viernes, 25 de septiembre de 2009

Solución al acertijo. ¡Si Keynes levantara la cabeza!

Hablaba el lunes de cómo es posible que se levante la economía abriendo y cerrando zanjas, como decía Keynes, o abollando coches para que los talleres tengan trabajo. Toda actividad económica debe generar un valor añadido, y las anteriores no lo hacen; incluso la segunda genera más bien un "valor sustraído". Entonces, ¿era Keynes un retrasado mental? Desde luego que no, en mi opinión fue una de las mentes más preclaras que ha dado la ciencia económica, aparte de cultivador de la poesía y la pintura y miembro del grupo de Bloomsbury. Intentaré explicar en pocas palabras cómo veo yo esta aparente contradicción.

Keynes era firme partidario de la intervención del Estado en la Economía en una época de crisis, pues consideraba que de no hacer nada la situación podría mantenerse indefinidamente. Él proponía aumentar la demanda agregada a través del gasto público, confiando en el llamado efecto multiplicador, según el cual el gasto público empleado en aumentar la demanda tendría un efecto beneficioso muy superior sobre la economía. Para ello, lógicamente, el gobierno ha de obtener dinero, y se puede caer en el déficit público, algo que Keynes justificaba en contra de la opinión de la ortodoxia económica, que consideraba prioritario mantener el presupuesto equilibrado.

Y es en ese marco teórico donde dice su frase famosa, que traduzco literalmente: "El gobierno debería pagar a la gente por excavar hoyos en el suelo y luego rellenarlos". Pero como suele ocurrir en estos casos, casi nadie conoce el entorno en que se dijo esta frase y su continuación. Keynes mismo se planteaba una objeción a su pregunta, en boca de un crítico imaginario: "¡Pero eso es estúpido! ¿Por qué no pagar a la gente por construir carreteras y colegios?" Y el mismo Keynes responde: "De acuerdo, pagémosles por construir escuelas. La cuestión es que no importa lo que hagan con tal de que el gobierno cree puestos de trabajo".

En resumen: Keynes estaba exagerando para ilustrar su teoría. Es como si yo digo que es mejor meter a los niños en una jaula antes de que estén andando por la calle. Evidentemente, mejor que en una jaula están en el colegio -bueno, tan evidente no es, pero ésa es otra cuestión-. Y lo más gordo del caso es que... ¡¡El gobierno español ha tomado al pie de la letra las palabras de Keynes!! El plan E consiste en abrir y cerrar zanjas, es un gasto absolutamente estéril, igual que lo ha sido el modelo productivo basado en el ladrillo. Aquí se presume de aplicar recetas económicas keynesianas y se está haciendo el gilipollas. Pero señor, ¿no es mejor construir un hospital o un colegio antes que ponerle flores a una rotonda o cambiar el pavimento a una plaza que lo renovó hace dos años?

No es por comparar (o sí), pero las medidas del gobierno de Obama también están siendo de corte keynesiano. En los Estados Unidos también están, literalmente, abriendo y cerrando zanjas, pero sucede que antes de cerrarlas meten fibra óptica y dan la posibilidad de instalar energía geotérmica. Además del empleo directo que se crea con las obras, en el futuro se crearán puestos de trabajo en el sector de la alta tecnología, de alto valor añadido, y la fibra óptica hará posible una reducción en el precio de la conexión a la banda ancha, reduciendo costes empresariales. Por si eso fuera poco, las familias que instalen energía geotérmica en sus hogares tendrán menos consumo de energía, reduciendo la factura energética del país, además de los beneficios que esto supone para el medio ambiente.

Eso es valor añadido, señores, con dos cojones, y no lo que hace nuestro gobierno, que ni sabe de Economía ni quiere saber. Con que le voten ya le basta. A lo mejor es que tenemos lo que nos merecemos, o lo que se merecen los votantes, o igual es que somos un país de analfabetos económicos, no sé muy bien qué pasa, pero algo pasa.

Si Keynes levantara la cabeza... se cambiaría de nombre, al menos en España.

P.S. Si alguien no entiende la entrada, lo podemos solucionar en un par de tardes...

27 comentarios:

Capitán dijo...

