sábado, 16 de mayo de 2009

No hay verdad


No hay verdad en las palabras,
ni en el rostro de la gente.
Ni siquiera en tus ojos,
de mirada tan limpia,
anida la verdad.

Por mucho que digas
que tienes razón;
por mucho que creas
en la palabra revelada;
por mucho que pienses
que eres el más sabio,
no te engañes:
nadie sabe la verdad.
Cuanto más fuerte gritas,
cuanto más crees tenerla,
más lejos estás de la verdad.

La verdad no se tiene,
ni se siente,
ni se aprende.
La verdad se persigue
y nunca se encuentra.
Y así se aprende,
y así se crece,
y así se vive.

No hay verdad en estos versos,
pero la buscan.

17 comentarios:

Juanma dijo...

En "El cuarteto de Alejandría" escribía Lawrence Durrell, más o menos, que el filósofo es esa persona que elabora un sistema que no es válido para nadie, salvo para él mismo.
El filósofo se empeña en la búsqueda de la verdad. Sin embargo, ¿qué hace el poeta? Creo que parte de ella, de una verdad nuclear, y la trastoca un poco, a veces hasta lograr enredarnos (en esto último coincide con el filósofo).
Y tu poema, querido amigo, es un gran poema. Reflexiona con sencillez, va profundizando y concluye en un reconocimiento. La verdad, casi por definición, debía ser única. Pero qué difícil es que coincidan dos verdades, ¿verdad?

Un abrazo, querido José Miguel.

Ricardo Arjona dijo...

JM si no puedes encontrar la verdad busca la mentira, sin la verdad se puede vivir, con la mentira no

maite mangas dijo...

A más edad, menos verdad tengo y más ansiosamente la busco.
Espero el desenlace de mañana.
Un abrazo verdadero, Jose Miguel.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias por tus palabras, Juanma. He leído a Durrell, pero no recordaba esa idea suya. Y muy profunda la idea de lo difícil que es que coincidan dos verdades.

Ricardo, como pienso que la verdad no existe, tampoco existe la mentira entendida como no verdad. Por eso yo puedo vivir con las dos; eso sí, siempre buscando la verdad, no la mentira. Profunda ida la tuya también. Hoy estáis filosóficos.

Coincido contigo, Maite. Espero que no tengas demasiadas expectativas para mañana. Una cosa sí te digo: el 4 no soy.

Un abrazo.

Alejandro Muñoz dijo...

Hola 4. Sí he encontrado una verdad en tus versos: la verdad suele estase callada.
Estoy ansioso y te espero mañana. Me da un nosequé de que seguirás jugando más tiempo .

Ricardo Arjona dijo...

JM, sabes que la profundidad filosófica no va mucho conmigo, pero sí, el comentario parece digno del capitán Bemo, dig Nemo. En fin, en cualquier caso estoy con Ale, veremos si mañana podemos vivir con la mentira, dad que no habrá verdad

Olga B. dijo...

Vamos, no caigas en el escepticismo, ni en el relativismo (ni en ningún ismo, a ser posible:-)
A pesar de que uno siente la tentación de pensar que no hay verdad, o que cada cual tiene la suya (y así, café para todos)no, NO ES VERDAD, la verdad existe igual que la mentira. Pero es difícil encontrarla; buscarla es lo importante, en eso estoy de acuerdo.
Siempre recuerdo estos versos:

"¿Tu verdad? No, la verdad.
Y ven conmigo a buscarla.
La tuya, guárdatela".

Creo que si todos aparcasemos lo que llamamos "nuestra verdad", que suele estar llena de excusas autocomplacientes, esa verdad "de verdad" se escondería un poco menos.
Al menos tus versos no dejan de buscarla, y eso es lo único que podemos hacer; y además es poesía;-)
Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Álex y Ricardo, mañana iré con la verdad por delante, como siempre, faltaría más. Un abrazo amigotero.

