viernes, 20 de marzo de 2009

El poder

Una vez oí una buena definición de poder: la capacidad de que los demás hagan lo que uno quiere. Es decir, que quien tiene poder impone su voluntad, muchas veces de forma caprichosa, y somete a sus atribulados súbditos a sus designios; vamos, un jefe de esos cabroncetes, un político profesional, un presidente de un club de fútbol; todo menos el director de un instituto.

Dicen que el poder engancha, que es como una droga y quien lo prueba cae en una red sin salida. No sé, será que no la he probado, pero no me atrae demasiado esa manzana tentadora, no me apetece catarla. A lo mejor es que nunca se me ha puesto a tiro, pero ¡y lo tranquilo que estoy yo sin poder! Por no tenerlo, no lo tengo ni en mi casa; la prueba es que mi hijo Miguel se me coló el otro día en el blog. Si no tengo poder sobre un niño de cinco años, poco futuro tengo como poderoso. Pero no me quejo, uno de mis lemas es “Ande yo caliente...” y me da igual que se rían o no, aunque la verdad es que los “poderosos” suelen decir que me envidian, por algo será.

Cada vez que oigo hablar de esto, me viene a la cabeza la respuesta que me dio un compañero cuando le dije que su posición le daba bastante poder. Me respondió: "¿poder?... poder joderse la vida".

12 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

JM, casi mejor que poder, creo que lo interesante es tener influencia ;-), pero es una opinión solo.

Teóricamente no estás al mando, pero luego hacen lo que tú quieres sin que se note, como si fuera idea suya. El poder es demasiado evidente y estás demasiado expuesto.

Un abrazo y hala, a por la influencia si no te han tomado otras la delantera ;-)

Aurora

José Miguel Ridao dijo...

Aurora, la influencia es patrimonio exclusivo del sexo femenino, yo ni lo intento. Detrás de todo gran poderoso hay una gran influyente. Buen fin de semana.

Rosna dijo...

Ahhhhh ... Ridao san me gusto la respuesta de su amigo .... el "poder " ...si el poder joderse la vida ....y yo agrego : pa eso , me alcanza y me basto yo solita ...
Feliz fin de semana !!!
Rosna , desde la Isla ..yupisssssssss ahora tengo el Poder de Greiscukkkkkkklllll ...

Anónimo dijo...

Creo que el poder per se no es malo ni bueno, depende como se emplee

Que haya gente con poder es necesario y si, es cierto que puede enganchar, pero eso ocurre con otras muchas acciones (escribir?)

Os aconsejo que leais los analisis en relacion al liderazgo que ejerció Shakleton en su viaje a la Antartida, donde su forma de ejercer el poder fue sumamente beneficiosa para todos

Jose Miguel, algun dia me gustaria una entrada tuya recogiendo topicos y posiciones politicamente correctas, creo que sobre el poder nos encontramos con posiciones claramente incluidas en este topico
R

Olga B. dijo...

Estoy bastante de acuerdo con el anónimo, José Miguel, no me lo tengas en cuenta, es que me nombran a Shakleton y me desarman:-)
El poder no es ni malo ni bueno, sino las personas que lo ejercen. Aunque, desde luego, debe tener sus propias servidumbres. El poder absoluto, gracias a Dios, no existe. Se me ponen los pelos de punta sólo de pensar en según qué gente con un poco de poder.
Lo que sí creo es que se vive más tranquilo desde una posición, digamos, neutra: ni de los que se ven demasiado ni de los que son completamente invisibles.
Pero hay quien no quiere vivir tranquilo...
Muy buen fin de semana, José Miguel, que disfrutes de esta primavera nuevecita.

José Miguel Ridao dijo...

