viernes, 23 de enero de 2009

Palabras y mentiras

En mi boca, sí, se vuelve mentira
lo que verdad parecía en la mente

Hugo von Hoffmannsthal. "Der Kaiser und die Hexe" (El emperador y la bruja, 1897).

¡Qué hermosos versos del poeta, y qué profundos! Nos afanamos en encontrar la verdad y expresarla, y si ya es difícil lo primero lo segundo resulta imposible. Buscamos la verdad en las palabras habladas, en la poesía, en la música, pero acaso está en nuestro interior y no tenemos más que esforzarnos para encontrarla.

8 comentarios:

Rosna dijo...

Este pensamiento es sencillamente hermoso y profundo Ridao san . Es como un relámpago , de pronto tomamos conciencia de la verdad , " que ya estaba en nosotros olvidada" .Su observación es certera , entrar en nuestro interno , es un camino sin camino ... No depender de letras , palabras , sino apuntar directamente al alma , ver dentro de la propia naturaleza de "uno mismo " ...

Hoy si me permite le dejo un "koan " : Le preguntan a un maestro ...¿ que es la verdad ?
- La vida de cada día .
_ en la vida de cada día solo apreciamos las cosas corrientes y vulgares de cada día y no vemos la verdad por ningún lado .
- Ahí está la diferencia en que unos la ven y otros no ...

Le deseo un excelente fin semana .

Rosna

Jesús Cotta Lobato dijo...

Eso me recuerda a san Agustín: buscaba la verdad fuera y resulta que estaba dentro.

Olga B. dijo...

Tenéis mucha razón Hugo von Hoffmannsthal y tú.
Decís verdad:-)

José Miguel Ridao dijo...

Muchas gracias por el koan, Rosna. No se puede decir más en menos palabras.

Es verdad, Jesús, la coincidencia con San Agustín. Señal de que no hace falta creer en Dios para buscar la verdad.

Olga, ¿te das cuenta de que si Hoffmannstahl y yo decimos verdad entonces en la mente eso es mentira? ;-)

Un abrazo a todos, y gracias por vuestros comentarios.

Olga B. dijo...

Qué desconcierto.

Buen lunes:-)

Mery dijo...

Decía el P.Graty, filósofo francés del s.XIX, que la verdad estaba dentro de cada hombre, porque el hombre estaba conectado con Dios.

Palabras mayores, toda la historia de la Filosofía compendiada.
Un abrazo

José Miguel Ridao dijo...

¡Bienvenida, Mery!
Es curioso lo del P. Graty, ya en el XIX los hombres llevaban blogs y Dios los comentaba. Mira esto

Mery dijo...

Ya veo, José Miguel, que en el cielo tienen conexión a internet. No es de extrañar y seguramente con capacidad de XXXX mil GB, etc, etc, teniendo en cuenta sus muchos departamentos y contactos con el exterior.
Qué gracia.