sábado, 29 de agosto de 2009

Aforismos virtuosos


1. El límite de la modestia es la estupidez.


2. El límite de la tolerancia es la intolerancia del otro.

3. El límite de la paciencia es la impasibilidad.

4. El límite de la prudencia es la pusilanimidad.

5. El límite de la castidad es ... ¿es una virtud?

23 comentarios:

Liliana G. dijo...

Guaauuu José Miguel... te has erigido en un émulo de José Narosky, escritor argentino famoso por sus aforismos (más de 13 mil).

¿El límite de la castidad? La estupidez, la intolerancia, la impasibilidad, la pusilanimidad...

Genial como siempre Ridao.

Besos.

Liliana G. dijo...

Por si no lo conocés:

http://www.josenarosky.com/g_aforismos.html

Abrazos.

Capitán dijo...

Menudos aforismos, y a la pregunta del quinto, creo que el límite de la concupiscencia es el buen gusto y el decoro.

Un abrazo

Pasión dijo...

José Miguel, "creado por..." me encanta.

1. Estúpidos sí, somos los modestos.

2. Sí que estamos limitados, nos ganan los intolerantes.

3. Impaciente estoy.

4. Santa Prudencia.

5. A estas alturas de mi vida me siento de lo más casta. Me importa un pimiento si eso significa una virtud, que tambien las tengo como es natural.

Un abrazo Creador.

Jesús Cotta Lobato dijo...

El límite de la castidad es la mojigatería o la insensibilidad. Se puede ser casto, pero no insensible a los placeres ni puritano. Respecto a si es una virtud, pregúntale a los que sufren ciertas adicciones, que están deseando tener un poco de dominio sobre sí mismos. Un abrazo.

Máster en Nubes dijo...

Me han gustado todos, mucho.

1. O hasta la propia soberbia de la falsa modestia, un horror. Si todo es don ¿qué más dará? pocos méritos hay...

2. Desde luego, el respeto. Qué importante el respeto.

3. Sí, el pasotismo.

4. El que no hace cosas no se equivoca nunca, claro.

5. Creo que es una virtud, claro, importante y necesaria, me da igual que no se lleve. ¿El límite? La tontería, o mejor dicho: la decencia. La castidad nos hace frenarnos de arrasar con lo que no es nuestro por una cuestión de amor a la propia (mujer) o propio (hombre) o de respeto a lo que ya existe y han formado otros (parejas)... sin ese amor por el propio o por el amor que otros se tienen ... queda la castidad en pura formalidad, en esto tan triste de ser decente o guardar las formas por el qué dirán, por simple miedo.

José Miguel Ridao dijo...

Un émulo un tanto pobre, Liliana; ya sólo me quedan 12995, chispas más o menos. He visitado la página de Narosky y me ha impresionado. Ha hecho aforismos para todas las facetas de la vida. Seguro que se está forrando el tío. Debe de ser el único ser humano que se gana la vida escribiendo aforismos.

Un beso, y gracias como siempre.

José Miguel Ridao dijo...

Capitán, concupiscencia y castidad son dos extremos opuestos. Entiendo que el mismo límite que marcas para la primera vale para la segunda.

Abrazos.

José Miguel Ridao dijo...

Pasión, a mí me sale "publicado por...". Eso de "creado por" es mucho más bonito, no sé si es que blogger lo pone de vez en cuando. Lo investigaré.

Yo creo que sólo son estúpidos los muy muy modestos, igual que con el resto de virtudes, donde lo malo es el exceso.

Abrazos virtuosos.

marisa dijo...

Yo siempre calculé muy mal los límites...me cuesta.Siempre me paso en algo ( es lo que tenemos la gente excesiva...)En fin... Creo que algunos tienen que ver con conceptos heredados y otros con el sentido común de cada cual.Lo que a mí me puede parecer una enorme estupidez o una mojigatería o el culmen de la pusilanimidad, a otro le puede parecer un comportamiento muy cabal.No sé ponerle límites a la tolerancia y así me va( creo que es verdad que depende de la tolerancia del otro, tienes toda la razón).Yo es que soy una impaciente sin remedio(los he probado, pero ...)Del último aforismo no hablo porque desconozco cómo se vive en castidad.Es un concepto que respeto pero no practico...eso sí, no me meto en corral ajeno (aunque creo que el deseo es una pregunta que no tiene respuesta).Por cierto,lo que a uno le puede parecer un comentario breve, conciso y certero a otro le puede parecer una simpleza que roza la indecencia, y lo que a uno le parece una genial disertación a otro le parecerá demasiado extenso para un comentario, total...¿El límite de un comentario cuál sería? Besos Jose Miguel

José Miguel Ridao dijo...

