jueves, 30 de abril de 2009

Perplejidades (II)


1. Si todos dicen que la economía es muy importante, ¿por qué no se estudia en los colegios?

2. Si todos dicen que la filosofía no vale para nada, ¿por qué hay tantas horas de filosofía?

3. Si hay tantos filósofos que leen este cuaderno, ¿por qué he escrito lo anterior?

4. ¿Cobraré una pensión cuando me jubile?

5. ¿Llegaré a jubilarme?

6. ¿Por qué tiran más dos tetas que dos carretas?

7. ¿De dónde venimos?

8. ¿A donde vamos?

9. ¿Por qué es tan importante saber de dónde venimos y a dónde vamos?

10. ¿Qué necesidad tengo de hacer una entrada diaria?

11 comentarios:

Julio dijo...

La sexta es la clave de la historia de la Humanidad. Qué casualidad que aparezca en ese número.

Un abrazo, Ridao.

Liliana G. dijo...

Hola José Miguel:
Digo yo ¿no serías más feliz si te dedicaras a vivir en lugar de preguntarte para qué lo hacés? Volvemos a lo mismo, querés que te contestemos con gracia...
Bueno te voy a dar el gusto, en Argentina el dicho número 6 dice:

"Tira más un pelo de c... que una yunta de bueyes".

Mi duda existencial es: ¿ha venido de la Madre Patria esta sentencia o hemos tenido la lucidez de inventarla? ¿Es acaso una variante de la "vuestra"? (Nótese que ya me estoy españolando)

Si la filosofía popular me da una respuesta adecuada y la economía no me lleva a la quiebra mientras la espero de sentada, entonces se justificarían todas tus dudas...

Cariños.

Mery dijo...

Creo que la siguiente entrada debería ser las respuestas que hayas encontrado a tus preguntas.
Anda, porfa, dí que sí...
Un beso de pre-puente, aunque tu ya estás de vacaciones con anticipo.

Juanma dijo...

Ignoro cómo te preguntas, a estas alturas, la 7 y la 8: ¿no es el "trono" en ambos casos?
La 10, en fin, hay necesidades perentorias...
¿Hay tantas horas de Filosofía? Y yo sin prepararme las oposiciones. No tiene uno remedio.

Un abrazo, querido José Miguel.

Pasión dijo...

José Miguel no te quejes de tu hijo llorón, el día de mañana lo recordarás con ternura.

Me he enfrentado con una clase de economía y filosofía:

Por una parte he disfrutado de un Paisaje Idílico, con un Faro a mi derecha, Trafalgar. Lo he vendido para poder sobrevivir.

¿Jubilación?. Ve preparando una cuenta para que todos tus hijos estudien. Gracias a dos hijos que están fuera del hogar, de lo cual me alegro, disfruto de internet.

Voy a tener que dejar de hacer comentarios, tengo necesidad de hacer entradas.

Disfruta de tu Gran Familia, eso es lo más importante.

Un fuerte abazo.

José Miguel Ridao dijo...

Es verdad, Julio, qué casualidad. Me acabo de dar cuenta yo también, creemos que obramos libremente y mira...

Soy mucho más feliz preguntándomelo, Liliana. Si no, no habría conocido la versión argentina del refrán español. Qué refinamiento, qué sutileza, cómo habéis mejorado el original... Me cabe la duda de si no será una versíón de un refrán italiano.

Mery, te hago caso, mañana tendrás respuesta a todas estas dudas.

Juanma, la 7 y la 8 yo las tengo resueltas, pero no deja de ser una duda existencial para el resto de la humanidad. Y sí, hay muchas horas de Filosofía, como el triple que de Economía. Duro con tus niños y con tu libro...

Pasión, haces bien, es mucho mejor hacer entradas que comentar. Sigo tu consejo, disfruto de mi gran familia, aunque este Gonzalo da unas noches regulares. A ver si cuando pase la cuarentena...

Un abrazo para todos.

José Manuel Gómez Fernández dijo...

Yo fusionaría 6ª, 7ª y 8ª: ¿de qué tetas venimos?, ¿a qué tetas vamos? Un saludo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

La evidencia de la sexta salta a la vista. Y si no, que te cuente Julio lo que vimos en mi caseta anoche, bailando sevillanas...
Por otra parte, José Manuel ha hecho un comentario que suscribo.
En fin, no doy para más, esta smana, no sé por qué, estoy un tanto disperso...

José Miguel Ridao dijo...

Bienvenido, José Manuel. Ciertamente es buena idea fusionarlas, al fin y al cabo vamos de teta en teta y toco porque me toca (si es que nos dejan...).

Qué envidia, Juan Antonio, este año me he quedado sin feria. A ver si cuelgas un video de lo que visteis Julio y tu, o al menos una descripción más pormenorizada, para alegrarnos las pajarillas. Mientras tanto sigue dispersándote, que eso es bueno.

Un abrazo.

Mery dijo...

Señores, un poquito de decencia...

José Miguel Ridao dijo...

Por favor, Mery, éste es un asunto decentísimo, pocas cosas hay más decentes. Incluso debería impartirse docencia sobre la decencia e indecencia en la materia, que hay que educar el buen gusto desde pequeñitos. Se me ocurre que en lugar de Educación para la ciudadanía podría darse Educación para la tetamanía.