martes, 22 de septiembre de 2009

Bloguerías (VIII)


1. El blog es la zanahoria de los escritores perezosos.

2. No dejes para mañana lo que puedas colgar hoy.

3. La inspiración viaja al blog más rápido que al papel.

4. Tabú bloguero: escribir más de una entrada diaria.

5. Otro tabú: convertir una entrada en un ensayo.

6. La blógica es a los escritores engreídos lo que la lógica a los políticos.

7. Si bebes no comentes.

8. A más comentarios de ida, más comentarios de vuelta.

9. A más comentarios de vuelta, más comentarios de ida.


10. A más comentarios, menos tiempo para hacer entradas.

24 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

1. De acuerdo, huy, totalmente de acuerdo.
2. Ok, pero entonces incumplo la ortodoxia bloguera del 4, 5, etcétera.
3. Sí señor.
4. Me encanta incumplir esto y no estar en la ¿ortodoxia bloguera? ;-)
5. No te cuento ésta, vamos, siempre fuera de esta bloguería y tan contenta.
6. no lo entiendo, estoy espesa, demasiado viaje y escritura quizás...
7. Bueno, ya ésta ni de coña...
8. Depende del tiempo
9. Como lo anterior, a veces hay simple cansancio
10. Pues sí, aunque el tiempo da de sí de modo muy distinto a personas distintas..

Genial, Ridao, veo que no cumplo ninguna, y tan feliz ¿o no?

Un abrazo fuerte hoy ya en tierra...

PS: Estas bloguerias ¿forman parte de algún manual del buen bloguero, escritor o similar?

José Miguel Ridao dijo...

Me parto de risa con lo que me cuentas, Aurora. Eres una bloguera rompedora, algo que por otra parte ya sabía. Lo que más me gusta es que incumplas la 7, y me consta que lo haces con género de calidad.

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Ah, se me olvidaba: no es mala idea eso del manual del buen bloguero. Si encuentro quien me lo publique lo escribo (aforismo ridaero: no escribas algo si no tienes unas mínimas garantías de que te lo publicarán). Vanitas vanitatis...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

El 7 es la mejor.

Los hay que solo pueden comentar bebidos.

Saludos.

José María JURADO dijo...

Comenta y serás comentado.

José Miguel Ridao dijo...

Y otros, Javier, ni sobrios son capaces de hacer una entrada en condiciones.

Esa bloguería ya la tenía yo en otra tanda, José María. Es una verdad como un templo, y, curiosamente, a contrario sensu no siempre funciona, aunque la mayoría de las veces también. Vamos, que los comentarios hay que currárselos... el que los quiera.

Abrazos mercuriales.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mercuriales tiene premio Ridao...

Lo de los "álogos" es verdad, lo que hablais tiene más razón que un templo budista en la Gran Plaza.

Pero bueno, ahora parece que la gente, después del verano viene cansada, con los dedos atrofiados de la "bartola".

También se aprende mucho de estas cosas, y se sabe realmente, quien es en realidad cada uno.

Los "frikis" los dejamos para otros.

Abrazos cojonudos a todos lo aloguistas de este Cuaderno.

Juanma dijo...

Sí, los comentarios hay que currárselos. Los períodos de más comentarios en mi blog han coincidido con eso, con que yo visitaba y comentaba mucho. Ya paso un poco, al blog hay que dedicarle tiempo, que es como un niño, pero en su justa medida.

En cuanto a la 7, no sé, no sé...La 4 es una verdad curiosísima, se cumple así, pero no termino de verle su blógica. Me encanta la 6.

Un abrazo.

marisa dijo...

Esto tiene mucha enjundia, ¿eh? Sobre todo lo de los comentarios:)No sé esto es como la vida, es difícil estar en todas partes.Si tienes tiempo y ánimos(cosa no siempre fácil)entras en los blogs amigos y en los que te gustan especialmente. Lo de comentar va con la persona, el que es de comentar, comenta.El que prefiere pasar de puntillas, pues no comenta. Si todo fluye, mejor y si se emponzoña, mal vamos.Yo procuro no buscar razones escondidas en el hecho de comentar porque como nos pongamos a buscar lo mismo hasta las encontramos...deja, deja.
Yo entro en los blogs como en las casas:algunas me dejan alucinada, bienpuestas, elegantes, con todo lujo de detalles, pero luego me quedo fría.Otras además de bien puestas tiene un anfitrión genial y me siento bien tratada y acogida, así que repito.Otras son algo destartaladas y caóticas, pero me encantan por lo que me ofrecen y porque me siento como en casa.Otras me dejan un extraño regusto agridulce, o me hacen sentirme desplazada, o me admiran pero no me siento cómoda...En fin que por sus blogs los conoceréis, aunque , no hay que tomarse nada demasiado a la tremenda, todos tiene sus razones.
Vaya parrafada me he marcado.Será para que no dejes de comentarme:)))Ay qué ver.

marisa dijo...

uise decir Ay qué pena y me ha salido un engendro a medio camino entre "ay que pena" y "hay que ver".Usted me lo perdone...

