miércoles, 14 de enero de 2009

Guiños lingüísticos


La esperanza es lo último que se pierde, mientras hay vida hay esperanza, luego la esperanza se pierde después de la vida, luego hay esperanza en la muerte, luego mientras hay muerte hay esperanza.
***
Pienso, luego existo, luego dejo de pensar, luego dejo de existir, luego Dios dirá.
***
Mens sana in corpore insepulto
***
Hay que estar a las duras y a las más duras

2 comentarios:

Rosna dijo...

Me viene... danzando, como una silueta de humo cálido que serpentea desde un incienso incandescente, como dibujando estelas de dulzura en el aire ingrávida y liviana. Lo siento, lo percibo, lo palpo.sus guiños me han liao .Antes que la Esperanza , me quedo con la "Confianza " obvio la confianza en el Amor . Creo que esta es la diferencia entre pensar y sentir; es el dejarse llevar, el fluir, el abandonar este mundo para ver el otro que en realidad nos rodea. Y lo que me viene es una verdad. Ni la juzgo ni la pienso, ni siquiera la medito, la asimilo, de donde procede todo es cierto y hermoso. Por amor llegamos a este mundo, por amor vivimos y por amor partimos.

Así, ahora... ya lo entiendo todo. Aunque la palabra entender expresa mal lo que siento. Es como la sensación que te llega de pronto cuando has comprendido cómo funciona el mecanismo de algo que has desarmado con tus manos. Mi lucha ahora se libra entre el pensar y el sentir, entre mi mente y mi alma.

Llego a su rincón a través de un bello lugar que ambos visitamos ...es que , ese chiste del melón con jamón y sandía con mortadela ... no lo sabia .

Un cálido abrazo desde la Isla .

Rosna

José Miguel dijo...

Me descubro ante tal exuberancia y poesía en el lenguaje. Yo soy más de pensar que de sentir, más de melón que de sandía, más de jamón que de mortadela.

Un abrazo y gracias por visitar mi rincón.