lunes, 14 de septiembre de 2009

Verdades educativas


Esto es lo que le importa a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía la calidad en la enseñanza.


Esta es la utilidad que le encuentran muchos padres a los colegios.


Esto es lo que piensa un servidor, profesor de instituto y de universidad, de las autoridades educativas de este país.



P.S. Igual me expedientan estos cabrones. Ya me defenderéis, ¿no?

P.P.S. Bien pensado, tampoco es tan mala idea lo de la jaula...

22 comentarios:

Juanma dijo...

Ea, que sólo tengo que decir amén. Hace años que desistí de prepararme mis oposiciones y ser profe, como tantos amigos blogueros que tengo. No creo que me equivocara del todo, a pesar de las satisfacciones que también da la profesión.
El único "pero" es la etiqueta "humor". Esta entrada es tela de seria, ¿no?

Un abrazo, querido José Miguel.

Capitán dijo...

Revolucionario te veo.

Voy a ser malo, còmo se ven los profesores a sí mismos?

Un abrazo

Julio dijo...

Vaya caca con tropezones más asquerosa.....brrrrr

maite mangas dijo...

Se pueden intercambiar las fotos con las tres preguntas y siempre quedan bien ¿eh?.
Para lo del expediente igual si pones la foto 1 con la pregunta 3, pero si no igual ni se molestan.
Un abrazo de Braveheart I a Braveheart II.

José Miguel Ridao dijo...

Juanma, al principio no tenía la etiqueta de humor. La puse luego al ver las fotos, pero tienes toda la razón. La quito de nuevo.

Capitán, pincha aquí para saber cómo nos vemos.

Sí, Julio, a saber qué había comido el consejero (¿o es consejera?) ese día.

No me había dado cuenta del intercambio, Maite. Lo has visto muy bien, gracias.

Un saludo retretil.

Alejandro Muñoz dijo...

Que asquerosidad de foto, José Miguel. Si algún día te dedicase una entrada, no tendría más remedio que retratarte cagando.

Un abrazo mojonero.

Dyhego dijo...

DON PEPEMICHEL, un poquito asquerosilla la foto, pero muy descriptiva.
Preguntan que cómo nos vemos los profes: pues yo me veo muy bien (algo de barriguilla, pero bueno.
Yo no me quejo y,si lo hago, es con la boca pequeña. Me gustaría que hubiera menos papeleo y que bajara la ratio de alumnos por clase.
Y lanzo la siguiente observación:
¿Se han percatado ustedes de que los profesores somo los únicos trabajadores a los que se nos ponen impedimentos para currar? Las distintas consejería nos ponen a escribir programaciones, unidades didácticas, memorias, informes, secuenciaciones, etc. Los padres exigen informes de ausencias y de no ausencias, nos exigen que eduquemos pero no permiten que se les diga la verdad a la cara. Y los alumnos llegan tarde, hablan y hablan impidiéndonos trabajar. ¡Es que es muy fuerte: se nos ponen impedimentos para trabajar.
Perdona, Pepemíchel, si me he excedido.
Un saludo

Máster en Nubes dijo...

Lo de la jaula, José Miguel, me ha recordado a algo que no sé si existe o no todavía, porque yo desde luego no lo veo... ¿ahora los niños pequeños no tienen eso que llamábamos un redil o el parque? Digo cuando son muy chicos, y se empiezan a mover y no hay quien pare en casa. Me pongo a pensar y ningún amigo o sobrino tiene a los niños en el redil ¿lo denunciaron, no existe ya?

Aclárame esta duda, por favor... (me dice alguien a mi lado que se podrían hacer modalidades de rediles para edades más adultas, que de adolescentes no estaría mal a veces)

Un abrazo
Aurora

Jesús Cotta Lobato dijo...

Yo te defenderé.

José Miguel Ridao dijo...

Lamento haber herido tu sensibilidad, Álex. Se puede hasta oler, ¿verdad? ¿Y qué me dices de los tropezones que ha visto Julio?

No había pensado en eso, Dyhego, pero es verdad. Manda huevos que nos pongan pegas hasta para trabajar.

