos muestra , por lo insufiente de sus renumeraciones , la gran mayoría de los obreros , empleados y aún los profesionales , viven esclavizados a sus trabajos .Trabajos comúnmente repetitivos que están bajo la amenaza constante del hastío , las enfermedades laborales , la tensión nerviosa .Forzados por la necesidad de ganar más dinero para disponer por lo menos de un regular nivel de subsistencia , convierten sus escasas horas libres en horas extraordinarias de labor , viéndose impedidos gran parte de su vida a tener un tiempo de solaz con su familia y amigos , dedicarse al ocio productivo o creativo , la cultura o perfeccionamiento interior , debiendo trabajar hasta la vejez acosados por el permanente temor a la cesantía , la falta de medios para educar a sus hijos , o los más desposeídos por la amenaza del hambre y la indenfensiñon total . La mayoría de los trabajadores no tienen la oportunidad de intervenir de algún modo creativo en su trabajo .Convertidos en simples máquinas productivas sujetos a la voluntad del patrón ven como su única satisfacción el pago de fin de mes . La idea de trabajo como una realización semejante al de los artistas , es una idea descabellada y aunque deseada , diria " un mito irrealizable " .

Gracias por este mensaje , a la " no estajanovización " ...

Si me permite , le dejo unos Girasoles ....

Rosna