Er Tato dijo...

Oigan, a este Ridao ni puñetero caso. ¿Si bebes no comentes? ¡Venga ya! Ahora que iba a poner internet para los clientes en la taberna, vas tú y me revientas el negocio... Claro, como tú eres funcionario.

Hoy, un abrazo con colleja. Si bebes no comentes, si bebes no comentes...¡Y una mierda!

Pasión dijo...

José Miguel, "Buscar con la tecnología de Google", me parto contigo, qué gracia tienes.

8,9 aviada estoy contigo.

Abrazos.

Liliana G. dijo...

¡¡Aaaaaay que me encanta!! Ya extrañaba las "Bloguerías"...
Puedo decirte que "las bloguerías son a Liliana lo que las zanahorias-blogs son a los escritores...". Jajajajaja

No analizaré una por una porque me hago una entrada propia, pero la 6 me ha producido mi mejor carcajada...

Besazos José Miguel.

José Miguel Ridao dijo...

Pero es un premio pedantorro, Javier, ésos no cuentan.
Tú también has dicho una verdad como un templo: aquí se nos ve el plumero a todos. Vamos, que nos retratamos comentando mucho, poco, no comentando, con lo que decimos, lo que callamos...

Me ha gustado tu comparación del blog con un niño, Juanma, aunque más bien los niños somos nosotros, tor día enganchaos. En cuanto a la 7, ver comentario der Tato.

marisa, tu metáfora de los blogs como casas mejor o peor puestas es buenísima, se nota que eres poeta. Me temo que la mía es un poco impersonal, me he limitado a la plantilla standar de blogger.
Otra cosa: "Por sus blogs los conoceréis" es una de las bloguerías más ciertas.
Ah, genial lo de "Ay qué ver"; me suena algo así como "cosas veredes". Estas cosas no se me olvidan, je je. Pregúntale a nuestro querdio Juanma.

Mr. Tato, su comentario es le prueba más clara de que la bloguería 7 es muy certera. Suele pasar a los del gremio tabernario. ¡Y encima liberal! ¡Y bético! No comment, nunca mejor dicho... ¡¡hic!!

Pasión, no soy yo, es Mr. Blogger, que es un cachondo el tío. Y tienes razón con lo de la 8 y la 9, pero tú ya sabes que la política me produce alergia y también letargia.

Gracias, Liliana. Me alegro de que te haya gustado la 6 y te haya hecho reír. Igual te pido que me la expliques y todo, porque no la termino de entender. Ya se sabe que cuando uno echa a volar sus bloguerías, éstas dejan de pertenecerle.

Abrazos sin comentarios.

Julio dijo...

Cuidaín con las zanahorias, Ridao.

José Miguel Ridao dijo...

¿Y ahora me lo dices, Julio, con el jartón que me he pegao?

Anónimo dijo...

¿Algún problema con los béticos?

Juan "El Manteca"

Capitán dijo...

In vino veritas, o al menos eso se dice, ¿queremos veritas en los comentarios?

Uno abrazini, que ya he vuelto.

José Miguel Ridao dijo...

Mr. Manteca: su comentario es otra prueba de la veracidad de la séptima bloguería. Que le aproveche, y recuerdos al tabernero.

Capitán, he visto por el móvil una foto suya con la mismita cara del piloto automático de "Aterriza como puedas". En fin, no comment again.

Abrazos abstemios.

Luis Valdesueiro dijo...

A la altura de mi experiencia bloguera (más bien poca), me quedo con la 1 y la 4. Y añado una más, quizás cursi: En el blog, las palabras vuelan en todas las direcciones.

José Miguel Ridao dijo...

Bienvenido, Luis. La 1 es mi preferida. En cuanto a tu propuesta, es bien cierta, y además es un vuelo a la velocidad de la luz (o del Internet, que para el caso es lo mismo).

Mery dijo...

Pues yo creo que algunas entradas que he leído por algún blog debían estar inspiradas por muuuuchos grados de alcohol (y no me refiero a tí).
Suscribo tu catálogo al completo. Sobre todo la falta de tiempo que nos impide leer los blogs amigos, escribir mas entradas en los propios, etc.
Un abrazo (como siempre, voy con retraso)

José Miguel Ridao dijo...

Sí, Mery, y alguna que otra he leído inpirada por otras sustancias distintas al alcohol.

Besos.

Libros Gratis dijo...

Jaja es genial esta lista y totalmente cierta! Enhorabuena!