Olga, es que yo soy escéptico, esceptiquísimo. De hecho iba a titular a esta entrada "Escepticismo", y empecé a ecribir en prosa. Después me vino el poema.
¿Te acuerdas cuando te dije que tu poesía me hacía pensar? Pues ahora es al revés, por lo que veo. ¿Y ese debate a tres bandas en torno a poesía y pensamiento? Te he ganado para la causa, ¿no? Ahora somos dos contra uno;-)
Por cierto, eso de que "y además es poesía" es el mayor halago que me has hecho hasta la fecha. Hasta me siento poeta... Un abrazo semidiscrepante.

Pasión dijo...

José Miguel, ¿que es la verdad?.

La verdad es el Amor, encima si es con Jamón.

Se nota que no sé absolutamente nada de poesía.

Lo siento mucho, la poesía a estas alturas de mi vida, como que no la siento.

De todas formas un abrazo.

Liliana G. dijo...

Lo que para uno es verdad, para otro no lo es, ergo, es innegable la existencia de la relatividad en estos asuntos como en tantos otros.

Pero sí creo que hay verdad en las palabras, y en el rostro de la gente, hay que saber mirar y no dejarse engañar por las apariencias. El querer tener siempre la razón es cuestión de necedad y no de verdades.

Negar que existe la verdad es un síntoma de inseguridad.

Me gusta tu poema, lleva a reflexionar y eso le confiere identidad propia.

Un cariño grande, creeme José Miguel, que te lo envío de verdad.

José Miguel Ridao dijo...

Bueno, Pasión, con que sientas otras cosas es suficiente. Se puede pescindir perfectamente de la poesía.

Liliana, creo que la clave del asunto es qué entendemos por verdad. Es un concepto difícil de definir; para mí es algo inexistente, porque en mi opinión todo es cambiante, y cuando creemos tener la verdad llega algo o alguien y nos hace ver que no es así. Los que me conocen dicen que no soy nada inseguro, pero quién sabe, a lo mejor este poema es una manifestación de mi inseguridad (seguro que no eres psicóloga, ¿no?, je je). EL caso es que ni yo mismo lo tengo claro, tampoco lo pensé muy bien cuando lo escribía; más bien salió, y después es cuando empecé a pensar sobre ello.
Sigo diciendo que la poesía hace pensar, y también digo que es difícil separar sentimiento y razón. Ya hablé sobre ello en este cuaderno.

Un fuerte abrazo.

Olga B. dijo...

Vivan los debates a tres bandas o a las que sean, pero, discrepancias aparte, pásate por la última entrada del tercero en discordia. Es una maravilla, discrepes o no.
Abrazos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

El problema de tu afirmación es que no sabemos si es verdad.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nunca existe la verdad contigo.

En el Blog, eres otra persona.

José Miguel Ridao dijo...

Es verdad, Olga. Un debate es de las mejores cosas que hay. Y tienes razón con la entrada de Juan Manuel, es una maravilla. Aquí está para quien la quiera leer.

Tienes toda la razón, Jesús, pero no creo que eso sea un problema. Si lo supiéramos ahí quedaría la cosa, y no podríamos debatir.

No creas, Javier, yo soy el del blog. Lo que pasa es que cuando nos vemos, como estamos poco tiempo, no puedo mostrarte todos mis registros (y a veces tampoco es plan...).

Un abrazo de verdad (con toda la contradicción que eso supone).

Mery dijo...

Hay en Filosofía una corriente que piensa que la Verdad está dentro del ser humano, por ser el reflejo de Dios.
Pero entonces hay tantas verdades como hombres sobre la faz de la Tierra, y eso dá para cortar mucha tela.
En cualquier caso, siempre hay una búsqueda permanente, o al menos en eso debe consistir la sabiduría suprema.
Buen debate para estos bellos versos, J.M.

Un beso

José Miguel Ridao dijo...

No conocía esa corriente, Mery, parece más bien teología. Yo no sé si hay o no verdad, pero creo que es bueno buscarla. Un abrazo.