miércoles, 6 de mayo de 2009

Best seller, worst written

Hoy voy a ser un poco borde, sin que sirva de precedente: una mierda para Stieg Larsson y "Los hombres que no amaban a las mujeres". Me da igual que haya vendido no sé cuántos millones de copias, ese libro no vale un pimiento. Una historia con tintes macabros, un asesino que no aparece, o no sabemos siquiera si lo hay, periodistas suecos a los que les falta un tornillo, cuernos consentidos, comedura de coco socialdemócrata... Vamos, que no le falta un perejil. Que conste que me lo he tragado enterito, ¿eh? La verdad es que algo engancha, y soy de los que les cuesta dejar un libro una vez empezado. Pero a lo que voy: literatura barata, trama burda, desenlace previsible... Será que me estoy volviendo exigente, pero parece que para vender varios millones de copias hay que insultar a la inteligencia del lector. O a lo mejor soy yo quien insulta a los que les ha gustado el libro, no sé. Para best seller, "El nombre de la rosa"; ése sí que es bueno. Y la Biblia tampoco está mal. ¡Ah, y el Quijote!

P.S. Envidia cochina, ya me gustaría a mí vender diez millones de copias.

P.P.S. Estos suecos son unos frikis.

P.P.P.S. Le echo muchos cojones porque el autor es sueco y está muerto, si no de qué...

27 comentarios:

JESUS FIDELIS dijo...

Los suecos es lo que tienen...

Ángeles dijo...

Usted lo bueno y lo malo siempre por c.......

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Y ahora qué hago, lo sigo leyendo?

Es que tú eres muy maduro Ridao.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Pues un mamotreto que me ahorro. Gracias.

José Miguel Ridao dijo...

Jesús, espero que no me lea ningún sueco, es la segunda vez que los critico.

Es verdad, Ángeles, es mi lema. Con una gran carga poética, por cierto.

Javier, je je: hice la entrada para picarte, después de enterame ayer de que lo estabas leyendo. Además de maduro soy un poco cabroncete, ¿o no me conoces ya? Sigue leyéndolo, hombre, que no he contado el desenlace por eso. Además, siempre lo puedes poner en tu curriculum de libros leídos de más de 1000 páginas. Te sugiero que hagas una entrada de contraataque alabando el libro y dándome un poco de caña (no mucha, que respondo).

Esa es mi opinión, Juan antonio, pero bueno... No olvides que la envidia es muy mala.

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

No he leído ese libro. Pero me encanta tu naturalidad para la crítica, así de espontánea debe ser.

Evidentemente para vender tantos millones de copias no se necesita talento sino marketing. Casi una fija. Pero te digo algo José Miguel, es preferible no vender ninguna copia a que la tilden de literatura barata. Jajaja

Me leí el Quijote tres veces y voy por más ya que me hijos me regalaron un nuevo tomo, excelente.

JESUS FIDELIS dijo...

Jose Luis, no te preocupes si te lee algún sueco, lo más problable es que se haga el idem...

Lola dijo...

Qué radical eres!

Es cierto que no es la mejor literatura, pero a mí me entretuvo, y logró captar mi atención durante unos días (pocos, ya me conoces)

Quizá lo que buscamos en los libros no siempre es lo mismo, por eso no puedes entender que llegue a best seller un libro sin calidad, tú necesitas que esté bien escrito.

Yo busco sumergirme en una historia que me saque de lo cotdiano y me permita pensar en algo que no sean pañales, niños, pacientes... si el libro lo consigue, puedo olvidar un poco que la redacción no sea tan buena.

Por supuesto prefiero que tenga además calidad, y pones el listón muy alto con el Quijote.

Dudo que te hayas leído la Biblia...:-)

José Miguel Ridao dijo...

Pssst: a esta última intrusa que ha entrado en mi cuaderno ni caso, ¿eh? Vosotros atendedme a mí, ese libro es una patata. Sí entiendo que llegue a best seller, lo mismo que bate récords de audiencia la telebasura, pero hay cosas mejores para pasar el tiempo. Por cierto, Lola, ¿cómo sabes que no me he leído la Biblia? ¿Tanto se me nota? Está visto que no se pueden tener secretos, y menos desde que tengo un blog...

Perdona, Liliana, que te he saltado, no quería hacerte partícipe de desavenencias conyugales;-) Fíjate que por una vez no estoy de acuerdo contigo: prefiero vender diez millones de copias de "Por estos andurriales" y que Larsson se abra un blog titulado "Los hombres que no amaban a las mujeres" donde me ponga a caldo.

Un abrazo amistoso y otro conyugal.

Julio dijo...

Se ve quién te conoce y manda, Ridao...La crítica, natural (como a mí me gusta)

Alejandro Muñoz dijo...

Estaba deseando poder disentir de nuevo: pedazo de libro, completamente imprevisible, trama inteligente y sobre toto sin ningún elemento esotérico, que eso, hoy en día, es casi imposible.
Nuestro duelo no será de pareados. Te propongo que nos tiremos los libros a la cabeza y llevas todas las de perder porque tengo la segunda parte.
No desvelo su final pero deberías leerlo entero y reconocerás el mérito que tiene el recomponer toda la historia a través del estudio del archivo fotográfico.
¡Ya era hora! Recibe otro abrazo difierente.

