martes, 3 de marzo de 2009

Cuadernos petrificados


La imagen me estremece: un blog navegando a la deriva por el océano virtual, una bitácora errante dentro de un buque fantasma, una amalgama virtual huérfana y desamparada, abandonada por su creador, visitada de vez en cuando por algún nostálgico que busca un mínimo signo de vida, un cambio de formato, un atisbo de respuesta a comentarios desesperados, pero no sucede nada, todo sigue igual, quizás su dueño se cansó de escribir, o tal vez abrió otro cuaderno y olvidó el antiguo, o puede que perdiera la llave y renunciara a buscarla, o... ¡murió!

¿No habéis pensado que cuando nos llegue la hora, cuando rindamos cuentas de nuestra existencia, una parte de nuestra alma permanecerá flotando en el hiperespacio, navegará sin rumbo, perdida, huérfana de entradas y finalmente olvidada por sus antiguos camaradas?

¡Qué solo estará entonces mi cuaderno! ¡Y qué triste!

20 comentarios:

Juanma dijo...

Y vaya plan de entrada, miarma, que me has cortado el punto.

Y qué bien escribes, hijo mío...

Un abrazo, querido José Miguel (dime, por favor, que nos queda mucho)

José Miguel Ridao dijo...

Nada, nada, Juanma... No todo van a ser premios, risas y crotoreos varios. No está de más recordar de vez en cuando lo del polvo: cada cien polvos lúdicos echamos uno trascendente y así nos regeneramos. Un abrazo.

Ah, y nos queda muchísimo: la última estadística que he leído nos da una esperanza de vida de cien años; ve compándote un disco duro de más gigas.

Olga B. dijo...

Ay, no, pues de momento aquí estamos, respondiendo, que es lo único que podemos hacer. No pienses en esas cosas, por Dios, por Dios, que ese polvo trascendente no se entretenga inventando finales, puesto que ni así podremos evitarlos.
Tenías que haber ilustrado la entrada con un cuadro de mi admirado Valdés Leal, Sic transit gloria mundi, In ictu oculi o así. Mira si soy obediente que nos pones a reflexionar y reflexiono. Lo que usted diga, señor Ridao:-)
Buenos días, por cierto.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Ya dijo una vez Jesús Cotta que, cuandomuriese, su bitácora seguiría viva, ya que dejaría bastantes entradas programadas. Pero, en el fondo, ¿no sucede lo mismo con cualquier acto de escritura, que tiende a querer perpetuarse en el tiempo? En el futuro, cuando no estemos, también habrá quien oiga con sus ojos a los muertos, que diría Quevedo, en este caso, en el ciberespacio.
Un saludo, amigo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Creo que nunca será olvidada por los camaradas. Nunca.

Enrique Baltanás dijo...

Creo haber visto alguna vez algún blog cuya última entrada decía algo así: X, el autor de este blog, ha fallecido hace unos días...
Tremendo.

José Miguel Ridao dijo...

No pretendía deprimirte, Olga; tampoco es que sea imprescindible pensar en estas cosas, pero a veces pienso que es un error esta cultura nuestra, siempre dando la espalda a la muerte, como si no existiera, y cuando nos damos con ella... nos coge de improviso. Lo mejor es asumirlo y seguir viviendo felices (el que pueda).

No sabía eso de Jesús, Juan Antonio. Tan ingenioso como siempre... digno de Woody Allen.

Javier, has hecho que se me salten las lágrimas...

Tremendo, Enrique. ¿Humor negro o es que los espíritus han llegado a la blogosfera?

Parsimonia dijo...

Yo también lo he pensado alguna vez. Muchas muertes se suceden sin aviso, sin que uno pueda despedirse, y así un blog puede permanecer abierto, flotando a la deriva.
Besos.

Máster en Nubes dijo...

Uf, no se me había ocurrido, y eso que pienso en la muerte a menudo, la verdad.

Bueno, siempre puedes dejar la bitácora en herencia a un sobrino, mira tú, ya que dinero no les vas a dejar, les puedes dejar "niño, encárgate de esto cuando yo falte". Como las herencias esas que tienen más deudas... que activos.

Siempre un placer leerte, de verdad. Me lo paso bomba.
Un abrazo
Aurora

Jesús Cotta Lobato dijo...

Siempre nos quedan los ángeles.

Mery dijo...

Lo he pensaomas de una vez y acabo sin llegar a conclusión alguna, debatida entre la risa o la pena.
Una cosa es segura, que hasta los comentaristas acabarían muriendo tarde o temprano, así que habrá en algún momento un montón de blogs sin dueño, a la deriva, navegando sin timón, donde la corriente quieeera (que diría Serrat).

Petrificados os has dejado también con estas meditaciones querido José Miguel.
Un beso

José Miguel Ridao dijo...

Parsimonia y Mery: me hacéis ver que mis pensamientos no son nada originales; se sigue comprobando que no hay nada nuevo bajo el blog.

Interesante la aportación de Aurora, dejar el blog en herencia. ¡Menudo marrón! No sólo no verán un duro en derechos de autor nuestros herederos, sino que encima deben mantener nuestro ritmo de entradas.