Bueno, Jesús, ya decía Horacio que la virtud está en el término medio, aunque él lo situaba entre dos vicios, y la castidad estimo que no lo es, pero de ahí a que sea una virtud... Eso implicaría que los que no la practicn nunca serán virtuosos. A mí me parece que en este sentido es más virtuoso quien practica el sexo con amor, y, respecto al sexo sin amor, si se hace de forma sana y placentera para las dos partes tampoco se puede decir que sea un vicio.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Me gusta el 1, y desde luego en el 5, ¿virtud?, por los "oones".

Salud y fuerza...

José Miguel Ridao dijo...

Lo de la falsa modestia da para mucho, Aurora, pero claro, no viene de la virtud de la modestia, sino del vicio de la ausencia total de ésta.

Respecto al 5, me da la impresión, por o que comentas, de que estás entendiendo por castidad una cosa distinta a lo que yo entiendo. Dice la RAE que es la "ausencia de todo goce carnal".

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Marisa, has aportado algo muy interesante con tu comentario: que la virtud puede ser algo subjetivo, que depende de cada uno. Yo creo que algo de eso hay, pero también hay límites objetivamente malos que si se superan son dañinos. Por ejemplo, una persona tan modesta que todos se aprovechen de su obra e incluso la plagien es estúpida objetivamente, al menos para la norma establecida, aunque bien pensado si es feliz de ese modo... El problema es que se establece algo como virtud por tradición, y lo recogen diccionarios y enciclopedias, pero nadie habla de los límites que se pueden sobrepasar con un exceso de esa virtud, y eso es lo que he querido reflejar con mis aforismos, que por otro lado, haciendo gala de mi falta de la virtud de la modestia (tampoco es un vicio eso, y en cualquier caso mejor que la falsa modestia de la que hablaba Aurora) son muy acertados.

Y lo que dices de la extensión de los comentarios es muy agudo. A mí me pasa que cuando la cosa se pone interesante, como ahora, me gusta responder por separado y extensamente, porque el asunto lo merece, y si alguien se ha preocupado por hacerme un comentario extenso, y además es interesante, no se va a molestar por una respuesta kilométrica como la que te estoy haciendo ahora. En este caso los límites los ponemos nosotros mismos, y gracias a Dios, que yo sepa, nadie ha establecido la virtud de la "contención bloguera".

Ah, y eso que he leído por ahí de que un comentario nunca debe superar la extensión de la entrada es, con todos mis respetos, una chorrada. Lo que no hay que hacer es comentarios banales ni, por supuesto, ofensivos, independientemente de su duración.

Vaya retahíla que te he soltado, hija...

Abrazos medueleeldederos.

José Miguel Ridao dijo...

Javier, me he quedado sin fuerzas, sólo te digo que sí, por los oones y un palito. Amos ome...

Abrazos.

América dijo...

Hola gusto en saludarte y leerte nuevamente.

Al final el limite está en no abordar los limites de los demás,la modestia lucha con el hecho de no subestimar nuestras capacidades,la tolerancia insiste a veces con la paciencia cuando es mas fácil aceptar sin juzgar,la prudencia que no es otra cosa que el sentido común que toca con frecuencia el borde de la pusilanimidad.

La castidad es una virtud???....Siempre y cuando sea una elección libre y por convicción,en que plano de ella hablamos?.....Me quedo con un comentario hecho por ti
Quien practica el sexo con amor, y, respecto al sexo sin amor, si se hace de forma sana y placentera.....

Muy buena entrada!!!!,un saludo cruzando el atlántico.