Yo no niego que el poder sea necesario y que, bien usado, sea gratificante para quien lo ostenta. Lo que digo es que estoy harto de ver abusos de poder, y gente enganchada a él, con su vida enveneneda y, lo que es peor, envenenando la de los demás. Es malo engancharse a cualquier cosa, hasta a escribir, lo que hay que calibrar es el grado en que se está enganchado, pues hay peligro de drogadicción.

Recojo el guante de los tópicos y lo políticamente correcto. caerá en breve.

Rosna, R y Olga, ¡buen fin de semana!

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Hay varias posibilidades con respecto al poder: por un lado, aquello de "dale a Pepillo un carguillo", que nos dice que si alguien de medio pelo accede a un cargo, demuestra su forma de ser. Esto ya lo dijo, a su manera, don Juan Manuel, con su cuento de Lucanor, "El deán de Santiago". Pero también se puede hacer un buen uso del poder, y qué alegría cuando eso sucede.
Yo, desde luego, no tengo poder alguno, por muy Jefe de Estudios que sea, que es como decía el chiste, como ser concejal de Cuenca. Pero me precio de no haber tenido ningún conflicto con mis compañeros en cinco años en el puesto. Un abrazo, José Miguel.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Buena entrada José Miguel. Bueno, bueno. Tal y como lo planteas hay diferentes tipos de poder.
El poder de los poderosos.
El poder de los normales.
El poder joderse la vida.
Todos tenemos algún poder, aunque sea sobre nosotros mismos, y si no, ¿porqué poder has escrito esta entrada?.
Seguramente nos dirás, que porque quieres, te apetece, te sientes cómodo con tus álogos, estas feliz en tu blog y con tus seguidores.
Eso es poder.
El poder es hacer lo que queremos hacer a cada instante, en cada momento. Y sólo dependemos de nosotros.
Un fuerte abrazo, y buen fin de semana a todos.

José Miguel Ridao dijo...

Cómo no vas a tener poder, Juan Antonio, si pones los horarios. ¿Te parece poco? Ahora, sobre los alumnos es cierto que cada vez tienes menos poder, antes un jefe de estudios acojonaba al más pintado.

En mi caso, Javier, como tú dices, sólo tengo poder sobre mí mismo. Me asusta la gente que tiene poder sobre la vida de los demás, y sólo pido que sean buenas personas.

Un fuerte abrazo a los dos.

Pasión dijo...

No hay una cosa que no desee más, un Maestro, como dirigente.

Pero la mayoría tienen el sueldo fijo y los/as que están en el poder soltaron la tiza para seguir en el Poder, para mí unos/as caras duras.

José Miguel no le eches la culpa a Miguel, déjalo tranquilo, eso no es nada comparado al futuro que te espera, pero como sé que eres buen Padre, no te preocupes.

"Los/as poderosos/as" no nos envidian, desengáñate. Nos joden la Vida, nos expolian y si pudieran nos harían desaparecer.

¿Esa imagen abajo a la derecha?, Muchas gracias.

Saludos

Juanma dijo...

Hay un estadio anterior al famoso "el poder corrompe". Y es: "el poder atrae". Tampoco a mí, francamente. Yo tengo un carguito en mi empresa, soy responsable de, más o menos, cincuenta personas. ¿Tengo poder? Pues a lo mejor. Pero te aseguro que lo uso para que estemos riendo buena parte de la jornada.
En "La lista de Schindler" se dice, más o menos, que sólo tiene verdadero poder quien, pudiéndolo usar, no lo hace.

Un abrazo, querido José Miguel.

José Miguel Ridao dijo...

No sé qué imagen dices, Pasión. Si es la de los seguidores, a los que no tenemos foto como tú y yo blogger nos pone a la cola. Es verdad, los poderosos no nos envidian, pero yo tampoco les envidio, y sospecho que ellos son más infelices, siempre deseando más poder.

Hombre, Juanma, con cincuenta a tu cargo tienes bastante poder, pero por lo que te voy conociendo no me sorprende lo que dices, ojalá todos los poderosos fueran como tú.

Un abrazo.