Siempre quedan los ángeles, Jesús, sobre todo el que se coló una vez en tu blog. Ve diciéndole que se empape de nuestro estilo para mantener los andurriales y los días nocturnos para cuando faltemos.

Estoy viendo que a algún espabilado se le ocurrirá organizar funerales blogueros y suscribir seguros de entradas post-mortem (por ejemplo, tres años de entradas garantizadas o 200 entradas, lo que antes suceda). Al tiempo.

Un abrazo.

Alejandro dijo...

MALAYERBA

Como dijo alguien MALAYERBA NUNCAMUERE.
Nosotros estamos echos a prueba de bombas, y tú especialmente. ¿Cómo te explicas si no que tengas tiempo de hacer todo lo que haces en un día y además llevar "palante" a 3 criaturas y media?
O cuatro y media si contamos con tu Blog.

Eres INCOMBUSTIBLE.
Compárate conmigo, tú que me conoces bien y sabes que noy soy capaz de acabar un día sin hacer la cuarta parte de lo que me propuse hacer.
Te dejo esta perla, unas sabias palabras que me dijo ayer alguien a quien conoces bien:
"Cariño, no te enganches con el Blog de tu amigo que tardas más en hacerle un comentario que él en publicar su entrada diaria"

Sabias palabras.
Sabias palabras. (Después te llamo para preguntarte lo que tardaste en escribir la entrada porque yo llevo bastante tiempo escribiendo este comentario)

Sabias palabras, si señor.
Sabias palabras.

Rosna dijo...

Ridao san , la imágen es imaginablemente hermosa : nada somos ... a veces la vida necesita eso , un poquito de vida ,y sentirnos agotados por la casualidad , le aseguro que las bitácoras ,No se Olvidan ... no echemos previsión al andar , y no nos refugiemos en el SERÁ ...solo vivamos el instante ...
Un cálido abrazo desde la Isla
Rosna

José Miguel Ridao dijo...

Gracias por lo de malayerba, Álex, me lo tomo como un cumplido. Recuerda que no llega antes quien va más rápido, y si no acuérdate de nuestra Andalucía imparable. No son tan sabias las palabras, por que eches un vistazo al blog de vez en cuando no pasa nada, para lo que hay que ver en la tele... Eso sí, valora si te merece la pena comentar, según el tiempo que inviertas, Billy el rápido. ¡Me voy con los viejos...!

Gracias, Rosna. Estoy contigo, Vivamos el instante y lo que tenga que venir, vendrá.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ayer entré cuando me aviso L y disfrute mucho leyendo tu blog. Me sorprendió como escribes, parece mentira que después de tanto tiempo, de tantos años, aun no conociera esa faceta tuya y me pregunto ¿cuántas cosas más no conozco de ti? y como además te veo hoy especialmente trascendental (lo que si podría esperar) voy mas alla ¿cuántas cosas no conocemos de la gente más cercana?. De pronto como que me ha entrado una angustia que ni te cuento.
Pero no tengo tiempo ni para pensarlo, durante el rato que tardo en contestarte (creo que menos que Alejandro) he abierto la puerta a F. para que vaya con su amiga S., le ha abierto la puerta a R. que venía de catequesis y después a su amigo A. que viene a jugar (por cierto a la Wii y justo a mi lado en el salón), he solucionado un par de problemas de L. con su carrito de muñecas, le he sonado los mocos y he cogido tres veces el teléfono. No, definitivamente no es el momento de pensar en la muerte, si tiene que venir que venga pero por Dios que no me avise así por lo menos me ahorro los preparativos...
Un beso muy fuerte y cuenta conmigo como una asidua a tus entradas, nos vemos el finde si el tiempo nos acompaña (Alex nos vemos lo mismo). Luz

José Miguel Ridao dijo...

¡Qué alegría, Luz! Cada vez hay más amigos, en mi casa real no entran tantos. Me imagino lo que me cuentas, en realidad en la última entrada me inspiré en ti, que eres feliz porque no paras. Dale un beso a R., F., L. y el otro R., y también al resto del abecedario. A todo esto, ¿por qué nos ha dado por hablar usando iniciales? Estamos de un intelectual que nos salimos.

Pasión dijo...

La Anónima lo ha dicho todo, esa es la realidad, mientras que estemos ocupados en los quehaceres no pensamos en la Muerte. Que ya vendrá, aquí no se va a quedar NADIE. Soy muy creyente, ¡vámos! que CREO que tengo la Gloria más que ganada.

Como mi blog es de política odiosa, no me preocupo, ni siquiera que entren a comentar, aunque éso es preocupante.

Me he bajado Google Chrome, salen todos los Blogs que visitas, muy interesante. Practicando, usted me perdone, me he hecho seguidora.

Saludos

José Miguel Ridao dijo...

Pasión, es preocupante que no nos preocupemos por la política, pero a mí por lo menos cada vez me aburre más, no lo puedo evitar. Siempre las mismas miserias...

Gracias por el seguimiento.

Anónimo dijo...

Gracias por tu respuesta, se me hace muy raro hablar contigo de esta manera, y más raro aún saber que cualquiera puede leerlo pero tiene su mijita de gracia..