lunes, 5 de octubre de 2009

Greguerías pensantes y tanka


- Pienso y luego escribo.

- Escribo, luego pienso.

- Escribo y luego pienso.

- Pienso, escribo, pienso... ¿y cuándo vivo?



Pienso escribir
la historia de mi vida
sin aspavientos.
Nada del otro mundo,
y de éste... bien poco.

15 comentarios:

Juanma dijo...

Un detalle, José Miguel: yo creo que para distinguir la segunda y tercera greguería pensante hay que eliminar la coma de la segunda.

El tanka (que confieso ignoraba su existencia) es, una vez más, una genialidad. Fantásticos los dos últimos versos.

Un fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Lo he hecho así aposta, Juanma. Es una referencia al "cogito ergo sum" de Descartes, que se suele traducir con coma, para dar a "luego" el sentido de "y en consecuencia". Para que significara "después" sería un punto, no una coma, salvo que se introduzca la conjunción "y". Así lo veo yo, al menos, pero si tú lo has interpretado de otra manera es para pensarlo. Ya me dices.

¡Para que luego digan que las comas no tienen importancia!

Gracias, como siempre, y un abrazo.

P.S: Nótese el "como siempre" entre comas, que no entrecomillado. También podría ir sin comas en este caso, pero "Como siempre, gracias" necesita la coma forzosamente.

P.P.S. Creo que haré una entrada titulada "La importancia de una coma".

Juanma dijo...

"...era absolutamente necesario que yo, que lo pensaba, fuese algo; y advirtiendo que esta verdad: pienso, luego existo, era tan firme y segura que las más extravagantes suposiciones de los escépticos eran incapaces de conmoverla..."

Efectivamente, tanto la traducción como su original francés dan la coma. Pero creo que la hace necesaria, a la coma (que son dos, por cierto), la frase completa. En tu greguería, la coma permite una lectura tanto en el sentido que le das como en el otro: similar al de la greguería siguiente con la "y". Basta, para ello, modificar la entonación en la lectura. Escribir la segunda greguería sin coma, por otro lado, no nos daría ninguna incorrección.

Pero bueno, al final yo creo que todo esto es también bastante subjetivo. Y una entrada dedicada a la coma, por favor, ¡¡la quiero ya!!

Un abrazo, querido mío.

Juanma dijo...

Por cierto, ¿te dejarás ver el día ocho en la presentación de los libros de un par de impresentables?...es por llamarte "parmenídeo" a la cara, que te lo debo.

Parsimonia dijo...

Al final todo se reduce a pensar y a escribir lo vivido, si vívido.

Besos.

E. G-Máiquez dijo...

La primera greguería, en mi actual estado de agobio escribiente, es una norma moral. A Renard, que dijo de alguien: "Piensa cinco minutos y escribe dos horas. El arte es lo contrario", le habría encantado tanto como a mí.

El tanka es estupendo. Tiene un aire a la poesía de Carlos Pujol, lo que para mí es un elogio.

Liliana G. dijo...

Pienso que vivirás cuando no pienses ni escribas, pues no creo que vivas pensando y escribiendo de por vida...

Esperaré la historia de tu vida que bien se la podrías endilgar a los japoneses en un intercambio cultural...

Besazos Ridao.

Luis Valdesueiro dijo...

Interesantes variaciones cartesianas. Me permito añadir una nueva, tomando como excusa la última greguería: Pienso, pienso... y cuando escribo, vivo.
¿Contesta a tu pregunta?

José Miguel Ridao dijo...

Menudo lío, Juanma. Sé que es una cagada, pero me has dejado en estado "comatoso". El jueves nos vemos, tráete al Manteca.

Así de reducida es la literatura, Parsimonia.

Te agradezco mucho los dos elogios, Enrique. La cita de Renard es muy buena; hoy la cosa va de moralidad y literatura...

Muy ingenioso tu primer párrafo, Liliana. de nuevo das muestra de tu agudeza. A ver si vendo esa historia a los japoneses, que están forrados de yenes. Y lo mejor es que, como son tan escuetos, la despacho en un par de páginas de haikus.

Escritura y vida, Luis, tan cerca y tan lejos. Yo creo que vivir para escribir es no vivir, y también creo que se puede escribir sin haber vivido mucho.

Abrazos.

JESUS FIDELIS dijo...

¿Pienso como escribo?
¿o quizás escribo como pienso?
No es la escritura un ejercicio de pensamiento ajeno. Sin embargo para otros externalización de su interior.
¿Y los que escribieron encuentros en la tercera fase, donde se encuadran?
Pura filosofía literaria...

Mery dijo...

¿No te das cuenta de que al pensar y escribir, estás viviendo otras vidas?
El esfuerzo imaginativo, la creación ¡ES PURA VIDA!
Enhorabuena.
Un abrazo

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
¡Pero si usted tiene tiempo para todo!
1) Llevar una bitácora de alta rentabilidad (15% TAE)
2) Escribir cosas que deberían cotizar en el Selecto Bitácorex 35
3)Dar clases de economía sumergida, emergida, externa, interna y con su producto natural bruto, neto y mixto
4) Predicar la economía Keynesina por los andurriales de Alájar (te imagino como al tío ése del desierto subido en un pilar y dando sermones...)
5) y su vida de privacidad (que no de privaciones ni de Private,jejejeje).
Salu2.

José Miguel Ridao dijo...

Jesús: Además de externalización del interior, internalización del exterior, que aflora en la pluma. Filosófico comentario, vive Dios.

Gracias, Mery. Yo discrepo un poco: para mí no es lo mismo vivir la vida que leerla o escribirla.

Pues tienes razón, Dyhego, salvo en una cosa: el 15% TAE no lo veo por ningún lado. Me conformaría con la mitad.

Abrazos no rentables.

Alejandro Muñoz dijo...

Perfectas las gregerías, José Miguel. Como ves he llegado bastante tarde a ellas.
Más vale tarde que nunca.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, Álex, nunca es tarde si la picha es buena.