jueves, 21 de mayo de 2009

Economía andurrialera (I)

Hoy estreno etiqueta, y no una etiqueta cualquiera; a partir de ahora ejerceré de vez en cuando de profe de Economía, que me da que estáis un poco pegaos. No es culpa vuestra, sino de las cabezas pensantes educativas, que no incluyeron en los planes de estudio esta ciencia, y ahora lo han hecho pero muy escasamente. Será que no les interesa que los votantes sepan algo de Economía, y así se tragan todas las barbaridades que dicen y hacen en este campo. El caso es que yo, desde estos andurriales, hablaré un poquito de algunas cosas interesantes, poniendo ejemplos ilustrativos (muy ilustrativos, ya me vais conociendo...).

¿QUÉ ES LA ECONOMÍA?

La economía es la ciencia por la cual el ser humano trata de dar respuesta a la satisfacción de sus necesidades utilizando unos medios que son escasos. Se dice que la Economía es la ciencia de la escasez, y también la ciencia de la elección, pues con los recursos limitados de que se dispone hay que decidir qué necesidades se satisfacen.

Más sencilla no puede ser esta definición, ni más amplia tampoco, a ver quién es el guapo que se libra de la influencia de esta ciencia. Yo suelo decir a mis alumnos que si Eva no hubiera mordido esa dichosa manzana seguiríamos viviendo en el jardín del Edén y, entre otras ventajas, no tendrían que estar estudiando Economía.

Un poné...

Una de las actividades económicas más antiguas del mundo es el comercio carnal, los lupanares... vamos, irse de putas. Se puede comprobar fácilmente que cumple todas las condiciones: se trata de satisfacer una necesidad, que en más de uno es ilimitada, los recursos son escasos, sobre todo si se requiere una cierta calidad en el género, y en el mejor de los casos se puede elegir, dependiendo del presupuesto (no es éste el lugar adecuado para contar el chiste del que llegó con un euro al puticlub).

Que conste que estoy en contra de la prostitución, pero he elegido este ejemplo porque ahí está. ¿No dicen que es el oficio más antiguo del mundo?

19 comentarios:

Bárbara dijo...

Y uno de los indicadores de lo profunda que puede ser una crisis. En ese inefable telediarios de Tele 5, salió la alarmante noticia de que la crisis había llegado incluso a los puticlubs que se veína obligados a hacer ofertas de 2x1 y descuentos a grupos(no quiero hacer chistes fáciles al respecto...)
Pero vamos, que los bancos están pensando instaurar el eulibidor... ;)
Saludos.

H dijo...

Claro que con este ejemplo el personal no olvidará fácilmente el concepto de economía.
Ya sabes que soy una negada en el tema pero lo mismo puedo hacer carrera con estas clases tan ¿lo dejamos en "ilustradas-realistas"?, tiempo al tiempo.
¿Necesito rellenar un impreso de matrícula para este curso?

Octavio dijo...

Entonces, lo que yo hago de vez en cuando, ¿es un ejercicio práctico de Economía? Visto así, me quedo mucho más tranquilo.

Alejandro Muñoz dijo...

Me parece magnífica tu nueva sección y con tus ejemplos aprenderemos mucho. ¿Pones positivos a los alumnos que van de picos pardos?
No recuerdo bien el chiste del euro pero apuesto por un "servicio eonómico" con nombre de animal glacial.
Un abrazo pingüinero.

Juanma dijo...

Mi querido impresentable (basándome en la foto, ¿eh?, que yo te quiero un montón), me hace feliz esta iniciativa. Seré, sin duda, uno de tus más fieles alumnos. No puedo asegurar, sin embargo, que también sea de los mejores. Pero bueno, mi empeño irá en ello.

Un abrazo.

Mery dijo...

¿Qué es Economía? Dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul...
Ridao, Economía eres tu.

Dicha la broma fácil, me parece estupendo que nos alecciones sobre esa materia tan puntillosa. A mí me va a venir de perlas, porque soy un zoquete total.
Un abrazo

JESUS FIDELIS dijo...

Eso de hablar de economía está bien, seguro que tenemos mucho que aprender, mooooooolaaaaaaa.

maite mangas dijo...

