lunes, 26 de octubre de 2009

¿Cree usted que la crisis ha tocado fondo?

Ésta es la pregunta estrella que me hacen desde hace un tiempo en mis clases de Economía. Lo primero que respondo es que la Economía es una ciencia que dista mucho de ser exacta, como sucede con todas las ciencias sociales, y que por desgracia yo no poseo una bola de cristal. Pero ellos insisten, y quieren saber cuál es mi opinión -no está mal esto del argumento de autoridad- y entonces yo se la doy, faltaría más.

Pues no, no creo que la crisis haya tocado fondo. No he hecho ningún análisis estadístico, pero la información que me llega y lo que observo con mis propios ojos, después de procesarlo con mi mente vestida de economista para la ocasión, no me hace ser optimista -y eso que lo soy por naturaleza-. Para salir de una crisis hay dos vías: una es la que proponen los liberales, y consiste en no hacer nada, pues ya el libre mercado se encargará de sacarnos, y la otra es la propuesta keynesiana, mayoritaria desde hace tiempo, y con una mayoría abrumadora precisamente cuando se sufre una crisis. En este país, y en todos, se ha optado por la segunda vía, pero ocurre una cosa: si se interviene hay que hacerlo con buen criterio, pues puede suceder que en vez de acortar la duración de la crisis ésta se alargue. En mi opinión esto es lo que está sucediendo en España, donde se está actuando con criterios políticos y electoralistas, y no económicos. Un ejemplo es lo que contaba hace poco del Plan E, abriendo y cerrando zanjas.

¡Que Dios nos coja confesados! La buena noticia: lo que digo siempre a mis alumnos, que lo mejor que tiene una crisis es que antes o después siempre se sale (mejor sería antes que después, pero bueno).

32 comentarios:

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
¿Qué escala ha de utilizarse para medir la crisis? Es de perogrullo que hay crisis y que hay paro a "puntapala" pero me hago estas reflexiones:
1) Oído en la radio: se necesitaban x trabajadores en los invernaderos de El Egido (Almería) y no cubrieron ni la mitad de los puestos.
2) El año pasado unos amigos fuerona esquiar a Sierra Nevada y me dijeron que aquello estaba para dar un trueno (de gente).
3) El Puente de la Fiesta Nacional estuvimos en Córdoba y nos dábamos guantazos para pillar una columna libre en la Mezquita y hacernos una foto. Comimos en un restaurante y se llenó.
4) La gente sale (aunque gastemos menos).
5) Sigo viendo móviles de última generación por aquí y por allá.
6) A río revuelto, ganancia de pescadores.
7) ¿Hasta qué punto la inercia del lenguaje favorece la expansión o duración de la crisis? Si sólo se oye decir que 2010 será peor, pues acabará siéndolo. Digamos que no será peor y ya llevamos algo ganado (Virgencica, Virgencica, que nos quedemos como estamos...).
8)¿Para cuándo la famosa diversificación de la economía?
Saludos Keynesianos

marisa dijo...

¿Es igual la crisis para el que no puede pagar su hipoteca y no sabe cómo llegar a fin de mes que para el que tiene que renunciar a alguno de sus "Mercedes" o cambiar un viaje a playas paradisíacas por otro a Benidorm? No sé...Hay quien habla de millones y otros sólo intentan cuadrar cinco ceros o incluso tres para que nada les falte a los suyos.Sin ayuda social la crisis nos recordaría viejos tiempos en los que las calles se llenaban de deshauciados y la miseria campaba por sus respetos.
Hay que dejar a un lado el electoralismo de unos y otros, el deseo de ganar o de continuar, y pensar en los más débiles, en los que se han visto más perjudicados y no abandonarlos a su suerte, o a su desgracia, porque al final puede ser la de todos.
Un beso Ridao.

JESUS FIDELIS dijo...

A la pregunta, mi respuesta es claramente, ¡no!. Aún es más, está empeorando, los que llevan ya dos años aguantando, empiezan a dar muestras claras de agotamiento.
Como bien decías, todas las decisiones que se han tomado, han sido tarde y lo que es peor, mal, muy mal, siguiendo criterios absurdos.
Estos nuevos presupuestos, nos llevan al desastre y la economía, real, va de mal en peor.
La situación es negra, el futuro, más.
La bajada del precio de los inmuebles, va a llegar a parámetros preocupantes, vamos a hablar de devaluación de patrimonios, ahí es nada.
El fondo aún no se vislumbra, seguimos en caída.

