miércoles, 16 de septiembre de 2009

Soneto perfumado

Hoy dedico la entrada a Liliana, mi más fiel seguidora. Además se lo debo, nunca debí manchar su cuaderno de esta manera.


Hoy pongo en tu cuaderno estas dos rosas
en vez del pastelón del otro día
y espero así borrar, Liliana mía,
el tufo que ha dejado, entre otras cosas.

No era mi intención herir las fosas
nasales de quien lee tu poesía
pero es que había andado todo el día
en ciertas posiciones poco honrosas.

¡Qué empaque, qué tamaño, qué presencia!
¡Qué forma de enroscarse, qué buen tono!
La pena es que fue toda una indecencia.

En vez de haberlo usado como abono
lo puse en tu ventana sin clemencia.
¡Eso hay que reservarlo para el trono!

16 comentarios:

Capitán dijo...

JM, al leer el título de tu entrada ya me empecé a asustar, después vi las rosas y me dije, no hoy no, hoy viene suave.

Pero no, no vienes suave, eliminas el pastelón pero casi queda el tufo.

Muy divertido.

Hoy no hay abrazos, menudo perfume.

Liliana G. dijo...

Son las cuatro de la mañana, estoy en mi trabajo y me parto de la risa, hasta las lágrimas Ridao... yo creo que dentro de un rato me mandarán dos hombretones gigantes con un chaleco de fuerza de mi talla...

Sumamente honrada con tu soneto perfumado, es lo más de lo más, como decimos por aquí. JAJAJAJAJAAAAAAA

Gracias y un besazo.

Olga B. dijo...

Me pasó como al capitán, leí el título y vine predispuesta. Pero dos rosas y un soneto para una dama... detallazo para hacerse perdonar.
Ay, cómo eres, Ridao;-)
Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

La primera respuesta para Liliana, que para eso es la homenajeada.

Pero bueno, ¿qué haces trabajando a las 4 de la madrugada? Voy a tener que mandarle a tu jefe la entrada del otro día.
Lo de las rosas y el soneto es lo menos que podía hacer después de haber plantado un pino entre tus versos y fotos etéreas. Te agradezco mucho que no me hayas borrado de tu sidebar.

Un beso muy fuerte.

P.S. ¿Te pusieron al final el chaleco de fuerza?

José Miguel Ridao dijo...

Capitán, espero que poco a poco vaya desapareciendo ese aroma.

¿Has visto, Olga? Caballero antes de nada, que uno se ha criado en un trono.

Abrazos.

Dyhego dijo...

Monsieur Ridao:
Me están dando ganas de cantar por Mecano:
"Por curpita de una hembra
yo me estoy vorviendo loco,
no puedo vivir sin ella
pero con ella tampocooooo
una rosa, es una rosasaaaa"

Salu2

marisa dijo...

JE, je...Eres increíble.No hay con qué pagar los buenos momentos que paso en tu blog.Felicidades a Liliana, y ati, por el soneto.besos

Jesús Cotta Lobato dijo...

¡Pero, bueno, este soneto sí que es una joya! Además de graciosísimo es ingenioso.

José Miguel Ridao dijo...

Esto de la rosa da para mucho, Dyhego. Fíjate que yo me estoy acordando de chaquespeare. Hasta voy a colgar una entrada y todo.

Pues con los ánimos que me das seguirán los buenos momentos, Marisa. Por cierto, esos poetas ilustrados que cantaban a cosas tan raras, ¿hicieron alguna vez un soneto a un pastelón?

Muchas gracias, Jesús, viniendo de un poeta es el mayor elogio.

Abrazos.

Pasión dijo...

José Miguel, felicidades para Liliana G. y al creador del Soneto perfumado.

Yo quiero otro para mí, aunque viniendo de tí, no sé..., ojú me temo lo peor. Es broma je,je.

Abrazos

Julio dijo...

Me parto, Ridao.

José Miguel Ridao dijo...

Pues tú te lo mereces, Pasión, estás ahí apoyándome desde mis comienzos. Iré pensando en algo, a lo mejor hasta nombro a ZP.

Me gusta, Julio, de eso se trata entre otras cosas. Pena me da perderme mañana la tertulia.

Abrazos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

"Collige, mierda, y rosas".

José Miguel Ridao dijo...

Javier, un día te voy a pasar la factura de lo que me gasto en botica después de tratar de descifrar tus comentarios. Esta vez, además del dolor de cabeza, ni siquiera lo he logrado.

Alejandro Muñoz dijo...

Rectificar es de sabios y además te portas como un auténtico caballero.
Debería contratarte el gobierno para reforestar. Plantaste un solo pino que se reprodujo al instante en todos tus blogs amigos.
Todavía olía hoy mi ordenador hoy al encenderflo.

José Miguel Ridao dijo...

Es lo que tiene blogger, Álex, que multiplica las fotos hermosas, pero también los mojones.