Ese "efecto multiplicador" se debe al gasto que hacen los que reciben el dinero por abrir y cerrar zanjas, en definitiva, la riqueza la crea el dinero ya fuera del control estatal.

Si el gobierno se ocupara de que hubiese más consumo sin tener que abrir y cerrar zanjas, ¿cuánto mejor nos iría!, ¿o no?

Un abrazo desde la trinchera, que no es mas que una zanja que se rellena con muertecitos, a ver si creamos riqueza.

José Miguel Ridao dijo...

Eso es cierto sólo en parte, Capitán; yo diría que sólo en España. Cuando el gasto público se emplea en una inversión productiva (mira el ejemplo USA), el Estado contribuye directamente a la creación de riqueza. La demanda agregada no sólo se compone de consumo, ni mucho menos; también está la inversión privada, el gasto público y el saldo neto del comercio exterior.

Ojalá todos fueran como tú, otro gallo nos cantaría. Seguid ahí en la trinchera, a pesar de los que nos dirigen.

Un abrazo.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
No se me ocurre nada que decir.
salu2

José Miguel Ridao dijo...

Bueno, Dyhego, mientras te hayas enterado de algo... Esto es peor que el inglés, ¿verdad?

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Algo he pillado de sus explicaciones.
Creo que el Estado debe ayudar a la gente en épocas de vacas flacas (ya que pagamos impuestos y lo hacemos todos, hasta los niños, puesto que los golismeos llevan IVA).
Leí una vez que Egipto (el de los faraones) no conoció nunca ni la inflacción, ni las crisis ni las hambrunas porque el faraón se encargaba de recoger y almacenar trigo en los silos imperiales y se distribuía cuando las crecidas del Nilo eran desfavorables. Algo así.
Podrían emplear el dinero del Plan E en reforestar (seguro que todos los municipios tienen montes pelados), quitar matujos de los montes, podar pinos, cortar leña seca y venderla -los ayuntamientos podrían incluso sacar dinero extra vendiéndola a los conciudadanos- y cosas prácticas.
Un saludo y buen fin de semana

José Miguel Ridao dijo...

Pues sí, has pillado mucho. La Economía es mucho más sencilla de lo que parece, basta con emplear la lógica como tú has hecho.

Buen fin de semana para ti también. Sin gluten, naturellement.

Anónimo dijo...

Excelente entrada, profunda, brillante, inteligentísima. A mí, como no entiendo de economía, me parece excelsa. Tengo algo de sentido común pero eso solo no basta. No se sabe si keynes va o viene, y por el camino se entretiene, eso es lo de menos, lo importante es citarlo, cuantas más veces mejor.
Por supuesto, el gobierno no sabe de economía, ni de nada. Vd, en cambio sí, como el eximio economista Aznar, que sabe como salir de la crisis, pero como está muy enfadado se lo calla para desgracia de todos.
¡Qué tropa, la de tu derecha Señor!

Liliana G. dijo...

¡Vaya José Miguel! La entrada se comprende de maravillas, incluso la he entendido yo que no había leído la anterior (pues al trabajar de noche de día no coordino demasiadas neuronas, salvo excepciones... además duermo). El caso es que la tuya es una verdad a mares.
Argentina ha pasado por muchos ¿Gobiernos? (¡vamos!) y mantiene la misma impertinente burla social de las zanjas y florecillas decorativas...
Compararnos con EEUU, resulta penoso, nos hemos quedado, ni siquiera a mitad camino, diría que no hemos arrancado siquiera de la raya de salida...

Un preclaro, Ridao, genial.

Besotes.

José Miguel Ridao dijo...

Agradezco su comentario, Sr. anónimo. Una puntualización: cuando digo que el gobierno "no sabe" de Economía lo hago con toda la intención: en el gobierno hay muchos economistas brillantes que saben mucho, pero el "aparato gubernamental", ese ente amorfo, esa máquina de ganar votos, no sabe ni quiere saber, ni el actual ni el anterior ni, si lo hubiere, el de centro. El debate económico en España no existe, sólo el populista. Será que no estamos maduros...

