lunes, 13 de febrero de 2012

Apuntes (153): Sopor invernal


Es agotador el esfuerzo de dejar pasar las horas; parece que las llevamos a cuestas por el camino de la vida. Sin embargo, si conseguimos montarnos en ellas a horcajadas avanzamos más rápido y más felices, ligeros como un peregrino sin equipaje.

~

Lo malo de leer las primeras obras de Cela es que se imagina uno al personaje, que cae gordo, al menos a mí. En Viaje a la Alcarria no he podido dejar de pensar en ese joven escritor de 30 años, con 40 kilos menos de como lo recordamos, seco, irónico, escritor del régimen franquista que camufla su nulo compromiso social con una ironía no exenta de mala fondinga.

~

Las naranjas pasadas saben a flores.

~

Con polémicas como la que ha desatado la sentencia del juez Garzón se pone de manifiesto lo dividido que está este país. Las posturas son irreconciliables, y se centran más en el odio o la idolatría del sujeto que en el fondo del asunto, que a fin de cuentas ya se ha ventilado en otras sentencias no tan llamativas.

~

No sé por qué dicen que el frío es estimulante, si no hay nada que paralice más. A esto le llamo yo sopor invernal.

11 comentarios:

Rafael dijo...

Las sentencias judiciales sobre personajes conocidos levantan polvaredas desde la Grecia de Pericles, no es nuevo. Aunque también es cierto que últimamente no ganamos para juicios mediáticos: Camps, Urdangarín, Blanco, Garzón...

Igual nos sobra algo de pasión y nos falta algo de ecuanimidad. Parece que hay ganas de hacer sangre y pocas "entrañas de misericordia"; y no digo con eso que no deba aplicarse la ley y hacer cumplir las condenas, pero sí que se haga sin buscar despedazar al "reo" (ni enaltecer lo reprobable, claro está). Bastaría con aplicar el viejo principio de "trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti".

Me causa más sorpresa de lo de las naranjas pasadas. Igual por eso en ese estado son más atractivas para los insectos. Tendré que fijarme.

Un abrazo y no dejes de leer a Torcuato Luca de Tena. Se mantuvo delgado y escribía fabulosamente bien.

Alejandro dijo...

Más que sopor invernal, lo podrías haber titulado «Cambio de tercio». Y yo que pensaba que en la entrada de hoy te confesarías admirador de Mourinho.

Dyhego dijo...

Monsieur Ridao:
Yo, con lo de Garzón, estoy hecho un lío. No entiendo na de na, de verdad. No sé exactamente de qué se le acusa, no sé si va de estrella o de estrellado, no sé si es bueno o malo, no sé na de na.
Saludos ignorates.

Muñoz Escasso dijo...

Uno de los grandes males del mundo es la falta de voluntad para buscar la verdad de cada uno con los ojos abiertos, y dejar a un lado los prejuicios.Vivimos muy anclados en estereotipos.
Y lo peor de todo es que se mira con cierto recelo al que se salta la cadena de prejuicios.
Seguimos creyendo en los ateos, rojos y vagos; y en los derechas, católicos y del Madrid.
Todavía está mal visto ser de izquierdas, y estar en contra del aborto,- por poner un ejemplo;y serlo de u derechas, y admirar a Garzón en este momento, por poner otro.
Hace falta menos ruido y mucha más nuez.

eres_mi_cruz dijo...

viaje a la Alcarria fue el primer libro digamos serio que leí... Colección Austral, serie negra, séptima edición de 1973, lo guardo como oro en paño... tengo muy buenos recuerdos e incluso me acuerdo de las ganas de seguir leyéndolo aun siendo para un trabajo de clase...
como cualquier hijo de vecino pensé que algún día de mayor podría hacer ese viaje con el libro en la mano... y hasta hoy, macho... me motivaría a lo mejor un poco con una choferesa negra de metro y medio de pienna con botas negras de cuero y gorra de waffen ss...

Sara dijo...

Es verdad, las naranjas pasadas saben a flores, nunca se me había ocurrido. Como en otras ocasiones, comparto plenamente la opinión de Escasso y también quería aprovechar para darle las gracias a eres mi cruz por los enlaces en la anterior entrada (incluido el del blog). José Miguel, el frío de aquí, sin sol, sí que es paralizante. Pero me dicen que en Andalucía luce un sol espléndido, a pesar de las bajas temperaturas. Para mí, el invierno que estáis teniendo por allí es el ideal....

José Miguel Ridao dijo...

Rafael: leí Los renglones torcidos de Dios y me gustó mucho. A ver si busco algún otro.

Gran entrenador, Mourinho. Elegante, mesurado... Un caballero, vamos. Lo debía haber fichado el Sevilla, y no el Michel ese, que ya ha perdido el primer partido.

Dyhego: hazme caso, no es un santo, pero ha enchironado a unos pocos, y con eso basta.

Por la cara, Escasso: está prohibido ser de derechas y atacar a Garzón. Yo mismo, que soy de centro ??????? y me están lloviendo palos de todo mi entorno, conservador por más señas. ¡No me aceptan una opinión!

Pues no te lo pierdas, eresmicruz, estoy leyendo "Nuevo viaje a la Alcarria", que lo hace con 70 años, ¡¡en Rolls Royce y con choferesa (sic) rubia!! Te aconsejo que leas a Azorín, "La ruta de don Quijote", mismo.

Sara: lo malo es la calefacción: tú allí estás calentita, pero aquí se te mete el frío en el cuerpo y no se va. Recuerdo un año que viví en Leicester y al volver a Sevilla en Navidad me quería morir del frío.

Abrazos camilleros.

Muñoz Escasso dijo...

Un último apunte,(por ahora)
Ustedes disculpen la terminología en desuso, de iquierdas, derechas y centro. Ya solo se usa para beber en comandita.

eres_mi_cruz dijo...

de chico, había algo que me hacía coger ese libro con cierta grima no del todo grimosa... la Alcarria sonaba a cascarria...
buscaré ese libro de Azorín, aunque... la ruta de don Quijote... no sé a que me suena...

Mery dijo...

Estamos tan divididos que no somos capaces de evaluar las verdades y las mentiras de estas situaciones políticas y judiciales. Sin remedio, me parece a mi.

En Madrid andamos a 1ºC casi todos estos días, así que a mi me duelen lo smúsculos de llevarlos contraídos. Ejerciciso abdominales en toda regla.

El viaje a la Alcarria lo tengo atravesado y no sé muy bien porqué.
En fin...
Un abrazo fresco de mañana

José Miguel Ridao dijo...

eresmicruz: sí que está nuevo el libro, no parece una cagarria para nada. Para cagarria, mi ridáider después del accidente.

Sin remedio, Mery. No sé por qué me ha dado escribir de esto últimamente, con lo bonita que es la Poesía.

Abrazos.