Aprender economía nos va bién a todos, pero yo conozco a uno que vive en la Moncloa que parece que con 2 tardes no tuvo bastante. A ver si se le puede hacer llegar tu curso que parte de un nivel de iniciación .
Me apunto a tu master andurrialero.

Rafael G. Organvídez dijo...

Aplaudo tu propuesta. Los que somos unos analfabetos en temas económicos te lo agradeceremos.
Un saludo

José Miguel Ridao dijo...

Bienvenida, Bárbara. Yo creía que ése era uno de los pocos negocios que iban bien en tiempos de crisis, por aquello de olvidar las penas... Lo del eulibidor está bien, para referenciar los préstamos al consumo en esos establecimientos; hay que levantarla como sea (la economía).

No hace falta un impreso, H. Basta que mandes un mensaje con la palabra "ECONOTIMO" al número que ya sabes. Además del curso dan un premio.

Justamente, Octavio, tú sigue así, levantando (la economía) y jincando (lo otro).

No pongo positivos, Álex, que entonces Octavio se sale. Ya me contarás lo del pingüino, yo no me acuerdo.

No seas demasiado fiel, Juanma, que hay que levantar el país. Mejor queda con tu compadre Octavio de vez en cuando.

Economía y poesía, ¡qué gran mezcla! Me encanta, Mery, ya he hablado de eso, y más que hablaré.

Gracias por tus ánimos, Jesus, y si no aprendéis, al menos que os descojonéis.

Me suena ese conocido tuyo, Maite. Cuando acabe el curso le mandamos un ejemplar, seguro que lo recibe con buen talante, por detrás y por delante.

Espero no defraudar, Rafael, me alegro de verte de nuevo por aquí.

Un abrazo a todos.

Liliana G. dijo...

En primer lugar, es lógico que "las cabezas educativas" hayan tenido reparos en asimilar la materia a los planes de estudio, un ciudadano instruido no es fácilmente engañado. La ignorancia del pueblo es la utopía de los gobiernos...

En segundo lugar, según tu definición yo soy algo así como una Master en Economía, aunque en versión de bolsillo lo cual no desmerecería el título.

En tercero, nunca he visitado (como es obvio) un lupanar, pero se habla de muy buenos dividendos, con lo cual en ellos la economía estaría asegurada.

Digo yo, ¿la salida de la crisis no será justamente hacer de cada país un inmenso lupanar?
Aunque creo que nos han ganado de mano, con los genios que nos gobiernan ya lo es... y si no, miren la de "madames" que tenemos al frente.

Cariños, profe.

Ricardo Arjona dijo...

Macho, espero que no pretendas levantarle los alumnos a las escuelas impartiendo clases prácticas, tendrías "cola"

Rafael G. Organvídez dijo...

José Miguel, siempre ando por estos andurriales. Otra cosa es que escriba algún comentario. Es un placer leerte.

Un saludo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

De eso sabes un montón maestro.

He hechado en falta "el soneto económico".

Un abrazo.

Alejandro Muñoz dijo...

Al acostarme recordé lo del euro.
Un abrazo, funerario.

Julio dijo...

Economía corporal: Literatura de crisis.

José Miguel Ridao dijo...

Liliana, entonces, ¿en tu tierra tampoco se enseña Economía? Es verdad lo de las madames y lo del lupanar. Aquí decimos que han convertido el paíes en un putiferio.

Rico me iba a hacer, Ricardo. El IESE se iba a quedar sin alumnos.

Muchas gracias, Rafael. A ver cuándo me llego por el Parnaso.

Javier, lo siento, esto va a ser la competencia a Economía en Diez Capítulos. Si eso editamos La Economía andurrialera, o bien Economía para listos, o Cachondeconomía, será por títulos...

Me suena lo de la muerta, Álex. Me lo cuentas el domingo.

Julio, más bien economía de crisis, literatura corporal (revistas guarras).

Un abrazo matutino sin premio.

Er Tato dijo...

Vaya, ya era hora de que hablases de cosas de hombres, que ya está bien de tanto versito y tanta mariconada.

Y por cierto ¿por qué estás en contra de la prostitución?

Un abrazo

José Miguel Ridao dijo...

Tienes toda la razón, Tato. Y estoy en contra porque se ha puesto por las nubes, joder, que por menos de 100 euros no hay quien eche un polvo en condiciones. Propongo cambiar la prostitución por un shareware almejillero, que sale gratis.