Te cuento, Aurora. Esos parques, que aquí también se llaman corralitos (lo de redil me suena un poco agropecuario) ya no los usa casi nadie, porque todos nos hemos comprado una cuna de viaje que hace las mismas funciones en teoría, porque en la práctica los niños no quieren estar dentro ni en broma. Aun así, conozco a gente que los usa aquí en Sevilla.
Lo que sí es un redil es lo que usan en las guarderías, una especie de empalizada de madera donde meten al ganado infantil para que no se escape. Incluso recuedo una fiesta de carnaval en la guarde de mis hijos donde los disfrazaron de vacas y los metieron en el redil, y las profesoras, por supuesto, hacían de cowgirls.
Y ya por último, los rediles de adolescentes son una gran idea, pero parece ser que las autoridades de la democracia no la ven oportuna, ni siquiera cuando queman coches y asaltan cuarteles de policía.
Espero haber aclarado tus dudas.

Gracias, Jesús, no esperaba menos de ti.

Un abrazo jaulero.

marisa dijo...

Ay Jose Miguel, que me muero de la risa ( y de la pena en el fondo,¿eh?) Si no nos queda el humor sería para llorar y no parar.En fin seguiremos tirando del carro sin saber hacia dónde, porque a la sociedad( no a todos, también es verdad) sólo le interesa que estén recogiditos y cuantas menos vacacione mejor( total el trabajo intelectual no cansa, ¿no?)y a la clase política con contentar electoralmente y hacer propaganda falsa... ( aquí en Madrid vamos a 35 y 37 en los grupos de bachillerato, eso sí, la consejería se jacta de haber ahorrado medio profesor por centro, habrá que saber qué mitad se ha llevado, por dios)...Hala ya me he desahogado.Besos

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hasta la muerte, y creo que has sido, hasta elegante.

Esos hijos de puta no se merecen lo que les das, se merecen mucho más.

Miradme al menos dijo...

Cre que has estado algo timorato. Yo hubiera puesto un mojón como el sombrero de un "picaor" y aun así me habría quedado corto.
Un abrazo escatológico.

Pasión dijo...

José Miguel, me encantan sobre todo la primera, es el perfecto retrato.

No creo que te abran un expediente, a ver quién se atreve, el sol no se puede tapar con un dedo amigo, hay que abrir muchas ventanas y limpiar edificios llenos de polvos bananeros y rancios, eso si que apesta.

Muchos ánimos para todos los Profesores, os admiro, no tenéis precio casi la mayoría.

Abrazos.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Difícil resumir mejor el principio de curso, amigo Ridao. La preevaluación la has sacado con nota, vaya.

Un abrazo.

Javier Quiñones dijo...

¡Soberbio! José Miguel.
Un abrazo, Javier.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Qué bien ilustrado está este comentario. Por si no lo conoces aún, te sugiero que te leas este estupendo artículo:
http://www.elpais.com/articulo/opinion/Disparad/Ilustracion/elpepuopi/20090907elpepiopi_4/Tes

José Miguel Ridao dijo...

Marisa, en mi centro hay varios bachilleratos a 38. En fin... Por cierto, precioso tu comentario a mi entrada de la Paquera. Muchas gracias.

Tú sí que lo sabes bien, Javier.

Ya, Miradme, pero es que no encontré una mierda más grande en google. Al menos está enroscá y va con tropezones.

Muchas gracias por tus ánimos, Pasión. Los valoro mucho.

Gracias por la buena nota, Juan Antonio, lo malo son estos "notas" que nos mandan...

Muchas gracias, Javier. Otro abrazo para ti.

¿Has visto, Antonio? Si es que nos lo ponen a huevo. Ahora leo el artículo, gracias.

Un abrazo (bueno, un saludo) pestoso.

Liliana G. dijo...

Luego de trabajar toda la noche, ya de madrugada, prendo el portátil y en mi blog, en el sidebar donde reza: "Mi lista de blogs", me aparece una foto de tu caca, allí entre mis poemas. JAJAJAJAJAJA
Nunca lo he disfrutado tanto, supongo que más de uno que no te conoce habrá pensado qué hago yo entre mi lírica y tus deposiciones, JAJAJAJAAAAAA
Toda tu entrada está magnífica, la he disfrutado, pues las verdades dichas con humor duelen menos.

Besazos.

PS: La próxima entrada poné la foto de una flor :)

José Miguel Ridao dijo...

Siento haber perfumado tus poemas, Liliana. Te debo una entrada con la foto de una flor.

Un abrazo oloroso.

Mery dijo...

Como también me dediqué unos años a la enseñanza, pero en Madrid, puedo decirte que en estos lares ocurre ídem.
Tus ilustraciones, geniales. No necesitan parrafadas explicativas.

Un abrazo

José Miguel Ridao dijo...

Sí, Mery. Una M vale más que mil insultos.

Un beso.