Aparte de todo, el mío es un artículo de opinión, sobre todo económica, aunque es difícil excluir la política; no en vano hasta hace poco a la Economía se la llamó Economía Política, y si critico una medida actual le toca el palo al que en ese momento realiza la Política Económica (todo un lío terminológico). Muy listo este Aznar, creando expectativas sobre su sabiduría, sobre su receta mágica. Quién sabe, a lo mejor se lo ha soplado a Rajoy...

Ah, y me ha hecho gracia lo del entretenimiento keynesiano.

Saludos.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Liliana. Tu comentario es muy ilustrativo: "muchos" gobiernos y la misma historia. A lo mejor lo que sucede es que debemos hablar menos de ideologías y partidos políticos e ir a lo que realmente importa: arrimar el hombro y aplicar sentido comun (¡ay! ¿por qué será el menos común de los sentidos?).

Un abrazo.

Joaquín dijo...

El mejor elogio que se puede decir, es que se ha entendido. Pero vuelvo a mi comentario anterior de la "manta corta" (si me tapo por aquí, me descubro por allá...). La solución keynesiana implica, como bien dices, mayor gasto público. Sin embargo pasa por alto el problema monetario (precisamente ahora, que el sector público debe socorrer a las instituciones financieras, pilladas en inversiones fallidas). Esto más que un acertijo parece una maldición gitana.

José Miguel Ridao dijo...

Tocas un asunto interesante, Joaquín. Es la vieja disputa entre keynesianos y monetaristas. Keynes vs Friedman. Política fiscal frente a política monetaria. En tiempos de crisis siempre se vuelve la mirada hacia Keynes, y más en el panorama actual, con fuerte desempleo pero inflación controlada, nada que ver con los años 70 del siglo XX, durante la crisis del petróleo, cuando el fenómeno de la estanflación dejó perplejos a los economistas de la época y dio alas a Friedman y su escuela de Chicago.

El déficit público es, efectivamente, un problema, pero si es el precio a pagar por salir de la crisis, sale barato. Lo que ocurre es que se debe gestionar bien, y aquí no se está haciendo, y que como se nos vaya de las manos nos vamos a convertir en una república bananera, sin dinero ni para pagar los intereses.

En resumen, que la manta de la que hablas da mucho de sí, y si se sabe colocar puede taparlo todo, pero parece que en España se está poniendo de cualquier manera y, más que resfriarnos, estamos cogiendo una neumonía.

Anónimo dijo...

Excelente su respuesta(en serio)
Le veré alguna vez por ahí, y le invitaré, sin duda. Somos los de Sevilla, aunque sea Vd. es del Betis, yo no)
(Me parece un acierto intercabiar opiniones sin estridencias)

Juanma dijo...

De verdad que no puedo con estas cosas, que no, que no....

Ea, un abrazo, ¿eh?, eso por descontado.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Me he quedao pillaó.

Y la culpa la tiene Ridao.

¡Ridao para Ministro de Economía ya!

¡Que mañana nos cruje el ZP!

Pasión dijo...

José Miguel, si este señor levantara la cabeza..., era exagerado, pero ZP no se ha enterado, ni le interesa para desgracia nuestra.

A pesar de mi poca experiencia por Internet, un amigo me explicó que es un IP.

No lo soporto, qué den la cara con o sín blog, los azules, es decir Google.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Le tomo la palabra, Sr. anónimo, aunque al no poder yo reconocerle será usted quien deba reconocerme a mí, y le advierto que no suelo usar sombrero...

Ah, y soy sevillista de toda la vida, a ver si van a saltar las estridencias por ahí.

Otro saludo.

José Miguel Ridao dijo...

No es para tanto, Juanma. Tú pregúntale al Manteca, que sabe mucho de Economía (sumergida).

Te descuento otro abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Pues iba listo el país, Javier. Lo primero que haría sería coger una baja por depresión (o por recesión).

Abrazos cañailleros.

José Miguel Ridao dijo...

No es para tanto, Pasión, lo único que pido en mi blog es un mínimo de respeto, y si alguien opina de otro modo me gusta que lo diga, si no se acaba en la autocomplacencia.

Que pases un buen fin de semana, tenemos pendiente un soneto. Antes de Navidad seguro que cae.

José Miguel Ridao dijo...

Me voy ahora a visitar a mi abuela a Jaén, ese "harén con luz de sol / en que cautivo se deshoja el corazón".