P.S.¡Bienvenida Lola! Acaba el libro y no le hagas caso a ese impresentable, que no se acordó de ti en su blog el día 4. Felicidades atrasadas.

Liliana G. dijo...

¡Claro que no estarás de acuerdo conmigo ¡No esperaba menos de un economista José Miguel! Es que los bohemios nos arreglamos con poco. Jajaja

Por cierto, mis cariños a la santa, no quiero imaginarme su duro trabajo cotidiano y para colmo lidiar con el "quinto niño".

Otro cariño para vos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

El mejor libro es aquel que, sin ser morralla, engancha a mucho tipo de gente. Los tres que citas cumplen ambas condiciones. El sueco, no (otra cosa distinta son las suecas).

maite mangas dijo...

Desde mi condición de "abducida por los suecos" y de embajadora de "la república independiente de mi casa", puedo confirmar que son unos frikis.
Vicky el vikingo si que es una pedazo de historia sueca.

Octavio dijo...

A mí es que ese título no me va nada, pero nada, nada.

Un abrazo, José Miguel.

José Miguel Ridao dijo...

Eso es lo que hay, Julio.

Álex, lo he leído entero, no me podía creer que fuera tan malo. Y lo de la foto está cogido por los pelos, no he visto una cosa más impensable en mi vida. En fin, sobre gustos...

Lilana, la santa se está viniendo arriba. Vosotras seguid animándola, que después soy yo quien lo sufro...

Toda la razón con las suecas, Jesús, forman parte del imaginario celtibérico. Tanto, que prefiero no conocer ninguna para no desengañarme...

Es verdad, Maite, Vicky. Y dónde me dejas Pippi Calzaslargas...

Tú estás de acuerdo con mi crítica sin necesidad de leer el libro, Octavio. Valiente titulito...

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

José Miguel me acaban de regalar los dos libros que completan la trilogía "Milenium".

¿Qué hago?

José Miguel Ridao dijo...

Agradece el regalo pero di que te haría mucha ilusión que te los dedicara el autor. Quien te ha hecho el regalo moverá hilos para mandarlos a Suecia y que los firme Larsson, pero como el tipo está criando malvas jamás volverán, y ganarás un porrón de horas directamente del cubo de la basura.

Alejandro Muñoz dijo...

Javier, regálaselos a José Miguel. Vendería su blog al diablo por saber cómo sigue la historia.
Lo de hoy, una fanfarronada.

Mery dijo...

J.M., eso te pasa por andar leyendo bodrios.
Es como el susodicho Código da Vinci: se lee de corridas, pero es un petardo mal escrito que me pone los pelos de punta. Best sellers por aquí, best sellers por allá...yo desconfío de esa etiqueta y no les presto un minuto de atención.

Por mi parte, yo te apoyo en la crítica aunque el autor estuviera vivito y coleando. Que vinera a pedirnos cuentas a los dos, que se íba a marchar bien servidito, jajaja.

y ¿qué me dices de tanta novela pseudo-histórica tan de moda? Me entran ganas de llorar.

En fin...un abrazo de media noche

José Miguel Ridao dijo...

Por fin alguien que habla con cordura. Con dos cojones, Mery, con perdón... Y estos dos de aquí arriba leyendo y recibiendo como regalo segundas y terceras partes. Las obras completas de Corín Tellado les regalaba yo. Así se habla, ya puedes dormir de un tirón...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hola Mery, sí, con dos cojones.

Pero si supieras que Ridao se ha leído el Código da Viñi, siete veces¡¡

Alejandro ahora mismo llamo a mensajeros.

José Miguel Ridao dijo...

El Código da Vinci lo tengo yo en el cuarto de baño para cuando se acaba el rollo de papel. Ni para eso vale, el papel es demasiado satinado. Por favor, señores, no levanten calumnias. Y como me llegue un mensajero de B. Marrón sospecharé sobremanera; igual hasta le doy un premio...

Y un poco de seriedad, que esto se está pareciendo a messenger y luego nos critican nuestros amigos blogueros que van de no frikis por la vida.

Pasión dijo...

Buenas noches José Miguel.

Carrefour qué daño nos han hecho.

Si te digo que leí gracias a los vendedores que iban de puerta a puerta y gracias a mis Padres:

El Quijote y La Biblia en versión Infantil.

Los Episodios Nacionales, Los Premios Novel, en fin, lo que he comprado yo por mi cuenta (todo barato).

Un día de estos vais a salir ardiendo, nos dijo unos vecinos que nos "querían".

Para Best seller estoy yo.

Abrazos

José Miguel Ridao dijo...

Has tenido buena escuela de lecturas, Pasión, y para best sellers estoy yo también...
Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Passion tambien lo ha arreglado con el Continente ese francés.

Vaya vaya, acabo de llamar a mensajeros.

Manuel G. dijo...

Lo mismo venía pensando yo sin leerlo. Es que realmente, por definición, un libro que encanta a todo el mundo- más si ciertas personas que nunca leen te hablan maravillas de el- tiene que ser necesariamente malillo.

Para qué engañarnos. Son pocos los lectores avezados y exigentes. Son ellos los que pueden apreciar obras ambiciosas. El que no lee casi nunca, o sea la mayoría, no está avezado para apreciar esas obras ambiciosas, más complejas, que le van a superar.

De lógica: como la mayoría no lee habitualmente, el libro que lee todo el mundo no puede ser demasiado ambicioso literariamente.