lunes, 23 de noviembre de 2009

Bloguerías (X)


1. Choplog: almeja de bitácora.

2. Aunque muchos no se den cuenta, la calidad de una entrada no se mide por el número de comentarios que recibe.

3. Desinhíbete en tu blog, estás en tu casa.

4. El número de comentarios de una entrada es inversamente proporcional a su longitud.

5. La longitud de una entrada es inversamente proporcional a la del miembro de quien la escribe.

6. Si quien escribe es una miembra no tiene miembro, pero puede hacer entradas largas.

7. El tiempo que dedicamos al blog es inversamente proporcional al tiempo libre de que disponemos.

8. El número de entradas publicadas al mes es directamente proporcional a la cantidad de blogueína en sangre.

9. La cantidad de gilipolleces que se escriben en un blog es inversamente proporcional a las horas de sueño.

10. Desde que abrí el blog duermo fatal.

23 comentarios:

Rosna dijo...

Y hoy un chopkampai , a su favor ...
kampai !!! Kampai !!!
Siempre una pizkita de (h)umor nos dib(v)uja sonris(z)as .
Aunque creo que me tira más el Simbolismo Ridao san (-_-) jajajaja ... Upsssss .. no dije na de na ...
Buen inicio de semana !!!
Rosna

Máster en Nubes dijo...

El 3 es fundamental, creo yo, sin querer hacer daño nunca, eso sí. El 5, hombre, ejem, no quiero caer en un tópico pero es posible que lo que importe no sea la longitud en texto o miembro, sino ... ¿la cadencia, el ritmo, la habilidad, que te enganche a fin de cuentas? ponga Vd. lo que quiera. Gracias por el 6 porque a veces hay arrepentimiento cuando ya es tarde y sobre todo porque el undécimo mandamiento vital es no ser pelma ni reiterativa, ahí si que no. Del 9 pasa, ay, aunque también puede ser una cuestión de por dónde sopla el viento, que a veces cambia y no sabes por qué.

Ah, el último: quizá tu 10 no tenga que ver con el blog sino con la santa infancia.

José Miguel Ridao dijo...

¡Un brindis almejero en japonés! Me honras, Rosna. Muchas gracias. De simbolismo voy siempre bien servido, espero que no te ofendas con algunos de mis ridaikus, que sé que en tu isla el haiku es algo muy serio.

Buena semana para ti también, y un abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Ayer estaba de acuerdo con la quinta bloguería. Hy, evidentemente, no. Abrachop.

José Miguel Ridao dijo...

Nada, nada, Aurora. El 5 es una verdad como un templo. Respecto al 10, hay quien piensa que aún no he salido de la infancia. No sé por qué lo dirán, con lo profundo que soy...

Juan Antonio, todo lo que pase de 38 líneas es una barbaridad, créeme.

Dos abrachops (me ha gustado la expresión).

Olga B. dijo...

El quinto no siempre es verdad, no te empeñes;-) El primero, sí. El octavo, depende... el décimo es ley.
Chop, chop.

José Miguel Ridao dijo...

Que sí, Olga, lo que yo te diga. Salvo que tengas información de primera... mano; entonces me callo. Los tíos que van por ahí roneando la tienen pequeña, es un hecho probado.

Chossssp.

Libros Gratis dijo...

jaja excelente y comparto, el 5 es indiscutible! Y el 9 pues... lleva gran parte de razón!

Liliana G. dijo...

La calidad de la entrada se mide por la desinhibición que el dueño de casa le confiere al hecho de que su miembro posea una longitud tal, que no repare en el tiempo que pasa subiendo gilipolleces en lugar de dormir... :)

¡Ah, de las bloguerías! ¡No te duermas, Ridao! Jajajajaja

Besotes a granel.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias, libros. ¡Qué gran verdad el 5!

Menudo compendio, Liliana. Me dejas patidifuso. Por cierto, muy honrado por tenerte como madrina de cierto concurso.

Abrazos.

Joaquín dijo...

Lo importante no es la cantidad, sino la calidad. La calidad se mide por la duración. El ideal, dura menos de 1 minuto (deseable menos de treinta segundos). Me refiero, naturalmente, al tiempo que tardas en leer una entrada.

Las hojas del roble dijo...

10. A mí me pasa lo contrario, Ridao

Antonio Azuaga dijo...