Sin pinganillo, of course. A ver si me venden metablogona en alguna farmacia...

Máster en Nubes dijo...

José Miguel:
He leído con detenimiento tu entrada, a veces la economía entra facilmente, y luego dicen que es la letra la que con sangre entra ;-) (mira que hay gente rollo escribiendo economía, por favor no nos dejes sin entradas económicas que nos enteramos algunos así)

A ver, mira, lo primero es que me gusta la independencia, y a veces en estas cosas de economía hay como un batiburrillo de gente que se tira los trastos a la cabeza, y mentas a Keynes y es como si mentaras al diablo. O al contrario, también. Lo digo porque leo a muchos liberales que me encantan, pero a veces notas que quizás -sólo quizás- hay como una defensa numantina al respecto, digo en el área económica, como si hablar de lo que puede hacer el estado o, por ejemplo, de la responsabilidad de las empresas o de sostenibilidad fuera anatema. Yo creo que ni anatema ni mística hueca o simple corrección (política o económica) por el otro lado.

Me gustaría mucho, pero mucho, que tú que sabes explicaras otra parte de la historia, que es el tema del emprendedor, del empresario. Me gusta más el primer término casi. O sea, sin ellos, aquí no se hace nada. Y en un país como el nuestro donde todo el mundo quiere ser funcionario o "que le den un puesto" o un trabajo "blindado" (de una u otra manera), si no hay emprendedores, empresarios, no va a haber nada, creo, no sé, me parece.

Me gustaría que escribieras de eso, no sé, lo espero. ¿Qué se puede esperar de un país y de autonomías concretas donde la dependencia directa o indirecta de lo público es la que es? ¿Qué % de empleo por ejemplo en Andalucía depende de lo público? A veces te quedas pensando que así desde luego no vamos a salir de la crisis, y que no es cuestión del gobierno, es también de nosotros ¿Quién arriesga con la que está cayendo?

Perdón por la extensión, como me interesa, te lo pido si quieres que escribas sobre el tema (porque sé que no vas a hacer ni defensa numantina, ni darle caña por darle a unos o a los de más allá).
Un abrazo y gracias por escribir que se entiende tan bien...

Aurora

Julio dijo...

Esto es como lo subir impuestos por ahorrar, ¿quién tendrá ahora cojones de ahorrar, Ridao?

marisa dijo...

Muy interesante tu artículo... Mi santo seguro que te daba más juego que yo, pero creo que es importante que la economía se haga más cercana y se le explique a todo el mundo así de bien.Aunque está claro que no es lo mismo hablar desde el conocimiento profundo de teorías, contextos y estructuras que desde las vísceras ideológicas o la desesperación del que no encuentra trabajo.
Matices aparte, da gusto cuando los economistas os explicáis bien.
Un beso, guapo.

Mery dijo...

Has hecho bien en comparar (si o si).
Si Keynes levantara la cabeza lo primero que haría sería cortarle la suya a Zapatero and Co.
Un abrazo

Miradme al menos dijo...

Pues yo metía en una zanja a estos politicuchos de tres al cuarto y detrás a tu amigo Keynes (por cierto tiene nombre de central del Chelsea) por dar ideas. Serán cabrones.
Un saludo desde las barricadas

José Miguel Ridao dijo...

Gracias por tu comentario, Aurora. No dudes de que hará esa entrada, más pronto que tarde.

Hombre, Julio, si nos suben los impuestos ahorraremos por cojones, a ver quién los tiene para gastar...

Tienes razón, Marisa, es muy fácil hablar teniendo trabajo. ¡Ay, la economía real...!

No creo que le dejaran los guardaespaldas, Mery. A lo mejor hasta se hacía una foto con él y los Obama, je je.

Es verdad que tiene nombre de central, Miradme. ¿Sabes que hay una ciudad en Inglaterra llamada Milton Keynes? Increíblemente, no tiene nada que ver su nombre con Milton Friedman y J.M. Keynes, los dos grandes economistas del siglo XX. Bonita evocación el otro día de la manada de toros cruzando el pueblo. ¿Peñaflor...?

Un saludo a todos. ¡Ufff! He estado en el trono un buen rato esta vez...