Máster en Nubes dijo...

Gracias, JM, en fin, no entiendo mucho pero por lo que veo de fondo nada y de brotes verdes menos. Agosto en Altafulla, Tarragona, 2 días que estuve a mitad del mes, playa estupenda, podías coger mesa a la hora que quisieras en el chiringuito; restaurantes esos de oficinistas en Madrid están cerrando, uno tras otros, la gente se trae la comida de casa; marroquiés y otros en mitad de la plaza de Collado Villaba, esperando a nada... a ver si alguien les contrata, como si fuera un pueblo de la frontera mexicana. De 1000 euros en agosto a 800 en octubvre por alquiler de una casa, y siguen bajando, cuanto más tardes, mejor alquilas (si eres el inquilino, claro). Bajadas también de más del 30% en casas en solo 6 meses (mayo - ahora). ¿Seguimos? 40% menos de mi facturación, también eso, de un año a otro...

Er Tato dijo...

Los liberales no proponemos no hacer nada, querido Ridao. ¡Pues anda que no hay nada que hacer! Exceso de legislación, inseguridad jurídica, intervencionismo a troche y moche -que no regulación, que de ésa sí somos partidarios los liberales-, mercado interior fragmentado en 17 reinos de taifas, mercado laboral dual y extremadamente rígido, absurdo sistema de negociación colectiva, Estado mastodóntico y atrofiado,...

Y no, la crisis no ha tocado fondo y nos esperan algunos años muy malos. Tanto peores cuanto más tardemos en cambiar profundamente muchas cosas y asumir todos los correspondientes sacrificios.

Un abrazo

Capitán dijo...

Lo bueno de las crisis es que se acaban, lo malo de èsta es que no tengo claro que mis hijos la vean acabar, al paso que vamos...

Que pregunten en Argentina si hay crisis largas.

José Miguel Ridao dijo...

Tus observaciones son ciertas, Dyhego. Lo que ocurre es que la crisis no ha alcanzado un nivel tan alarmante como para que la gente esté tan asustada que no gaste, aunque ya hay muchos que lo hacen, y además a los que están pasando realmente necesidad no los vemos, sencillamente porque no salen. Esperemos que esto no vaya a más, porque entonces ya no se podría "vivir de las rentas", cada uno se buscaría la vida como pudiera, sobraría gente para recoger aceitunas y fresas y todo sería un desastre. En cuanto a la inercia del lenguaje, no creo que tenga tanto poder, aunque soy el primero en condenar el alarmismo, como hice en la entrada que enlazo de la bola de cristal.

Saludos optimistas pero realistas.

José Miguel Ridao dijo...

Tienes toda la razón, Marisa. Toda crisis golpea más fuerte a los más débiles, y luego le toca el turno a la clase media. Hace falta solidaridad, y dejarse de peleas políticas.

Un beso. Sospecho que tu santo estará de acuerdo con mi entrada de hoy.

José Miguel Ridao dijo...

Coño, Jesús, me has cortado el cuerpo. Apocalíptico te veo. Espero, por el bien de todos, que te equivoques.

Un abrazo acojonao.

José Miguel Ridao dijo...

Pues eso, Aurora. Sólo te puedo decir que hay que ser optimistas, y ojalá rebotemos pronto, y tu facturación rebote también.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Entonces, Tato, los liberales os dedicáis a desfacer los entuertos perpetrados por el Estado, y entiendo que cuando estén deshechos hay que aplicar la máxima de los economistas neoclásicos, y dejar actuar a la mano invisible. Es decir, no hacer nada (salvo trabajar mucho y bien). En cuanto a la regulación, pienso que a veces tiene una influencia perniciosa en la economía mayor aún que el intervencionismo, por mucho empeño que se ponga en hacerlo bien.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

No seas cenizo, Capitán, que hay que ser optimista, joé. En cuanto a Argentina, a ver qué nos cuenta Liliana, pero sospecho que su Economía no terminó nunca de despegar, luego no ha lugar hablar de una crisis.