Que yo sonría es cosa rara; que me ría, rarísima; que me dé un ataque de tos consecuencia de la carcajada, algo que no me pasaba desde hace siete años, cinco meses, doce días y once horas y media… ¡Estoy tosiendo!

Buenísimos todos; el quinto, de “efectos especiales”.

Gracias, y un abrazo

Octavio dijo...

La chica que tengo a mi lado dice "chop, chop, chop". Y no mueve la boca.
Un abrazo. O abrachop, como inventa el profe, que suena mejor.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Su entrada de usted ocupa exactamente 20 líneas.
Si se tiene en cuenta el axioma nº 5 y lo que usted da como cierto, nos encontramos con una magnitud 20 que puede interpretarse con una proporcionalidad de 10 ó de 40. Dado que 40 es impensable en la raza humana, el algoritmo 10 ¿debe ser el más ajustado a la realidad?
A mí siempre me resultaban muy excitantes las clases de trigonometría, con tanto seno, coseno, cotangente, cosecante, puf, las parábolas se asintotaban y el número pi acaba con una incógnita de alfas...
Si te parece la entrada un rollo (que lo es) puedes borrarla, que no me he de enfadar.
Salu2.

José Miguel Ridao dijo...

Gracias por la lección, Joaquín. Acabas de describir una blogaculación precoz.

Hombre, 69, casi no te reconozco. Por eso eres tan sensato, ya decía yo.

Ma haces sentir orgullosísimo, Antonio. ¡Tanto tiempo después! ¡Y tan bien contado! A más no puedo aspirar como humorista...

Pero hombre, Octavio, no me digas que te llevas el portátil hasta er núo, como quien dice. Y luego me dicen a mí con el trono...

Acertaste, Dyhego. Y te falta decir que las unidades son decímetros. Una barbaridad, ya lo sé. Lo tengo que enrollar, si no me voy pisando por la calle.

Abrazos fantasmeros.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Cuando dices que te lo tienes que enrollar ¿te refieres al papel higiénico? (Lo digo por el trono ese famoso).
Jajaja.
Un saludo.
(Espero que te lo tomes como la broma que es).

José Miguel Ridao dijo...

Entiendo que me envidies, Dyhego. En realidad no me lo enrollo, he descubierto un sistema parecido al de los catalejos para que ocupe menos espacio. Yo le llamo "churra telescópica".

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Eres la polla!

(Perdón, número 11)

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Es un alivio leerte, pues entonces mis entradas deben ser magníficas... Ahora, en serio, estoy de acuerdo con lo que dices, aunque lleva su tiempo encontrarse a uno mismo en el blog y darle un sentido satisfactorio para uno mismo. Saludos.

Alejandro dijo...

... mi enhorabuena por tu décima entrega que completan tus primeras 99 bloguerías (falta una en la primera).

El número de entradas publicadas al mes es directamente proporcional a las reprimendas de quien acaba de darme las buenas noches.

A partir de esta semana, entradas breves en mi blog. ¡Que no se diga, trípode!

Javier Quiñones dijo...

Pues por lo que veo, por la coña y por la no tan coña, aunque vete tú a saber, hemos coincidido, José Miguel, en nuestras entradas de hoy. A mí me la provocó la lectura en "El País" de las noticias sobre Yoani y el casi linchamiento, porque le faltó el pelo de un calvo, sobre su marido, que sin saber quién es, me recordó vagamente, quizá fuera su aspecto físico, al poeta Reinaldo Arenas, aquel que encarnaba Bardem en "Antes de que anochezca". En fin...
Como siempre, ¡bravo!
Un fuerte abrazo, Javier.

José Miguel Ridao dijo...

Sí, Javier S., La polla records. Te podía dar un premio sobre premio (agárrame la tramoya), pero sería demasiada generosidad. Gracias.

Yo estuve dos meses con cero comments, tocayo. Excelsas entradas, vive dios. Tienes razón, cuesta un tiempo encontrarse a gusto, sea con mucha compañía, poca o ninguna.

Gracias, Álex, por tu observación. Bueno, 99 es un número bastante redondo también. Mientras nos sigan dando las buenas noches, nosotros a lo nuestro.

Acabo de venir de tru blog y me encuentro con tu comentario, Javier Q. Me gustan estas conincidencias, a veces pienso que hay cierta telepatía. Muchas gracias.
Creo recordar qe titularon la película "Antes que anochezca". Imperdonable; tengo prevista una entrada sobre el antidequeísmo.

Un abrazo, y muchas gracias por vuestros comentarios.