Máster en Nubes dijo...

huy, pues me habré equivocado yo, fíjate, pensaba que la castidad tenía que ver con la fidelidad si estás casado a la persona con la que lo estás, nada que ver con la ausencia de goce que yo desde luego no lo he oído en mi vida.

Y si no lo estás, respetar a los que lo están. Pero en fin, donde hay Drae ... no manda ¿tradición?

José Miguel Ridao dijo...

Hola, América. Un placer tenerte por aquí. Yo creo que, aparte de no abordar los límites de los demás, es conveniente no sobrepasar un límite independiente, que no depende de otros pero puede hacernos daño convirtiéndonos en unos estúpidos, o en unos pusilámines...

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Aurora: yo el significado de castidad, más que por la RAE, siempre lo he entendido a través del voto de castidad que hacen los sacerdotes católicos, o por el famoso cinturón de castidad que ponían los cruzados a sus esposas al partir a Tierra Santa. En definitiva, privarse absolutamente de relaciones sexuales. No veo que sea necesariamente una virtud. Ahora bien, la fidelidad a que tú te refieres sí que lo es.

Abrazos de nuevo.

Máster en Nubes dijo...

Perdón por disentir nuevamente.

Eso que tú dices es la castidad propia del celibato, y en ese caso del celibato además de vida consagrada, nada más, pero hay otra castidad, que no implica abstenerse.

Si no, la virtud no sería una de las virtudes, como lo es la diligencia contra la pereza, así con cada uno de los 7 pecados, llamados capitales, aunque las virtudes cardinales son otras, fortaleza, etc. que son la que tienen "chicha" y derivan todas las demás (y no es católico, es puro Platón esto último) o, si ya nos ponemos cristianos, fe esperanza y caridad...

Perdón por mi falta de elemental continencia (verbal) y prudencia ;-), por el rollo, pero es la primera vez que he oído en mi vida que castidad es abstenerse así dicho en general y sin matiz o que no sea una virtud.

Otra cosa es que en el mundo actual no sea una virtud digamos que social, practicada o admitida, que sea hasta risible o ridiculizable, o lo que sea, eso es distinto.

Pero de ahí a decir que castos solo pueden serlo los curas o las monjas o que no sea una virtud fuera de ellos... creo que hay una pequeña o gran diferencia, no sé. Cotta lo ha explicado mucho mejor que yo ;-)

José Miguel Ridao dijo...

No hay que pedir perdón por disentir, es algo positivo y enriquecedor. Creo que en este debate hay un problema semántico: yo entendía castidad, según la RAE, como abstinencia, pero he encontrado otra definición: "Castidad es el comportamiento voluntario a la moderación y adecuada regulación de placeres y/o actos sexuales, ya sea por motivos religiosos o sociales. No es lo mismo que abstinencia sexual". En ese caso sí es una virtud, por supuesto.

A veces los diccionarios nos juegan malas pasadas.

Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José Miguel, la castidad, tal como la entienden los cristianos, no es ausencia de todo goce carnal, por mucho que diga la RAE, sino el dominio del deseo sexual. Los casados cristianos seguramente follan como locos, pero son castos en el sentido de que no buscan placeres sexuales fuera del matrimonio. En ese sentido creo que también hablaba Máster en Nubes. En cuanto al sexo sin amor, no es vicio ni virtud, sino fisiología. Eso sí, muy placentera, como rascarse la espalda y esas cosas que hacemos los primates.

José Miguel Ridao dijo...

Es lo que acabo de decir a Aurora, Jesús. Lo primero que hay que que hacer para discutir sobre algo es ponerse de acuerdo sobre su significado, y aquí entendíamos cosas distintas por castidad. De todos modos, reconocerás que se necesita una norma aceptada por todos, y lo más a mano que tenemos es la RAE. Yo desconocía el significado que tú das a la castidad, y seguramente muchas otras personas también.

En cuanto a lo que dices sobre el sexo sin amor, no lo veo equiparable a rascarse la espalda, y además sí puede llegar a ser un vicio. El uso del cuerpo es algo muy peligroso según el grado de madurez de la persona, y puede generar conflictos internos. Yo lo veo bien siempre que sea sano y no perjudique a nadie.

Un abrazo.