Abrazos.

Alejandro Muñoz dijo...

La imagen que ilustra la entrada de hoy lo dice todo.

JESUS FIDELIS dijo...

"Acojonao" hace meses que estoy yo, y todos los indicadores y la "calle", no me sacan el susto, al contrario.
Ojala esto fuera como creer en la hadas:
-. Yo creo, sí creo...
...y todo solucionado.
Pero me temo que el mundo de Bambi,es sólo de él, los demás vivimos en otro.
Incluso cuando Solves describía la situación (antes de hacer la espantada), yo ya decía que quería vivir en el país que el describía, que en nada se parecía al de la realidad. Ahora no está ni él, ni te cuento...
Es que has mentado la "bicha".

Er Tato dijo...

Los liberales nos jodemos como los demás, querido Ridao. Y en todo caso, el Estado no perpetra nada -no es más que otro sufridor-, sino nuestros ignaros políticos.

Otro abrazo, pero que vaya corriendo el aire.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Creo que todavía no ha tocado fondo.

José Miguel Ridao dijo...

Es verdad, Álex. A ver si entre todos logramos doblar el puñetero rayo para que mire hacia arriba.

Abrazos rayados.

José Miguel Ridao dijo...

No, Jesús, si razón la tienes toda. Lo que pasa es que prefiero ser optimista... proactivo, creo que se dice.

Un abrazo desacojonao.

José Miguel Ridao dijo...

No me jodas, Tato, claro que os jodéis, si no todos los keynesianos se pasaban a liberales. Hay que ver, te comparo con Don Quijote y no te gusta... Y cuando digo el Estado me refiero a los politicastros que nos dirigen, es que he empleado el todo refiriéndome a las partes (seguro que el Profe sabe cómo se llama eso).

Un abrazo perpetrado.

José Miguel Ridao dijo...

Eso parece, Javier, eso parece. ¿Te imaginas que mañana empezamos a mejorar?

Un abrazo nidecoñero.

Julio dijo...

Me dejas acojonado, Ridao.

Alejandro Muñoz dijo...

Dale viagra, pues.

José Miguel Ridao dijo...

No te preocupes, Julio, que nuestro sector no sufre. Yo tengo un grupo de bachillerato este año con 45 alumnos.

José Miguel Ridao dijo...

Viagra no, Álex, que produce ira, y ya está el patio bastante tenso. ira ira ira ira ira ira...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nunca Ridao.

Me acaban de encargar un prólogo a un libro de ZP.

José Miguel Ridao dijo...

Qué pena, Javier, ya te podían haber encargado un epílogo, o un epitafio...

Pasión dijo...

José Miguel, hace mucho tiempo que he tocado fondo, es decir la ruina, pero sobrevivimos con optimismo.

Se nos quitan las ganas de seguir adelante, tanto trabajar, tanto luchar por nuestros hijos...

Al final llegan unos listos/as, te roban hasta el carne de identidad.

Abrazos.

Mery dijo...

Si señor, bien dicho.
Intervenir exige buen criterio y mejores intenciones.
Mucho me temo que saldremos de ésto a la buena de Dios, y por nuestros propios medios.

Un abrazo

Liliana G. dijo...

Los que siempre tocamos fondo somos nosotros, Ridao, no las crisis. Y justamente este factor es el indicador justo, el que no engaña, el que se libra de la política proselitista y de los falsos gurúes economistas (dije los falsos).
De modo que cuando nosotros hacemos pie en tierra firme, es justo allí cuando podemos decir que la crisis tiende a darnos un respiro, porque de desaparecer... mmmm, tengo mis dudas...

Besazos Ridao.

José Miguel Ridao dijo...

No pierdas el optimismo, Pasión, que lo es todo.

Un muy fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Pues sí, Mery, me temo que así será.

Un beso.

José Miguel Ridao dijo...

Tienes razón, Liliana, he humanizado algo tan inhumano como una crisis. Es verdad que nunca desparecen del todo; lo que hace falta es que los respiros sean muy muy largos, y que durante ellos no nos atiborremos de oxígeno, como ha pasado aquí en los últimos años.

Besos.